Con enseñanzas bíblicas AMLO responde a críticas de la Arquidiócesis

lunes, 26 de agosto de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Las críticas de la Arquidiócesis Primada de México, que en la editorial del semanario católico Desde la Fe calificó como “mano blandengue” que no hubiera intervención policiaca en la protesta feminista del 16 de agosto, fueron respondidas por el presidente Andrés Manuel López Obrador con referencias bíblicas. Aunque dijo no tener “ningún comentario” respecto al señalamiento de la Arquidiócesis, el jefe del Ejecutivo reiteró su decisión de no reprimir la protesta social y añadió:
“Sólo decir que no soy partidario de la Ley del Talión, lo he dicho en otras ocasiones y lo repito ahora: no creo en el ojo por ojo diente por diente, porque si a esas vamos nos quedaríamos tuertos o chimuelos todos. No creo que la violencia deba enfrentarse con la violencia. No creo que el mal deba enfrentarse con el mal. No se puede apagar fuego con fuego, la paz y la tranquilidad son frutos de la justicia. Esas son las enseñanzas que vienen de lejos y son sabias lecciones”.
Dichas expresiones, en efecto, han sido constantes en el discurso de López Obrador desde hace años cuando se refiere a la política de seguridad y corresponden a diferentes pasajes bíblicos identificables, aunque nunca explícitamente citados por el mandatario. La Ley del Talión, por ejemplo, es citada en los libros Éxodo 21, Levítico 24 y Deuteronomio 19, del Antiguo Testamento y, la expresión presidencial es coincidente con el famoso sermón de la Montaña que, en el Nuevo Testamento, en el libro de Lucas capítulo 6, establece los principios cristianos de hacer el bien. El libro de los Romanos, capítulo 12, mandata “vence con el bien el mal”. En tanto, la expresión “la justicia es fruto de la paz”, es coincidente con el libro de Isaías capítulo 32, verso 17, así como en Romanos 14, Hebreos 12 y, entre otros, Santiago capítulo 3, verso 18 (la semilla cuyo fruto es la justicia se siembra en paz). En su alocución de esta mañana, el presidente López Obrador insistió en lo que ha dicho en diferentes ocasiones, desde el primer día de su mandato:
“Nosotros no vamos a hacer lo mismo que hacían los anteriores gobiernos no vamos a apostar a resolver problemas con medidas coercitivas con el uso de la fuerza. No va a haber razias, no va a haber masacres, no se va a utilizar al ejército ni a la marina para reprimir al pueblo, y como se dice ahora: existe un nuevo paradigma en materia de seguridad pública”, concluyó.
 

Comentarios