López-Gatell cuestiona a las entidades que permitieron bodas y bares

lunes, 19 de octubre de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, reconoció que de las 27 entidades que presentaban cifras de contagios de SARS-CoV2 a la baja, ocho han registrado un incremento y cuatro están en “meseta” o en “zona estable”. “Estas entidades de ‘meseta’ incluye a la Ciudad de México y al estado de Jalisco. Las que están a la alza podrían cambiar. Las que están a la alza deben ejecutar medidas de control, que son las mismas mientras no tengamos vacunas, tratamientos o medicamentos profilácticos, las medidas de prevención son las mismas”, señaló en la conferencia de prensa vespertina sobre las cifras de covid-19. Puso énfasis en el confinamiento porque tiene conocimiento de que el desconfinamiento fue muy rápido en algunas entidades federativas. “Se autorizaron, por ejemplo, fiestas, ocurrieron fiestas. Nos hablaban de algunos estados donde ocurrieron bodas con más de mil personas y de repente resultaron enfermas 125 personas de los mismos asistentes a una boda. O se abrieron los bares o se permitieron las congregaciones masivas o se permitieron festivales”, criticó López-Gatell. https://www.proceso.com.mx/653908/repunta-el-covid-19-en-mexicali-por-la-boda-del-actor-armando-torrea-100-contagiados-coronavirus En ese sentido, recordó que la crisis sanitaria requiere de un esfuerzo colaborativo de la sociedad en su conjunto. “Cuando se identifica que si la estrategia funcionó o no, repetimos lo que hemos dicho aquí muchas veces. Una cosa es la estrategia y otra la implantación de la estrategia”, añadió. Reiteró que la estrategia del gobierno de México sigue parámetros aplicados en otros países del mundo, donde los objetivos fundamentales son cortar las cadenas de transmisión, la detección de casos, el estudio de sus contagios, el aislamiento de todos ellos y la mitigación comunitaria que son medidas masivas. “En México la conocimos como Jornada Nacional de Sana Distancia y les recordamos, a todas y todos, que esta jornada llevó ese nombre entre el 23 de marzo y el 30 de mayo, pero no se acabó el 1 de junio. Ha continuado, con otra modalidad que hemos explicado aquí, que hemos mencionado todos los días que se llama Nueva Normalidad que consiste en una velocidad diferenciada entre las entidades federativas sobre el desconfinamiento, la apertura”, agregó López-Gatell. https://www.proceso.com.mx/653788/muere-por-coronavirus-influencer-de-33-anos-que-nego-la-existencia-del-covid-19 Recordó que toda la República Mexicana estaba en semáforo rojo, con las restricciones mayores, idénticas a las de la Jornada de Sana Distancia y se tardaron dos o tres semanas en aparecer los semáforos naranjas, por lo cual, algunas entidades federativas que presentaban la reducción comenzaron la reapertura de actividades, de acuerdo con la guía que se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) y que se ha podido seguir en los estados. “La responsabilidad de la ejecución, quien gobierna la entidad, quien decide abren o no los bares o restaurantes, las fiestas, las plazas públicas, etcétera, son las autoridades estatales, asistidas en su caso, por las autoridades municipales. No perdamos de vista, son autoridades sanitarias, las federales, la Secretaría de Salud y el Consejo de Salud General, pero son autoridades sanitarias también los gobiernos estatales y, por supuesto, el presidente de la República también es una autoridad sanitaria”, añadió el subsecretario. Los estados, tienen sus municipios y los cabildos o los presidentes municipales no son autoridades sanitarias, pero suelen tener una figura de regidor de salud y tienen la facultad de tomar decisiones administrativas. Ellos regulan las actividades locales. Por ejemplo, indicó, los panteones. Ante las próximas festividades por el Día de Muertos y se ha tomado la sensata decisión en la Ciudad de México y en las alcaldías de suspenderlas, lo mismo podría suceder en los municipios que están facultados de tomar las decisiones de no abrir los panteones o tener modalidades de mínimo contacto. López-Gatell rememoró que desde mayo se planteó la posibilidad de que “cuando llegáramos a octubre, hubiéramos pasado el punto máximo de la epidemia que ocurrió en la tercera y cuarta semana de julio, y que tendríamos un descenso el número diario de casos, hospitalizaciones y defunciones, podríamos llegar al mes de octubre y entonces empezar con un repunte, rebrote, un cambio en la tendencia hacia tener más casos. “¿Por qué razón? Por lo que hemos comentado, el mecanismo de transmisión y la presentación clínica del virus SARS-CoV2 que es causante de covid-19 y es muy semejante al de la influenza y sabemos que influenza todos los años desde hace centenas de años, posiblemente milenios, se presenta en la temporada fría del año”, añadió López-Gatell. “Si, efectivamente estos son signos tempranos de un repunte, de un rebrote, que todavía podemos atenuar, que todavía podemos reducir en la medida en que se ejecuten los lineamientos de seguridad sanitaria en el trabajo, en el transporte, los múltiples lineamientos que tenemos en la industria turística, pero además que los gobiernos estatales cuiden de manera muy cercana que se cumplan estas disposiciones y en los centros de trabajo”, añadió. En ese sentido, López-Gatell comentó que mediante las inspecciones hechas por la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS) múltiples empresas que no tienen implantados los protocolos de seguridad sanitaria. “No perdamos de vista lo que está ocurriendo en Europa, particularmente en Europa Occidental. Podríamos tener la misma situación, sí. Lo podemos atenuar, reducir el riesgo o reducir la intensidad de esa transmisión, también”, apuntó.