REDIM pide a la FGR que atraiga investigación del asesinato de tres niñas y su tío en Chihuahua

martes, 27 de agosto de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Juan Martín Pérez García, director ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia (REDIM), exhortó a la Fiscalía General de la República (FGR) a ejercer su facultad de atracción en el caso de las tres menores asesinadas en Ciudad Juárez, Chihuahua, junto a su tío, por hombres fuertemente armados dejando más de cien cartuchos percutidos en la escena del crimen. En un mensaje vía Facebook Live, el defensor manifestó su “indignación” por el uso de menores de edad, “por parte de grupos criminales para enviarse mensajes, amenazas y venganzas”. Pérez García señala que las muertes de las niñas de 14, 13 y cuatro años, se suman al contexto de violencia feminicida que prevalece en el país, y que de 2015 a julio de 2019, cobró las vidas de 3 mil 297 mujeres, de las cuales 317 corresponden a niñas de 0 a 17 años. Apuntó que la gravedad de estos crímenes va en aumento, si se considera que el año pasado se cometían “7 feminicidios cada mes y el primer semestre de 2019 la tendencia se incrementó a 8 muertes”. Frente a este contexto generalizado de violencia contra niñas, adolescentes y mujeres, y la consideración de que con los hechos suscitados en Ciudad Juárez este fin de semana, “están buscando o provocando terror”, y que deberían considerarse como delitos de índole nacional. “Demandamos que la FGR pueda valorar la posibilidad de atraer el caso para que se pueda investigar en esta dimensión”, puntualizó el defensor, al destacar que esos hechos permitirían “repensar la estrategia de seguridad” del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que al igual que los gobiernos de Felipe Calderón y de Enrique Peña Nieto, tiene como eje central la militarización. Pérez García resaltó que de 2015 a julio de 2019 se registraron 4 mil 664 niñas, niños y adolescentes víctimas de homicidio doloso, y que en la actualidad, tres niños son asesinados cada día, mientras que cuatro son víctimas de desaparición, datos que serían suficientes para modificar la estrategia de seguridad por una que ponga por encima los derechos de la niñez. Recordó que en dos ocasiones el Comité de Derechos del Niño de Naciones Unidas, en 2011 y en 2015, alertó al Estado mexicano sobre “el impacto negativo que tenía esta guerra contra el crimen en la vida de miles y miles de niñas, niños y adolescentes”, declaración sustentada en datos oficiales sobre desapariciones, homicidios y el reclutamiento de menores por grupos armados no estatales. Explico que el 30 de abril en la cuarta sesión del Sistema de Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes (SIPINNA), se acordó “que se realizarían acciones para crear un programa de desvinculación” de los menores de las organizaciones armadas, a través del reclutamiento, pero hasta ahora no hay avances al respecto, lo cual “no sólo podría significar una expresión de desinterés sino que los niños que están en esa situación siguen siendo afectados por esta falta de acción por parte de las autoridades” En la última década, destacó, REDIM ha documentado “el incremento de la violencia armada contra niñas, niños y adolescentes”, mientras que “la impunidad se sigue manteniendo en altos niveles”, pues de cada 100 carpetas de investigación en la que está involucrado un menor como víctima de un hecho delictivo, sólo un expediente alcanza algún tipo de sentencia. “Esta impunidad asociada con la descoordinación y falta de acción por parte del Estado mexicano y sus instituciones en sus distintos órdenes de gobierno, a nivel federal, gobiernos estatales y municipales, están generando condiciones adversas para que niñas, niños y adolescentes puedan tener garantizado el derecho a la vida y el derecho a un proyecto de vida en este contexto”, dijo el defensor. Pérez García también llamó la atención de que en este ambiente de violencia extrema, las redes sociales y medios de comunicación transmitan imágenes y videos de menores de edad portando armas o vestidos con atuendo militar, expresándose en tonos amenazantes hacia integrantes de la delincuencia organizada, situación que es “claramente reclutamiento y  una violación a sus derechos”, por lo que invitó a la ciudadanía en general y a los medios a evitar que esos videos circulen ante el “riesgo mortal” en que se pone a los menores. El director ejecutivo de la REDIM, hizo un llamado al presidente Andrés Manuel López Obrador para que, como presidente del SIPINNA, “de manera urgente se pueda desarrollar una estrategia que permita identificar con claridad los escenarios de crimen organizado”, en los que se está reclutando a menores de edad, para que se trabaje coordinadamente, entre los tres niveles de gobierno, las familias, las organizaciones de la sociedad civil y  a niñas, niños y adolescentes, para “desarrollar estrategias de autoprotección, de prevención y mecanismos de alerta para poder afrontar esta crisis de violencia y epidemia de desapariciones”.  

Comentarios