Legisladores de Morena 'son enemigos” del Sistema Nacional Anticorrupción: Mauricio Merino

martes, 9 de abril de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El académico Mauricio Merino Huerta denunció que iniciativas de legisladores de Morena en la Cámara de Diputados y el Senado de la República atacan de manera constante al Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), un organismo que -subrayó-- ya fue saboteado durante el sexenio de Enrique Peña Nieto. “No nace todavía el SNA y ya lo quieren matar. Eso es inaceptable”, puntualizó el integrante del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE) y coordinador del Programa Interdisciplinario de Rendición de Cuentas. Añadió: “Quien está en contra del SNA está a favor de la corrupción (…) son obstáculos que nuestra clase política le puso un día sí y otro día también”. Merino coordinó una consulta sobre la Política Nacional Anticorrupción, realizada a 958 académicos, expertos y funcionarios, de donde surgió un “Libro Blanco” de recomendaciones dirigidas al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quien este mes definirá su estrategia anticorrupción en el Plan Nacional de Desarrollo (PND). La consulta arrojó que durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, el SNA fracasó porque se convirtió en "rehén de intereses privados y políticos". Y a tres años de su creación, este sistema sigue sin contar con sus elementos centrales: un fiscal anticorrupción y magistrados especializados en el Tribunal Federal de Justicia Administrativa. Según la comunidad académica que participó en la consulta, la estrategia anticorrupción requiere de una labor de inteligencia y de controles internos en las instituciones, pero también de la profesionalización de la administración pública –que las plazas se obtengan por concursos--, el fomento a la cultura de la denuncia y una mejor coordinación entre instituciones con capacidad de investigación, además de una mayor vigilancia ciudadana. El investigador también denunció la iniciativa presentada por el senador Ricardo Monreal, con la que se pretende abrir una nueva sala en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) –a la par, el Senado sigue postergando sin justificación el nombramiento de los magistrados anticorrupción--, así como las iniciativas en la Cámara para “modificar el diseño del SNA”. “Que no nos quieran engañar, son enemigos del SNA. Y a los enemigos hay que señalarlos y combatirlos con argumentos. Encontrarán en esta comunidad adversarios”, advirtió Merino. “Son ocurrencias de legisladores”, añadió en entrevista con Apro, luego de reconocer que, “como ha dicho el presidente, (el SNA) no es su favorito, entre otros motivos porque no se creó en su sexenio. Se creó en contra del sexenio anterior, fue para evitar los abusos que veníamos viendo después de la casa blanca”. En la presentación del “Libro Blanco”, los representantes de los organismos que conforman el SNA --integrantes de organismos autónomos, funcionarios y activistas-- reconocieron los límites de esa instancia, que el gobierno de Peña Nieto creó para atender las críticas sobre los múltiples casos de corrupción que marcaron su administración. Francisco Javier Acuña, comisionado presidente del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai), urgió a replantear el SNA para "por fin" demostrar su utilidad. "El SNA se ha convertido en una promesa, se quedó en una tentativa", reconoció el comisionado. Y llamó a que “la gran expectativa ciudadana no vaya a terminar por el desterradero" ante la "terrible mala fama que tenemos todos los servidores públicos en su conjunto". A su vez, Lourdes Morales, coordinadora de la Red de Rendición de Cuentas (RRC), lamentó que en el sexenio anterior “hubo acciones contra el SNA", y en el gobierno actual, abundó, hay anuncios, “pero parecen ocurrencias con oportunismo político. Ya tenemos un marco normativo y no necesitamos volver a empezar de nuevo". Irma Eréndira Sandoval, titular de la Secretaría de la Función Pública (SFP), no acudió al evento, pero en su representación envió a Roberto Salcedo, subsecretario de Control y Auditoría de la Gestión Pública, quien adelantó que "dentro de unos días" se creará una Subsecretaría de Combate a la Corrupción --que él encabezará-- y una Subsecretaría de Combate a la Impunidad. "Es muy importante que en esta batalla no se reciban señales contradictorias", insistió Merino. Tras denunciar que en el discurso político se destaca que el combate a la corrupción equivale a meter a la cárcel a los corruptos, a los peces gordos, apuntó: “No se entiende que si no se modifica el agua donde crece el pez gordo, vamos a tener el corrupto de la semana. Las causas de la corrupción son las que hay que compartir y se han mantenido intocadas hasta el momento (…) se siguen repartiendo los puestos públicos, por amistades, por afinidades políticas, no por sus competencias. Es inaceptable porque es una fuente de corrupción”, remató.

Comentarios