Operativo de seguridad en Tijuana redujo en 25% índice de homicidios: Sedena

miércoles, 27 de marzo de 2019
TIJUANA, B.C. (apro).- Para el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el operativo especial de seguridad que implementó para frenar la criminalidad en Tijuana, ciudad calificada por el Consejo Ciudadano para la Seguridad y la Justicia Penal como la más peligrosa del mundo, es “un éxito”. Esto porque a 51 días de aplicar el programa especial, éste redujo en un 25% el índice de homicidios dolosos en la metrópoli fronteriza, afirmó este día el secretario de la Defensa Nacional (Sedena), Luis Crescencio Sandoval, al participar en la conferencia matinal del presidente Andrés Manuel López Obrador. El militar aseguró que cuando el operativo inició el 4 de febrero, luego de que el día previo 21 personas perdieron la vida en hechos violentos, Tijuana tenía una tasa de homicidios diarios de 5.2, hoy esa cifra bajó a 4.0, aseguró el titular de la Sedena. Dio algunos detalles de cómo los mandos coordinados del Ejército, la Marina y todas las corporaciones policiales lograron su objetivo: hicieron un análisis de la situación e identificaron los factores que inciden en el problema de la ultraviolencia: la presencia de fuertes organizaciones criminales, la constante migración, el tráfico de enervantes y los problemas sociales que motivan a la población flotante. También se destinaron 2 mil 231 efectivos de las corporaciones que integran el programa especial y éstos se distribuyeron en los 11 sectores, 21 bases de operación mixta y seis puestos militares de seguridad que se crearon en la ciudad, algunos de ellos con más prioridad que otros debido a su alta incidencia y presencia delincuencial. El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, recordó que a diferencia del estado de cosas en que estaba Tijuana antes del operativo, hoy el número de asesinatos dolosos se redujo de cero a dos o tres por día, pero reconoció que hay jornadas, como las de ayer, en que se contaron siete homicidios. “Ayer fue una cifra fue muy alta, pero comparativamente baja a lo que teníamos. Definitivamente hay un quiebre, pero no estaremos satisfechos hasta que no nos preocupemos de la estadística.” Informó que el programa opera con algunas limitaciones porque no tiene aún el porcentaje de elementos que requiere para lograr sus objetivos, “pero fortalecimos Tijuana y la Guardia Nacional nos dará (a los elementos) para tener un estado de fuerza permanente con el cual enfrentar a la delincuencia”. Andrés Manuel López Obrador se limitó a decir que el programa especial en Tijuana logró un avance importante, “una disminución considerable sobre todo en lo que tiene que ver en el principal delito que es el de los homicidios.” Eso, agregó, permite a su gobierno afirmar que hoy existe un incremento positivo en la percepción ciudadana de seguridad, así como un mayor número de denuncias ciudadanas, un mayor flujo de turistas y el fortalecimiento de las instituciones de seguridad pública en el estado, de cuyo gobernante, el panista Francisco Vega de Lamadrid, no quiso hablar “porque tengo una muy buena relación con él.” El pasado 11 de marzo, el Consejo Ciudadano para la Seguridad y la Justicia Penal reveló que Tijuana y Ensenada ocuparon los lugares 1 y 34 en la lista de las 50 ciudades más violentas del mundo en el año 2018. Fue la primera vez en la historia del listado que Ensenada ingresa al registro y lo hizo con una tasa de 46.60 homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes, cifra muy alejada de la letal Tijuana que reportó una cantidad de 138.26 asesinatos por cada 100 mil habitantes. La organización civil manifestó en las conclusiones de su estudio que las políticas erróneas que no sirven para abatir la violencia, y tratan de que el Estado no aplique la ley, son: 1.- Legalizar las drogas. 2.- Dar subsidios a delincuentes. 3.- Negociar con malhechores al ofrecerles treguas y/o amnistías, que son parte de la estrategia del gobierno de López Obrador para combatir la criminalidad en México.

Comentarios