Plan de reparto de dinero funcionará solo si AMLO cumple más promesas: The Economist

viernes, 8 de marzo de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La estrategia de Andrés Manuel López Obrador, que consiste en entregar más dinero a las personas, solo funcionará si “cumple con sus demás promesas”, como reducir la inseguridad y la corrupción, mientras que los problemas económicos que se vislumbran este año representan la “amenaza principal” a su popularidad, observó The Economist. Para ilustrar el panorama económico adverso, la revista citó la reducción de las previsiones de crecimiento de 2.5% a 1.6%, las inversiones extranjeras a la baja –“en parte porque los inversionistas no creen en AMLO, y en parte porque la reducción de impuestos en Estados Unidos hace más atractiva la inversión ahí”--, la deuda de Pemex, o una posible recesión en Estados Unidos que provocaría una de rebote en México. “Ello generaría problemas para un presidente que necesita de crecimiento económico para financiar sus programas sociales”, sostuvo la revista británica, que expresó en varias ocasiones su hostilidad hacia López Obrador durante la campaña presidencial y consideró su triunfo como un “experimento riesgoso”. A unos días de cumplirse los primeros 100 días de gobierno de López Obrador, la revista –de corte neoliberal-- observó que el presidente “ya llevó un cambio considerable” en la gestión del país, ya sea por la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), el regreso a una política exterior de no intervención, la reducción de los salarios de la alta burocracia o el hecho de que viaje en vuelos comerciales. “A más de los tres cuartos de los mexicanos les gusta lo que observan”, subrayó el análisis, al recordar que AMLO “es más popular que cualquier presidente” desde la transición democrática, en contraste con su predecesor, Enrique Peña Nieto, quién dejó el poder siendo “el presidente menos popular”. Sin embargo, el texto advirtió que el número de homicidios sigue aumentando y que la Guardia Nacional podría resultar insuficiente para compensar “las fallas en las policías estatales y municipales”. “AMLO se negó en nombrar un fiscal anticorrupción independiente”, señaló el análisis, y añadió: “cualquier escándalo saboteará sus afirmaciones según las cuales su honestidad inspirará probidad entre los demás”. El texto, titulado “Pesos para la gente, AMLO reparte efectivo en sus primeros 100 días”, recuerda que “AMLO empezó a entregar más dinero de manera directa a los individuos (…) quiere eliminar el intermediario”. Recordó las instrucciones presidenciales de que las instituciones dejen de canalizar recursos a organizaciones de la sociedad civil, e insistió en su pifia reciente, cuando fue incapaz de explicar su estrategia para proteger a las mujeres víctimas de violencia. “Con AMLO, el Estado tomará las riendas y el crédito. Sin embargo, debe conciliar esta ambición con la necesidad de contener el gasto y evitar los déficits presupuestarios”, advirtió la revista, que en su editorial del pasado 21 de junio –10 días antes de los comicios—arremetió contra López Obrador y aseveró que el tabasqueño “tiene poca idea de cómo funciona una economía o una democracia moderna”.

Comentarios