Ruiz Massieu rechaza propuesta de expulsar a Peña del PRI

miércoles, 6 de marzo de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La presidenta nacional del PRI, Claudia Ruiz Massieu Salinas manifestó que no está de acuerdo con la propuesta de expulsión del partido del expresidente Enrique Peña Nieto. Dijo que como cualquier militante y miembro del Consejo Político Nacional Peña Nieto tiene derecho a participar en los órganos partidistas. Reiteró su reconocimiento al expresidente y rechazó la propuesta de expulsión manifestada por el dirigente de la corriente Democracia Interna, Ulises Ruiz. En un desayuno con reporteros admitió que el PRI ha sufrido una pérdida de competitividad desde hace mucho tiempo en la medida que creció la competencia. El reto, dijo, es acelerar el nuevo papel de oposición, señaló al recordar que en 2000 y 2006 cuando perdieron las elecciones presidenciales lograron recuperarse. Destacó que el PRI tiene fortalezas en su militancia para salir de esta situación en que quedaron tras la elección del pasado primero de julio. Subrayó que se ha mantenido la unidad y hay un proceso de renovación basado en un proceso democrático, contrariamente a lo que ocurre con el PAN, donde el expresidente Felipe Calderón se salió para formar un partido nuevo. “A pesar de los errores cometidos somos un partido con mucho futuro, hemos perdido competitividad, pero estamos aprendiendo a competir en este nuevo contexto. Lo primero será recuperar la confianza de la gente”, sostuvo. Por otra parte, reconoció que la situación financiera del PRI se tuvo que ajustarse para hacer frente a las multas y a las deudas adquiridas en campaña. “Tenemos que hacer un esfuerzo de racionalización de los recursos y buscar otras fuentes de financiamiento” indicó al señalar que pueden ser las aportaciones individuales, aumentar las cuotas de militantes y venta de publicaciones especializadas a través de la Fundación Colosio. En cuanto a su relación con el gobierno de López Obrador, manifestó: “no seremos una oposición satélite, tampoco rechazando todas las propuestas de gobierno. Seremos una oposición firme y constructiva”. En este sentido manifestó que en los casos de la reforma educativa propuesta por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y de la Guardia Nacional, la posición del partido no será frenar sino construir los nuevos acuerdos que beneficien al país. Externó su preocupación por la pérdida de confianza de empresarios, inversionistas y organizaciones sociales en los primeros 100 días de gobierno de López Obrador. Auguró que las decisiones erráticas como la cancelación del aeropuerto en Texcoco han generado esa desconfianza que tendrá un impacto negativo en las finanzas públicas, en la economía familiar, así como las bajas estimaciones de las calificadoras internacionales. Ruiz Massieu consideró deficiente la implementación de las decisiones presidenciales y acusó a los miembros de su gobierno de inexperiencia al no ayudarlo. Sobre las protestas y abucheos a los gobernadores presuntamente organizados desde el partido Morena, dijo que en nada ayuda a la convivencia democrática ni al presidente López Obrador. “Presentaremos un punto de acuerdo en las cámaras ante esto que es un retroceso en la vida política de buscar anular desde el gobierno los contrapesos en los estados”. En cuanto a la reducción del presupuesto a los partidos señaló que propone Morena dijo está bien pero cómo parte de una revisión de todo el sistema electoral y no con la intención de debilitar o desaparecer a la oposición. Recordó que el financiamiento público es importante para garantizar la pluralidad y para atajar cualquier intento de intromisión de recursos ilegales. Adelantó que la próxima semana enviará una solicitud al Instituto Nacional Electoral (INE) para que se coadyuve en la organización para elegir a la nueva dirigencia. Estimó que la elección sería en julio y la convocatoria para los aspirantes podría salir en abril entrante. Reconoció que la próxima dirigencia tendrá que darle confianza y credibilidad al PRI, y que convoque a la unidad.

Comentarios