López Obrador tunde a Salinas, Zedillo, Fox… y otra vez a la prensa fifí

lunes, 25 de marzo de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).— El presidente Andrés Manuel López Obrador despotricó contra los expresidentes del país, quienes, aseguró, “contribuyeron a polarizar el país”, “a la desigualdad” y hasta a “convertir al país en un cementerio”. Luego de ser cuestionado por los reporteros sobre el uso del término “prensa fifí”, el presidente endureció el gesto y soltó: “Eso seguramente mañana lo va también a dar a conocer la prensa fifí. ¿Cuáles fueron las empresas que se crearon? No sólo en el sexenio pasado, porque también la prensa fifí tiene sus simpatías partidistas. Entonces, le echaron toda la culpa –no estoy defendiendo– al gobierno pasado, y para atrás se olvidaron de hacer cuestionamientos, de hacer críticas”. Entonces el tabasqueño comenzó por Carlos Salinas de Gortari, a quien llamó “padre de la desigualdad social de México”. “Y es todo el periodo neoliberal, son 36 años, es de Salinas para acá. Es Salinas el padre de la desigualdad social en México, es el que más polarizó, el que creó la nueva oligarquía, el que trasladó los bienes del pueblo de México y de la nación a particulares, a sus allegados”. Hay un dato que es muy relevador, dijo: la revista Forbes, en su lista de los hombres más ricos, cuando entró Salinas había uno en México, una familia, la Garza Sada, con dos mil 500 millones de dólares; aparecía en la lista uno. Terminó Salinas y ya habían 24, pero no tenían dos mil 500, ya tenían 48 mil millones de dólares en un sexenio. También tuvo para Ernesto Zedillo y el caso del Fobaproa. “Luego Zedillo. ¿Qué fue el Fobaproa? Convertir deudas privadas en deuda pública. Hagan la cuenta de cuánto ha costado eso. Todavía se sigue pagando año con año, 40, 50 mil millones de pesos del presupuesto sólo para pagar intereses del Fobaproa. Cuando iban a llevar a cabo este rescate, ¿por qué no se rescató primero al pueblo?, ¿por qué se rescató a los de mero arriba? Bueno, Zedillo informó que iba a costar el rescate 110 mil millones de pesos, y ha costado dos billones. Y volvió a mencionar a la “prensa fifí”. “¿Y saben qué? Para los fifí y para los conservadores fue un buen presidente”, atizó López Obrador. A Vicente Fox lo llamó “traidor de la democracia”; a Felipe Calderón lo tildó por los muertos en su sexenio; mientras que a Enrique Peña Nieto por la corrupción. “Fox, ¿que no era el cambio? Resultó un traidor a la democracia –dicho por él mismo– que él se encargó de que no llegáramos nosotros, qué él participó para que se robaran la elección en el 2006… Calderón convirtió al país en un cementerio…Peña, corrupción. Entonces, eso es lo que enfrentamos. A ver ¿dónde está la autocrítica de los aplaudidores de estos regímenes? ¿Dónde está?”, cuestionó a la prensa.

Comentarios