CNDH dirige recomendación a la Marina por la muerte de un niño en un operativo

viernes, 6 de septiembre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Por uso excesivo de la fuerza que llevó a la muerte de un niño de 12 años, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) instruyó al titular de la Secretaría de Marina (Semar), José Rafael Ojeda Durán, a reparar el daño y colaborar con el organismo en la denuncia que presente ante la Fiscalía General de la República (FGR) contra seis elementos que participaron en los hechos. Al dar a conocer la recomendación 57/2019, relacionada con hechos ocurridos en abril de 2016 en la sierra de Guerrero, la CNDH también se dirigió al fiscal general de la entidad, Jorge Zuriel de los Santos Barrila, al considerar que la dependencia no garantizó el acceso a la justicia de los familiares de la víctima, al mantener en impunidad el caso, por lo que se le pide declinar su competencia a favor de la FGR. Durante su investigación, la CNDH confirmó que integrantes de la Semar, que perseguían a hombres armados, dispararon indiscriminadamente sin considerar que en la zona había dos menores realizando actividades propias del campo. De acuerdo con la recomendación, a las 14:00 horas del 8 de abril de 2019, la víctima salió en compañía de otro menor de su domicilio, ubicado en la comunidad “El Aguacate”, municipio de La Unión, en el estado de Guerrero, y si dirigieron a una huerta a apagar una bomba de riego. Momentos después, advirtieron que hombres armados que tripulaban un vehículo eran perseguidos por seis marinos que viajaban en otro vehículo, por lo que los menores “corrieron a esconderse”, mientras observaban que los hombres armados descendían del vehículo y se dirigían hacia donde se encontraban refugiados. Los marinos descendieron de su vehículo y “comenzaron a disparar a los sujetos”, instantes en los que el menor de 12 años recibió varios impactos de bala, por lo que su acompañante gritó a los integrantes de la Semar que detuvieran el fuego, que habían herido a un niño. Al lugar, llegaron familiares de los menores, que se percataron de la presencia del personal de la Semar y de que se retiraban del sitio en el que dispararon contra el menor, quien fue localizado sin vida, y cerca de él el vehículo en el que viajaban los hombres armados y un arma de fuego. En la recomendación se da cuenta del inicio de una carpeta de investigación por parte de la Fiscalía estatal, el mismo día de los hechos, pero que hasta la fecha sigue en integración. De la misma manera, se advierte que ante la queja presentada por los familiares de la víctima ante la CNDH, la Semar hizo convenios para realizar pagos a los deudos, y que en el Área de Quejas del Órgano Interno de Control de la dependencia, se inició un procedimiento administrativo, “mismo que fue concluido el 6 de noviembre de 2019 por falta  de elementos de prueba para acreditar la responsabilidad” de los seis marinos que participaron en el operativo en el que perdió la vida el menor. El organismo resaltó que, pese a que existe un Manual de Uso de la Fuerza, los integrantes de la Semar no actuaron acorde con esos lineamientos, ya que presuntamente “desconocían su contenido y aplicación, y no contaban con capacitación”. En el documento recomendatorio la CNDH concluyó que los marinos “incurrieron en falta de diligencia que derivó en el uso excesivo de la fuerza legal, al no ponderar el riesgo al que expondrían a la población de ‘El Aguacate’ al efectuar al menos 65 disparos”. En cuanto a la actuación de la Fiscalía Estatal, el organismo consideró que actuó de forma deficiente “al no asegurar la totalidad de los casquillos percutidos, ni la ubicación exacta de los mismos en el lugar de los hechos”. Entre las anomalías en la actuación del agente del Ministerio Público, la CNDH destacó que, pese a que no tuvo la totalidad de los casquillos, determinó que “no eran similares a las armas utilizadas por la Semar, aunque éstas no quedaron bajo el resguardo del agente del Ministerio Público sino de la propia instancia federal”, pese a que el personal de la Marina reconoció haber disparado. El agente ministerial, agregó el organismo, “omitió requerir la bitácora de servicio del personal de la Semar, así como realizar dictámenes en materia de química forense y asegurar los vehículos involucrados”. Al destacar que después de ocurridos los hechos, personal de la Semar se comunicó con las víctimas, para ofrecerles apoyo psicológico y una indemnización económica, la CNDH recomendó al titular de la Marina “reparar integralmente el daño a los familiares de la víctima, que incluya atención psicológica y tanatológica”, así como inscribirlos en el Registro Nacional de Víctimas. El organismo pidió al titular de la Semar su colaboración en la presentación de la queja ante el Órgano Interno de Control en la Semar, así como en la integración de la carpeta de investigación por la denuncia que la CNDH formule ante la FGR en contra de los seis marinos que participaron en el operativo. La CNDH recomendó capacitar al personal de la Octava Región Naval, sector Ixtapa Zihuatanejo, del vigésimo Segundo Batallón de Infantería de Marina, em materia de derechos humanos, de manera particular en “Principios Básicos”, “Código de Conducta” y “Manual de Uso de la Fuerza”. Al fiscal del Guerrero se le encomendó declinar competencia a la FGR, y coadyuvar para realizar nuevas diligencias para determinar el grado de responsabilidad de cada uno de los integrantes de la Semar, así como colaborar con la CNDH en la queja que formule en contra del agente del Ministerio Público que integró la carpeta de investigación, ante el Órgano Interno de Control de la Fiscalía estatal, así como brindar capacitación a los agentes ministeriales del Distrito Judicial de Montes de Oca, en materia de integración de indagatorias, que incluya la preservación del lugar de los hechos o del hallazgo, la cadena de custodia y la debida diligencia.