Noroña y el PAN protagonizan encontronazo en San Lázaro

martes, 24 de septiembre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Una vez más hubo connatos de violencia en la Cámara de Diputados, ahora fue Gerardo Fernández Noroña, del PT quien encendió la mecha con el PAN desatando los insultos y reclamos del blanquiazul. Arrancaba la sesión, y desde su curul, Fernández Noroña pidió a la diputada panista Annia Gómez Cárdenas se disculpará porque, supuestamente, en la sesión del pasado jueves le hizo una seña obscena. “Subí a plantear que una diputada de Acción Nacional tenía problemas de artritis, que es una ironía para decir que fue insolente con mi persona”, acuso el petista. En eso estaba Noroña cuando el panista Raúl García fue hasta su curul a reclamarle, pero legisladores y empleados de seguridad lo detuvieron, mientras que el legislador del PT acusaba agresión y retaba a la vez. “Este diputado me viene a provocar. Pídale, por favor, para que pueda... Primero, pare el reloj…¡Déjalo pasar, déjenlo pasar!” gritaba desde su curul. Los llamados al orden de la presidenta de la Mesa Directiva, Laura rojas, fueron en vano, nadie le hacía caso ni sus propios compañeros panistas. Noroña arremetió nuevamente, “les digo a los diputados del PAN que no me intimidan nada”, terminó su intervención y se dirigió a las curules del PAN, enfrascándose en una nueva discusión… Los ánimos no bajaban. La respuesta de la legisladora del PAN aludida no tardó en llegar. “Quiero decirle que no, no tengo artritis. Lo que tengo es valor y no le tengo miedo ni a usted ni a todas las intimidaciones que haga su bancada contra mi persona…Creo que usted ahora se aprendió mi nombre porque soy del estado de Nuevo León, donde hoy usted es persona non grata por celebrar los actos cobardes de unos asesinos... Yo sí sé hablar de frente. No desde allá atrás, en las curules” soltó Annia Gómez Cárdenas. A partir de ese momento los reclamos fueron otros, ya no se trataba de señas obscenas realizadas durante la discusión de las reformas secundarias e materia educativa, ahora, sumaban al reclamo el habérseles tachado de “jóvenes valientes” a integrantes de la Liga 23 de septiembre, quienes durante su secuestro al empresario Eugenio Garza Sada, terminaron matándolo el 17 de septiembre de 1973. Y así el tema dio un giro... El diputado del PT sostuvo “los cobardes son ustedes. Cobardes y asesinos porque bañaron en sangre al país y lo convalidaron con su silencio. Ahora tienen al cabeza hueca de Vicente Fox en sus filas, lo cual determina el colmo de su desesperación, ya solo les falta el comandante borolas... Fue el uso faccioso del Congreso de Nuevo León el que determinó un tema de censura sobre un legislador federal y no se los vamos a tolerar. Sigan brincando como chinicuiles en comal…”. El petista bajo de tribuna, pero lo hizo del lado del PAN para retarlos. Los ánimos se encendieron nuevamente, se armó una bola de diputados, panistas, petistas y hasta el morenista Sergio Mayer, hubo reclamos y empujones, todos trataban de tranquilizar los arrebatos de petistas y panistas. Ofendido, muy ofendido, el panista Ricardo Villarreal García, hermano Luis Alberto Villarreal, quien fuera conocido como el diputado de los moches y fiestas dijo: “Decir que es valiente el que mató a Don Sada es una canallada. Nadie puede decir que es un valiente el que mata a un empresario como don Eugenio Garza Sada” acuso iracundo. Desde la presidencia de la Mesa Directiva, la panista, Laura Rojas se desgañitaba llamando al orden a todos los grupos parlamentarios. “Los conmino, nuevamente, a que podamos llevar un debate de altura, que podamos ser ejemplo y que no seamos, de ninguna manera, una vergüenza pública para este país” El momento fue aprovechado desde la bancada de Morena y el PT para reprocharle que en las pocas sesiones que ha encabezado, ha tenido una conducción errática. “A usted le está quedando grande ese cargo. Está permitiendo desde hace muchas sesiones que su grupo parlamentario, en lugar de potenciarla, la esté evidenciando”, le advirtió la diputada del PT Claudia Domínguez Vázquez. Mientras que, de Morena, María de los Ángeles Huerta acuso favoritismo. “Si usted nos está llamando a la cordura, la primera que tiene que fomentar esa cordura es usted... Observe adecuadamente cómo se comporta con un sesgo clarísimo en favor de la bancada del PAN, y con un sesgo en contra en favor de nuestra bancada”. Calmados los ánimos y con la intervención del coordinador del PT, Reginaldo Sandoval, quien tranquilizó a Fernández Noroña, la sesión se reencausó.

Comentarios