CNDH emite recomendación al IMSS ante mal diagnóstico que ocasionó la muerte de una paciente

viernes, 5 de abril de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Otra vez, un mal diagnóstico en una clínica del Seguro Social acabó con la vida de un paciente, en este caso de una mujer de 60 años. Se trata del segundo caso conocido en menos de un mes. Según la recomendación emitida por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) al Seguro Social, el 9 de marzo de 2014 la mujer acudió al servicio de urgencias del Hospital General de Zona 24 ubicado en esta capital, a causa de un fuerte dolor abdominal. Los médicos que la valoraron le diagnosticaron una infección de vías urinarias. Pero como el dolor persistió, cinco días después volvió al hospital y en una segunda revisión, le dieron otro diagnóstico: que tenía “hernia encarcelada y peritonitis” con perforación de colon descendente y divertículo perforado. Y procedieron a someterla a una cirugía de urgencia, que demoró 11 horas, lo que ocasionó que la enfermedad evolucionara con pronóstico negativo. Una semana después de la operación, la herida se le infectó y el personal médico no solicitó muestras de cultivo o una cirugía exploradora abdominal de urgencia, lo que complicó aún más el estado de salud de la paciente. Hasta el 26 de marzo, la mujer fue intervenida quirúrgicamente, por segunda ocasión, debido a una “infección severa de la cavidad abdominal” y de la herida que tenía al exterior. Aunque se tenía previsto trasladarla al Hospital “La Raza”, dicho traslado no se realizó porque no se efectuaron los paraclínicos necesarios. Finalmente, el 5 de mayo de 2014, casi dos meses después de la primera consulta, y un día más en espera de la valoración del personal de medicina interna la mujer falleció por “choque séptico de 10 horas de evolución, sepsis abdominal 1 mes, enfermedad divertículo perforada 2 meses”. Como resultado del análisis del caso, la CNDH dirigió la Recomendación 8/2019 por violación a los derechos humanos a la protección a la salud que derivó en la pérdida de la vida, y al acceso a la información en agravio de la víctima y sus familiares. Y recomendó al titular del IMSS que, en coordinación con la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, repare el daño integralmente a su hija y demás familiares, en el que se incluya una compensación, atención psicológica y tanatológica y la inscripción en el Registro Nacional de Víctimas. Asimismo, se les instruyó a colaborar en la presentación y seguimiento de la queja y en la integración de la Carpeta de Investigación por la denuncia que se presente ante el Órgano Interno de Control en el IMSS y el Agente del Ministerio Público de la Federación, respectivamente, contra el personal médico involucrado, anexar en sus expedientes laborales copia de la recomendación.

Comentarios