Nacional

Alianza Federalista se pronuncia “en defensa de la dignidad y la soberanía”

El bloque de gobernadores de oposición acusó al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador de centralizar los recursos federales, reducir aportaciones y negarse al diálogo con ellos.
lunes, 26 de octubre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los 10 gobernadores que integran la “Alianza Federalista” presentaron de manera simultánea, en sendos eventos realizados en cada uno de sus estados, un pronunciamiento “en defensa de la dignidad y la soberanía”, y acusaron al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador de centralizar los recursos federales, reducir aportaciones y negarse al diálogo con ellos.

Frente a integrantes de los tres poderes, alcaldes, empresarios, integrantes de la comunidad académica y científica, clero e indígenas, a quienes reunieron en actos oficiales, los gobernadores de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN) y Nueva Alianza (Panal), así como independiente, de Chihuahua, Nuevo León, Guanajuato, Colima, Durango, Michoacán, Aguascalientes, Jalisco, Coahuila y Tamaulipas, insistieron en la celebración de una nueva convención nacional hacendaria, y advirtieron que defenderán el pacto federal.

En Guanajuato, al intervenir en el evento encabezado por el gobernador panista Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, el coordinador de la bancada albiazul en la Cámara de Diputados, Juan Carlos Romero Hicks, acusó al presidente de la República de mantener un gobierno federal “obeso, desconectado de la realidad”.

Además, dijo, mantiene al país en crisis por “una pésima atención a la pandemia; la violencia y la inseguridad; la economía, empleo e ingreso familiar, y la falta de gobernanza que pasa por la corrupción e impunidad”.    


El coordinador panista en San Lázaro advirtió que, en los próximos días, cuando se revise el paquete presupuestal federal, espera que las bancadas de oposición se sumen para dar prioridad al combate a la pobreza, a las formas de estimulación de la economía, el empleo y la pandemia.

“Es un presupuesto que quiere desaparecer los fideicomisos, el fondo minero, el fondo metropolitano, las escuelas de tiempo completo…estamos frente a una gran destrucción”, afirmó Romero Hicks.

Tras calificar al presidente como “un prisionero del odio y de la soberbia en el Palacio Nacional”, lo responsabilizó de la muerte del senador Joel Molina Ramírez, pues “el Senado –dijo-- sesionó sin estar en condiciones… en su sed (de la bancada de Morena) de complacer al prisionero del odio y la soberbia en Palacio…”.

El panista también afirmó que la República está en quiebra; “estamos frente a un sexenio perdido, un gobierno federal de ocurrencias”, razón por la cual “estamos apoyando a diez gobernadores que están dando la batalla contra la soberbia y a favor de la dignidad en contra de un centralismo”. 

Romero Hicks y el gobernador Rodríguez Vallejo encabezaron el acto que concentró a decenas de personas: los presidentes del Poder Legislativo y Judicial, rectores, dirigentes empresariales, alcaldes, investigadores, burócratas del estado y hasta integrantes del consejo estatal indígena. Diez oradores --todos hombres-- fustigaron al gobierno federal y se quejaron de reducciones presupuestales a las arcas estatales.

AMLO no nos escucha: gobernadores    

En Chihuahua, el gobernador Javier Corral pidió una solución al conflicto del agua, a partir de las propuestas presentadas por los productores y el gobierno del estado; la reincorporación del gobierno de la República a la coordinación en materia de seguridad; revisar y corregir el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación, así como la extinción de fideicomisos.

"No queremos la confrontación ni la hemos buscado, hemos salido a defendernos porque tampoco estamos dispuestos a ser vilipendiados nuevamente por defender nuestra soberanía y dignidad", dijo Corral, y anunció que recurrirán a los instrumentos que la Constitución permite y a instancias internacionales para hacer valer los tratados que México ha suscrito, con el fin de garantizar la seguridad los derechos humanos, las libertades políticas, la democracia y la soberanía de los estados subnacionales.

En Nuevo León se denunció que la entidad ha sido tratada con injusticia por la Federación, en los últimos 40 años, y que actualmente, las arcas estatales reciben 28 centavos de cada peso que da, pese a que contribuye al 7.6% del PIB nacional; el estado recibirá 10 mil millones de pesos menos de participaciones federales, cantidad con la que podrían ser invertidas tres veces más en hospitales.

Al hacer uso de la palabra, Jaime Rodríguez dijo en alusión a López Obrador, sin mencionar su nombre, que hay personas que tienen poder y que creen que es de su propiedad.

“La federación sigue siendo confrontadora, que no escucha y que solamente impone, y que nos lleva a pensar a todos qué va a ser de este país si seguimos así. Cómo continuar en un dialogo sin escucha, cómo trabajar de manera aislada en cada región del país para lograr infraestructura humana de talento, científica, que trabaje en la tranquilidad, salud y comodidad de quienes vivimos en el país”.


    
En Jalisco, Enrique Alfaro advirtió que está dispuesto a “dar la batalla jurídica y política para exigir” al presidente Andrés Manuel López Obrador que no reduzca recursos a Jalisco. 

Manifestó que está en la mejor disposición de dialogar y construir acuerdos, pero de ser necesario, junto con los nueve mandatarios que forman parte de la Alianza Federalista, exigirá al presidente que los escuche y “genere las condiciones para que se corrija el presupuesto de Egresos de la Federación”, puesto que para 2021 se daría a Jalisco 9 mil 200 millones menos respecto a este año. 

Enrique Alfaro señaló que “no están dispuestos a tolerar más abusos de la federación”, y recalcó que “ningún estado libre y soberano que tenga un mínimo de dignidad puede seguir siendo parte de una federación cuando el gobierno de la República nos ignora, nos ataca, nos insulta y nos quita lo que nos pertenece”.


    
A su vez, el gobernador colimense José Ignacio Peralta Sánchez manifestó su inconformidad por la reducción o eliminación de partidas correspondientes de programas y convenios federales, que tendrán como consecuencia la reducción de al menos mil 244 millones de pesos en el presupuesto de 2021, en comparación con el del presente año.

En un mensaje a la población, el mandatario señaló además que la extinción de los 109 fondos y fideicomisos también tendrá un fuerte impacto para Colima, pues durante la década de 2010 a 2020 estos recursos significaron una aportación de alrededor de 6 mil millones de pesos para la entidad.    

Dijo que, como muchos colimenses, se siente “profundamente indignado”, y advirtió que no quisiera ver “hacia los siguientes meses y años el posible rompimiento del pacto federal, que ya se ha expresado como un riesgo en algunos importantes foros nacionales; por ello se hace necesario un pensamiento de Estado que mire hacia el interés superior de la nación y no hacia los afanes inmediatos y limitados de los intereses de grupo o de partido”.

En respuesta, el diputado Vladimir Parra Barragán, coordinador de la fracción parlamentaria de Morena en el Congreso del estado, rechazó lo afirmado por el gobernador, en el sentido de que a Colima llegan menos recursos federales.

“Es todo lo contrario, han llegado más y de manera directa a la gente, sin intermediarios que se quedaban con el moche. Por eso está tan enojado él y los gobernadores golpistas”, dijo.

(Con información de Verónica Espinosa, Patricia Mayorga, Luciano Campos, Gloria Reza y Pedro Zamora)