Casas para migrantes están al doble de su capacidad: CEM

jueves, 2 de mayo de 2019
LAGO DE GUADALUPE, Edomex. (apro).- Ante el creciente aumento de migrantes que cruzan por territorio mexicano para llegar a Estados Unidos, las 133 casas con las que cuenta la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) para atender a esa población están completamente “saturadas”, al grado que actualmente se aloja al doble de personas, señaló este jueves el secretario general del organismo, Alfonso Miranda Guardiola. “Tenemos 133 casas para migrantes en todo el país, distribuidas en cuatro zonas, y todas están saturadas y trabajando al doble de su capacidad. Por ejemplo, si una de ellas tiene capacidad para 40, pues ahora está ateniendo a 80 personas”, destacó en conferencia de prensa. Por su parte, el obispo de Tapachula, Jaime Calderón, quien apoya a los migrantes en esa zona fronteriza del sureste mexicano, se manifestó preocupado: “Estamos siendo rebasados por esta ola de migrantes”. Indicó que tan solo de octubre pasado a la fecha han ingresado al país 14 caravanas de migrantes, provenientes principalmente de Centroamérica. Y a lo largo del “camino costero” de la zona chiapaneca la diócesis de Tapachula está redoblando sus esfuerzos para “dar alimento y alojo a estas caravanas, en una actitud samaritana”, abundó. Calderón pidió a las autoridades migratorias mexicanas que asuman una “postura clara” ante este fenómeno, ya que al tiempo que hablan de una “política de puertas abiertas”, subrayó, están bloqueando el paso de migrantes en algunos puntos. “Hace falta claridad”, recalcó. De igual manera, censuró los ofrecimientos de empleo que algunas autoridades mexicanas hacen a los migrantes, cuando ni siquiera hay trabajo para los connacionales. “Estos ofrecimientos de trabajo no van de acuerdo con la realidad, pues los mismos lugareños se quejan de que ni siquiera ellos logran conseguir trabajo”, abundó. Sobre la postura de México ante este fenómeno, agregó: “Su política migratoria simplemente debe ajustarse al derecho internacional”. En su oportunidad, el obispo emérito Felipe Arizmendi, extitular de las diócesis de Tapachula y de San Cristóbal de las Casas, indicó que en estas caravanas “también viene gente mala, como ‘coyotes’ y explotadores, pero la inmensa mayoría es gente buena que ingresa a México por necesidad o porque viene huyendo de la violencia en sus países”. Arizmendi pidió no hacer mucho caso al discurso antimigrante del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ya que –dijo-- “esta postura la está utilizando con miras a su reelección, no seamos ingenuos”. Durante la conferencia, los obispos leyeron un comunicado con la postura de la CEM: “Ante las caravanas masivas y constantes de hermanos que huyen de la miseria y de la inseguridad, reiteramos nuestra actitud de Iglesia samaritana, preocupada en la medida de lo posible por aliviar el dolor de los verdaderos migrantes y, al mismo tiempo, esperamos una política migratoria sin ambigüedades ni ingenuidad, en pleno respeto a los derechos humanos”. La rueda de prensa se celebró en el marco de la centésimo-séptima asamblea plenaria del episcopado, en la que participan alrededor de 150 obispos mexicanos en la sede de la CEM, en esta localidad mexiquense. La reunión concluye mañana.

Comentarios