Diarios del mundo destacan detención de "El Padrino" Salvador Cienfuegos en EU

viernes, 16 de octubre de 2020 · 19:30
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La detención del general Salvador Cienfuegos Zepeda, acusado de trabajar con la organización criminal de los hermanos Beltrán Leyva y de lavar dinero del narcotráfico mientras encabezaba la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), dio la vuelta al mundo. Meses después de cubrir el juicio de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, en Estados Unidos, y en medio del que se sigue contra Genaro García Luna, los principales periódicos del planeta dedicaron amplios artículos a la detención de Cienfuegos –ahora conocido como ‘El Padrino’-- por órdenes de la Agencia Antidrogas estadunidense (DEA).
Nota relacionada:
La DEA acusó a Cienfuegos de narcotráfico y lavado. Estos son los cargos que se le imputan Y es que, durante todo el sexenio de Enrique Peña Nieto, el militar detenido encabezó la dependencia que supuestamente libraba la “guerra contra el narco”. El diario español El País hizo un recuento de los personajes que formaron parte del primer nivel del pequeño mundo de la seguridad en México y que fueron detenidos o son buscados en Estados Unidos: Genaro García Luna y sus brazos derechos, Luis Cárdenas Palomino y Ramón Pequeño, así como 12 generales que en poco más de dos décadas fueron arrestados por sus supuestos vínculos con organizaciones criminales. “Durante el llamado Culiacanazo, el operativo fallido para detener el año pasado a Ovidio Guzmán, hijo de El Chapo, revivió la discusión sobre las filtraciones que el ejército hace a los cárteles, una acusación que no ha sido demostrada en los tribunales mexicanos, pero que puede tener nuevas revelaciones en Estados Unidos”, planteó el periódico en un artículo publicado este viernes. El diario británico The Guardian resaltó que Cienfuegos obstruyó de manera constante la investigación sobre la actuación de los militares durante la noche de la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa, así como en la masacre de Tlatlaya. Aparte, la nota recordó que “generaciones de militares mexicanos han sido implicados en la violencia: el primer zar antidrogas del país, el general Jesús Gutiérrez Rebollo, fue detenido a finales de los 90 y condenado por recibir sobornos de cárteles de la droga”. La agencia francesa AFP entrevistó a Mike Vigil, otrora jefe de operaciones exteriores de la DEA, quien dijo que Cienfuegos tiene “suficiente información” que interesaría a las fiscalías y las agencias federales, como sobre personajes “de su nivel o superior”, es decir, su exjefe Enrique Peña Nieto. En un boletín, la Oficina de Washington para América Latina (WOLA) planteó que el arresto subraya “la emergencia para el gobierno mexicano de atender la profunda corrupción en el país y la problemática militarización de las fuerzas de seguridad pública”, que “en un contexto de homicidios récords en el país, la administración de López Obrador impulsó para una expansión sin precedentes del involucramiento de las fuerzas armadas en tareas de seguridad”. Añadió: “El Ejército mexicano es notablemente secreto, se resiste a la rendición de cuentas y tiene un historial de corrupción y violaciones a derechos humanos sin castigar”. Y deploró que “a pesar de estas señales de advertencia, las administraciones estadunidenses han buscado consistentemente estrechar los vínculos con la Sedena”. El portal Insight Crime publicó una columna de Parker Asmann, quien planteó que el arresto confirma “lo que han afirmado traficantes y civiles en mucho tiempo: que los militares, que juegan un papel central en el combate contra el crimen organizado, han sido profundamente corruptos”. Abundó: “Las fuerzas armadas de México jugaron desde hace mucho tiempo un papel central en el combate a las drogas. Esta tarea se infló y se volvió cada vez más militarizada en 2006, cuando el entonces presidente Felipe Calderón lanzó una embestida oficial contra los grupos del crimen organizado”. Y remató: “Desde ese entonces, más de 200 mil personas han sido asesinadas en México, como parte de la llamada guerra contra las drogas. Decenas de miles han desaparecido. La acusación sugiere que, mientras Cienfuegos encabezada la institución en el corazón del combate contra el crimen organizado en la administración de Peña Nieto, era coludido con los criminales que había jurado eliminar”.