Comandantes de la Guardia Nacional pasan a retiro en el Ejército

martes, 3 de septiembre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los generales Luis Rodríguez Bucio y Xicoténcatl de Azolohua Núñez Márquez, comandante general y coordinador operativo de la Guardia Nacional, causaron baja del servicio activo en la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) desde el pasado 30 de agosto. Con la baja de ambos elementos castrenses, se cumple con la legislación primaria y secundaria del nuevo cuerpo de seguridad pública federal, la cual ordena hacer frente a la inseguridad en el país con un cuerpo de seguridad de élite con carácter civil. Las bajas de los dos elementos del Ejército y Fuerza Aérea, fue informado por la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana (SSPPC), a cargo de Alfonso Durazo Montaño, quien recordó que durante su nombramiento como jefes operativos de la Guardia Nacional ambos ya se encontraban en trámite de retiro de las Fuerzas Armadas. Sobre Rodríguez Bucio, la SSPPC apuntó: “A partir del primero de septiembre del presente año, para efectos de retiro asciende al grado de General de División, por cumplir con los requisitos señalados en el artículo 27 de la ley mencionada, en el cual se estipula que el militar que pase a situación de retiro, ascenderá al grado inmediato superior, considerando los años de servicio que cuente en el Ejército y la antigüedad que tenga en su jerarquía”. Sobre Núñez Márquez, la SSPPC añadió que el general continuará “desempeñándose en la Coordinación Operativa Interinstitucional como representante de la Secretaría de la Defensa Nacional, cargo otorgado por el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, el 30 de junio del presente año”. A decir del nuevo cuerpo de seguridad que entró en operaciones el pasado 1 de julio, actualmente ya han sido desplegados 58 mil 602 elementos en 150 regiones del país, con lo cual el gobierno federal busca cumplir con funciones operativas específicas, en la prevención y combate a los delitos. Cada “región” posee al menos 374 elementos que deben atender entre uno y cinco municipios del país. No obstante, este despliegue no tuvo mayor reflejo en los números de incidencia delictiva. Lo anterior fue adelantado por el propio general Luis Rodríguez Bucio, comandante de la GN en la ceremonia del 30 de junio, en la que pidió mantener las expectativas “prudentes” en el corto plazo, ya que “a mediano y largo plazo las expectativas son del más alto nivel”. Pese al despliegue, recientemente el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) reportó que, en junio de 2019, año del arranque del actual gobierno federal, se abrieron un millón 178 carpetas de investigación por diversos delitos que van desde homicidios, lesiones, feminicidios, secuestro, tráfico de menores, robos, fraudes, extorsiones, entre otros. Esto quiere decir que en promedio uno de cada 10 mexicanos fueron víctimas de un hecho violento entre enero y julio del presente año, una de las tendencias más altas de las últimas dos décadas en que el SESNSP posee registros oficiales.  

Comentarios