AMLO evita pronunciarse sobre dichos de Celia Maya y la adopción homoparental

martes, 5 de marzo de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Una vez más, el presidente Andrés Manuel López Obrador evitó pronunciarse por un tema que, siendo de constitucionalidad, expuso en el ámbito “del respeto” a los demás. La polémica surgió desde ayer, a partir de la comparecencia de Celia Maya, propuesta por López Obrador en la terna para ocupar un asiento en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). Y es que, siendo la adopción un derecho adquirido y con criterio firme, fue expuesto por la aspirante como asunto de revisión casuística, anticipando una revisión especial a los aspirantes a padres de un mismo sexo a demostrar su capacidad para adoptar. Las críticas vertidas contra la aspirante, originaria de Querétaro, fueron tanto por la postura moralina como por contravenir un principio del sistema jurídico mexicano como lo es la generalidad del derecho, que se contraviene con ambas posiciones. López Obrador no quiso abundar en el asunto esta mañana, aunque sí planteó:  
“Creo que todos tenemos que ser respetuosos, no ofender a nadie, cuidar nuestra forma de expresarnos, pero es responsabilidad de cada quien… “… y además, somos responsables de nuestros actos, en una sociedad tan madura como la actual, la gente está muy consciente; el que comete una imprudencia, se excede, pues es mal visto. Todos tenemos que autolimitarnos, ser cuidadosos… ya no es lo mismo, (tenemos que) ser respetuosos. Si son candidatos tienen que cuidar su comportamiento porque de eso va a depender cómo los senadores van a decidir y toman en cuenta todo”, dijo.
No hay favorita para la SCJN El mandatario insistió hoy en que no tiene candidata favorita a la SCJN, de la terna que presentó al Senado de la República y que podría definirse en el transcurso de hoy. Dicha terna está integrada por la mencionada Celia Maya, cuya experiencia es en la justicia local; Loretta Ortiz, abogada de amplia trayectoria académica y Yasmín Esquivel. Hasta la semana pasada, la posición de Celia Maya era privilegiada, pues de acuerdo con fuentes de la Presidencia de la República, tenía mejores posibilidades respecto a Ortiz y Esquivel, la primera esposa del flamante fiscal electoral, José Agustín Ortiz Pinchetti; la segunda, esposa del empresario José María Rioboó, identificado como próximo al mandatario. Hoy, el presidente López Obrador fue reiterativo y abundante en su declaración respecto a la ausencia de línea en el caso y en definitiva aseguró que él había cumplido con presentar la terna y era cuestión del Senado decidir por la mejor.  

Comentarios