La mujer indígena es la más marginada: Gutiérrez Müller

sábado, 9 de marzo de 2019
GUADALAJARA, Jal (proceso.com.mx).- Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del presidente Andrés Manuel López Obrador, considera que se debe valorar a la mujer indígena, al ser la más marginada. "Yo creo que hay que darle su lugar sin duda, de toda la gama de mujeres, digamos que existen en México, ella es la que está más a la zaga, pero no por su gusto, porque la sociedad, el resto, la pone a la zaga. La mujer indígena es la más marginada incluso por los indígenas, entonces yo creo que tenemos que darle la mano a la mujer indígena, para colocarla a la par de otras", comentó. Con relación al Día Internacional de la Mujer que se celebró este 8 de marzo, comentó que "es un recordatorio de un sufrimiento, de un día complicado para las mujeres en la historia de la humanidad, que se ha convertido, no está mal, para bien, un festejo, un recordatorio que existimos y que somos nada más que la mitad del mundo y que estamos presentes". La doctora Beatriz Gutiérrez hizo su declaración al presentar en esta ciudad su libro La memoria artificial en la historia verdadera de la nueva España de Bernal Díaz del Castillo, en el auditorio de la universidad del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente (Iteso). A una de las preguntas que le formuló una de los asistentes sobre el por qué los mexicanos segregan su historia, respondió que "hay un tipo de memoria institucional, es cuando como Althusser señalaba en este gran libro que se llama Los aparatos ideológicos del Estado, cuando se decide desde arriba, un pequeño grupo, a lo mejor que ni siquiera es del país, decide qué tiene que recordar una nación y con qué fines, entonces habría que hacer toda una revisión sobre este problema de investigación derivado de un régimen político, social, económico, o pedagógico como lo quieras ver". Añadió "aquí mismo en la universidad hay una ruta crítica (...) No lo pierdan de vista, sí hay poderes arriba decidiendo qué vamos a recordar en una nación y qué por tanto vamos a olvidar o a recordar de un modo a conveniencia de ciertos intereses. Ahí te lo dejo. Sí hay, habríamos que verlo deliberadamente, individual, socialmente y del mundo institucional”, refirió Gutiérrez Müller. El auditorio con un cupo para 120 personas, se llenó, por lo que se rehabilitó un espacio alterno, con la misma capacidad, para que los asistentes observaran la transmisión vía streaming. Durante la presentación que comenzó en punto de las 17 horas, tuvo una duración de una hora con 30 minutos, los asistentes escucharon el análisis que realizaron el profesor e historiador de la Universidad Iberoamericana, Alfonso Mendiola Mejía; el rector del Iteso, Luis Arriaga Valenzuela y el académico de la misma casa de estudios, Alfonso Javier Alfaro Barreto. Alfonso Mendiola comentó que una de las aportaciones del texto de Beatriz Gutiérrez es que interpreta el contexto del siglo XVI, tiempo en que el soldado Bernal Díaz hace una crónica muy minuciosa de lo que vivió entre 1550 y 1563, cuando inició la conquista de la nueva España. "El texto en su primera parte analiza el tema de la memoria artificial desde las retóricas grecolatinas, hasta las retóricas del renacimiento, y va analizando las técnicas de la memoria. Una de las cuestiones que me parecieron interesante es el conocimiento de la autora, de la discusión contemporánea sobre el tema de la memoria, los autores que utilizaba me parecían era los más pertinentes para trabajar el tema de la memoria", comentó Mendiola. Javier Alfaro calificó la obra de Beatriz Gutiérrez (por cierto fue su tema de tesis para conseguir el grado de Maestría), como un "volumen oportuno y estimulante", puesto que el 14 de marzo de este año se conmemora el inicio de la Conquista de México, evento que concluyó en 1521, con la caída de Tenochtitlán, y el "surgimiento de una épica, de la cual Bernal es el primer responsable". También comentó que el "libro es particularmente estimulante porque nos recuerda la dimensión esencial que tienen los asuntos de la memoria, en la construcción y en la armonía de las sociedades". Prosiguió: "Una situación que es especialmente necesario tomar en cuenta en un país como el nuestro, cuyas mayores fragilidades es precisamente la poca solidez de nuestra memoria común, siglos de espasmos y conflictos internos, nos han hechos olvidadizos, y nos han dificultado encarar con franqueza y lucidez muchas experiencias del pasado. Ojalá que esta memoria atenta a los avatares de la memoria, nos ayude a situar en el centro de nuestras preocupaciones las imágenes donde creemos encontrar las claves de nuestra realidad que nos ayude a definir quiénes somos y qué direcciones podemos tomar en el futuro", acotó Javier Alfaro. Por su parte, el rector del Iteso refirió que el libro de 146 páginas es "diminuto en tamaño y rico en contenido", que ofrece una lectura original de Bernal Díaz del Castillo. Además, comentó que "es un documento imprescindible para comprender el llamado encuentro de dos mundos, ya que nos brinda una visión de primera mano, de un testigo de vida como se define asimismo el autor, acerca de lo acontecido en los albores del siglo XVI, tras la llegada de los españoles a este continente".