Sí a la austeridad, pero de manera racional: Coparmex a AMLO

lunes, 27 de mayo de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) criticó las políticas de austeridad del gobierno de Andrés Manuel López Obrador y pidió implementarlas en “forma racional”, sin afectar inversión estratégica y programas sustanciales. En su mensaje semanal, Gustavo de Hoyos Walther, presidente del organismo, señaló: “Está claro que la austeridad es una de las principales banderas del gobierno federal, pero hasta ahora la estrategia de implementación ha consistido únicamente en ejecutar recortes indiscriminados al gasto público, afectando tareas fundamentales que el gobierno debe cumplir”. Añadió: “La estrategia del gobierno no debe ser recortar por recortar. Las medidas de austeridad implementadas denotan una falta de visión, de prioridades y de sensibilidad social”. De acuerdo con el organismo patronal, es preocupante que existan rubros de gasto destinados a la atención de la población y a la inversión pública con una disminución de entre 70% y 100% respecto del año anterior. Por un lado, explicó, el gobierno promueve ahorros en rubros que impactan directamente en el bienestar de la población, y por el otro no escatima recursos para proyectos cuya viabilidad social, económica y ambiental son altamente cuestionables, como el Tren Maya o la Refinería de Dos Bocas. “Si a esto les sumamos los enormes recursos que se han reorientado hacia programas sociales de corte asistencialista y clientelar, lo que en verdad tenemos es un uso irracional y poco efectivo de los recursos públicos”, alertó De Hoyos Walther. Las cifras De acuerdo con el más reciente Informe Trimestral de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público sobre la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública, la inversión impulsada por el sector público se derrumbó 15% respecto de la observada en el mismo periodo de 2018. Según la Coparmex, resultan alarmantes, sólo por mencionar algunos ejemplos, las cifras de inversión física en rubros tan relevantes como la protección ambiental, con una caída de 84% respecto al año pasado, y el transporte, donde la disminución fue de 78% en el mismo periodo. O bien casos extremos como la inversión física en protección social, donde la caída reportada es de 100%, es decir, no se invirtió un solo peso durante este primer trimestre de 2019. Para de Hoyos Walther, áreas que deberían ser estratégicas como ciencia y tecnología también son objeto de la tijera irracional del gobierno. “Con el último recorte anunciado el 3 de mayo, cientos de proyectos y la operación misma de los Centros Públicos de Investigación del Conacyt están en riesgo. Justo cuando en el mundo los gobiernos apuestan cada día más por el desarrollo tecnológico, en México esta situación nos pone más lejos que nunca de alcanzar la tan anhelada meta de invertir 1% del Producto Interno Bruto en el sector”, alertó el también litigante. En materia de salud, la Coparmex advirtió que los recortes ya han generado desabasto de medicamentos y falta de personal en diversos hospitales del sector público, en entidades como Jalisco, Nuevo León, Tamaulipas e Hidalgo, entre otros. Además, la Secretaría de Salud anunció que las becas a pasantes de medicina y enfermería que realizan servicio social serían reducidas a la mitad. Según el organismo, la crisis ambiental de las últimas semanas en Guadalajara y la zona metropolitana del Valle de México ha sido catalogada como auto infligida, pues en gran medida fue resultado de las propias acciones del gobierno federal mediante la ejecución de recortes poco razonados. “Las medidas de austeridad en Conafor, la dependencia encargada de salvaguardar los bosques del país, redujeron su presupuesto en una tercera parte, lo que mermó drásticamente la capacidad de respuesta, dejando al organismo sin equipo y sin manos para atender los más de cinco mil incendios forestales que se han registrado en lo que va del año”, señaló. En este contexto, la Coparmex instó al gobierno de López Obrador a elegir una austeridad que sea racional. Es decir, que se invierta de forma estratégica y transparente en los proyectos y acciones que mejoren la calidad de vida de la gente, generen empleos e inversiones y garanticen el desarrollo sustentable de nuestro país.

Comentarios