Cierre de la frontera detendría la producción de automóviles en EU en siete días

jueves, 4 de abril de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).– Si Donald Trump cierra la frontera con México, la producción de automóviles y repuestos en Estados Unidos cerraría en siete días y tardaría meses en reiniciarse. Incluso un corte cierre de la frontera podría debilitar la economía de Estados Unidos y llevarla a una recesión, estimó Kristin Dziczek, vicepresidenta de Industria, Trabajo y Economía en el Centro para la Investigación Automotriz, una organización sin fines de lucro que se asienta en Ann Arbor, Michigan, en un artículo para el diario USA Today. “La industria automotriz de América del Norte está altamente integrada y los productores de Estados Unidos confían en más de 113 mil millones de dólares en importaciones de automóviles y piezas, y en casi 36 mil millones en exportaciones que cruzaron la frontera entre México y Estados Unidos en 2018”, destacó la analista. Añadió que casi el 16% de todas las partes automotrices usadas en Estados Unidos, tanto en plantas de ensamblaje como vendidas en tiendas de autopartes, se producen en México. “Casi todos los modelos de autos en Estados Unidos tienen partes mexicanas (…) Debido a esa dependencia, la industria automotriz dejaría de producir vehículos con relativa rapidez. No pueden venderse autos con piezas faltantes. Deben tenerlas todas.” Puso un ejemplo: el mazo de cables. “Un mazo de cables es un conjunto de millas de cables, conectores y terminales que suministran energía y suministran información a todo el vehículo. El montaje de arneses de cableado automotriz es un proceso altamente manual y, como tal, queda muy poco de esta producción en Estados Unidos”, explicó. Pero el problema para la industria automotriz estadunidense es que más del 70% de todos los mazos de cables automotrices importados provienen de México, y aproximadamente el 10% provienen de países de América Central y del Sur que, por lo general, cruzan la frontera mexicana con Estados Unidos a través del transporte terrestre. “Simplemente no puede armar un vehículo sin un arnés de cableado, y casi el 80% de los arneses de cableado utilizados en la producción de automóviles en Estados Unidos cruzan la frontera entre nuestro país y México.”   Se pierden 70.2 mdd por hora si detienen producción El Centro de Investigación Automotriz, en donde trabaja la experta, estima que cada hora que una línea de ensamblaje no funciona le cuesta a la compañía alrededor de 1.3 millones de dólares, y hay 54 líneas de ensamblaje principales en Estados Unidos, por lo que cada hora que se detiene la producción cuesta 70.2 millones de dólares. “Si bien los fabricantes de automóviles y los proveedores tienen complejos planes de riesgo y contingencia para lidiar con otras interrupciones del suministro, ninguno tiene un plan para desplazar todo lo que se suministra desde México.” De hecho, expuso, los planes de contingencia a menudo se centran en interrupciones específicas, como el incendio de Meridian Magnesium que detuvo la producción de la serie Ford F durante aproximadamente una semana en mayo del 2018, o el tsunami japonés que interrumpió la producción durante algunos meses en la primavera y el verano de 2011. “Yo calculo que toda la industria cerraría en un lapso de una semana tras el cierre de la frontera”, concluyó en su artículo.

Comentarios