La CNDH pide al gobierno agenda clara en materia de política ambiental

lunes, 22 de abril de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) urgió a las autoridades de los tres órdenes de gobierno atender los problemas que influyen en el cambio climático y las exhortó a establecer una agenda clara sobre política ambiental, así como políticas públicas que garanticen el derecho a un medio ambiente sano, la salud, la alimentación y un nivel de vida adecuado. Los problemas que se derivan de la política energética, disposición de residuos sólidos urbanos, deforestación, calidad del aire y el desarrollo de megaproyectos, además de los impactos del cambio climático, son algunas de las problemáticas que demandó atender el organismo, desde una visión integral y con enfoque de derechos humanos. En el Día Internacional de la Madre Tierra, a conmemorarse hoy 22 de abril, la CNDH subrayó la necesidad de buscar un equilibrio justo entre las necesidades económicas, sociales, culturales y ambientales. Explicó que el desarrollo sostenible, es decir, la satisfacción de las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras, se sustenta en los pilares del desarrollo económico, desarrollo social y protección del medio ambiente. Para abordar el cambio climático de manera transversal, expresó, es fundamental la participación del sector privado, la sociedad civil, las organizaciones no gubernamentales, los representantes del sector empresarial y las organizaciones internacionales, a través de la vinculación y colaboración con dependencias a fin de establecer una estrategia común. En 2017, señaló, los costos por agotamiento y degradación ambiental fueron equivalentes al 4.3% del Producto Interno Bruto (PIB), mientras los gastos del sector público en favor del medio ambiente llegaron sólo al 0.6% del PIB Nacional, de acuerdo con el Sistema de Cuentas Económicas y Ecológicas de México del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Al respecto, el organismo apuntó que los esfuerzos para construir los sistemas estadísticos y obtener información sobre la situación medio ambiental en el país es de gran importancia; una tarea donde el papel de las autoridades, especialmente estatales y municipales, debe ser preponderante. La Comisión Nacional recordó que el derecho a un medio ambiente sano se establece en el artículo 4º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como en la Ley General de Cambio Climático donde se plantea que para garantizar y promover ese derecho, también se deben tomar en cuenta las acciones de mitigación y adaptación al cambio climático. También el Estado Mexicano, añadió, ha ratificado instrumentos internacionales como la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, el Protocolo de Kioto y el Acuerdo de París, donde se establece la colaboración de México para reforzar la respuesta mundial a la amenaza del cambio climático. Además, precisó, la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, en su Objetivo 13, aborda la necesidad de Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos, así como mejorar la educación, la sensibilización y la capacidad humana e institucional sobre la mitigación del cambio climático, la adaptación a éste, la reducción de sus efectos y la alerta temprana. El organismo instó a las  autoridades a contar con políticas públicas de prevención, mitigación y seguimiento que velen por los derechos humanos de las personas y a consultar el estudio Protección Civil y Derechos Humanos impulsado por la CNDH y la UNAM. Finalmente, agregó que ha emitido una serie de recomendaciones sobre la disposición final de residuos sólidos urbanos y de manejo especial, así como por la contaminación atmosférica urbana, que, de no atenderse, influirán de manera negativa en el acceso al derecho a un medio ambiente sano. El Día Internacional de la Madre Tierra fue  instaurado por la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) con el propósito de reconocer que la Tierra y sus ecosistemas son el hogar de los seres humanos y promover la armonía con la naturaleza y la Tierra a fin de alcanzar un justo equilibrio entre las necesidades económicas, sociales y ambientales de las generaciones presentes y futuras. Este año, la conmemoración pretende  resaltar la importancia de la educación para frenar el cambio climático, pues se afirma que garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad permite a los individuos reconsiderar cómo interactúan con el mundo natural en el contexto del desarrollo sostenible.    

Comentarios