América Latina es presa de intereses de industria de alimentos: Guido Girardi

jueves, 29 de agosto de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro). - América Latina está capturada por los intereses de la industria de alimentos y bebidas, que produce comida basura que enferma al planeta entero, afirmó el senador de Chile, Guido Girardi, reconocido con el Premio Jaques Diouf, de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Durante el foro “Etiquetado frontal de advertencia en América Latina”, celebrado ayer, en la Ciudad de México, Girardi, autor de la Ley de Etiquetado en Chile, se refirió sobre dos de los principales problemas de la población mundial: la obesidad y el cambio climático. “Los países de las llamadas enfermedades crónicas no transmisibles, como la obesidad, en realidad, son las enfermedades ‘más trasmisibles’ ya que se contagian a través de la publicidad, pagada por la industria y está hecha desde la neurociencia, la psicología y la sociología para intervenir y manipular en los cerebros, especialmente de los niños y cambiar sus hábitos por conductas que no son saludables”, indicó. Para revertir la situación, indicó, es indispensable tener el derecho a estar informando sobre lo que se está comiendo y dejar de publicidad comida basura. “Chile compite con México en consumo de comida chatarra y tiene patrones de consumo muy parecidos”, añadió. Destacó que en Chile se decidió cambiar el etiquetado porque violaba los derechos humanos de las personas. “La industria sabe que produce basura y que la publicita, pero ¿cómo puede decidir alguien qué consumir si no tiene idea de lo que está comiendo? La lógica de la industria es hacer un etiquetado que nadie entienda porque con un etiquetado incomprensible pueden seguir vendiendo basura y la gente va a comer sus productos como si fueran saludables”, agregó. Según los expertos, el etiquetado de advertencia es una tendencia en la región de las Américas. Se ha implementado en Perú y próximamente en Uruguay; ante un problema global como la obesidad es necesario que los países actúen en el mismo sentido; por lo anterior se puede decir que Latinoamérica se está convirtiendo en la región con el mayor compromiso en materia de salud. “Estamos consumiendo marcas, a través de los alimentos, ya que estos se han incorporado a un modelo de consumo global. Así como se eligen marcas, la comida se ha vuelto una experiencia, no sólo se comen alimentos, sino que se responde a referencia de estatus, emoción aspiracional, de sentido de vida; y son en gran parte los causantes, también, del calentamiento global: un sistema alimentario no sustentable. En ese sentido es importante que el Estado tome su papel como agente regulador de la industria y no sea ella quien se autorregule, ya que siempre defenderán su interés económico por encima de la salud de la población”, indicó.

Comentarios