Nacional

"Me meo sobre toda tu familia": Raniere a Emiliano Salinas Occelli

A Emiliano Salinas Occelli se le relacionó como uno de los presuntos cómplices del líder de NXIVM, Keith Raniere, sentenciado este martes a cadena perpetua
martes, 27 de octubre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Luego de darse a conocer la sentencia de cadena perpetua para el líder de la secta NXIVM, Keith Raniere, resurgió el nombre de Emiliano Salinas Occelli, quien dirigió la filial de esa agrupación piramidal en México bajo el esquema de los Programas de Éxito Ejecutivo (ESP por sus siglas en inglés).

El hijo del expresidente Carlos Salinas de Gortari lideró los ESP en el país hasta la detención del estadunidense --en 2018--, acusado de abuso y tráfico sexual, esclavitud de mujeres y extorsión, entre otros.

A Emiliano se le relacionó como uno de los presuntos cómplices del líder de NXIVM, que operaba con la pantalla de ofrecer cursos y seminarios de desarrollo personal y profesional, con matriz en Albany, Nueva York.

De acuerdo con una columna de la periodista Dolia Estévez, publicada este martes en el portal SinEmbargo, Keith Raniere quería que México fuera la primera “República NXIVM” a nivel mundial y Carlos Emiliano Salinas Occelli, su presidente.

Con base en las revelaciones de Catherine Oxenberg, exintegrante de la secta y madre de una de las esclavas sexuales de Raniere --marcadas en el vientre con las iniciales del encarcelado líder del culto sexual criminal--, la periodista precisa que, para concretar ese plan, Raniere buscaba que Emiliano Salinas Occelli ganara las elecciones de 2018.

Estévez señala que la conjura descrita por Oxenberg en su libro ‘Captive’ explica el empeño de Raniere en doblar psicológicamente a Emiliano Salinas para convertirlo en su “peón” mexicano.

Y le reprochó su condición de hijo del expresidente. “‘Me meo sobre toda tu familia’, le dijo Raniere, al echarle en cara venir de un clan que se enriqueció mediante la corrupción y ser parte de un legado de "injusticia y perversión”, escribió Estévez.

Los ESP funcionaron en México desde 2000. Se impartieron desde entonces alrededor de 250 cursos de entrenamiento a un total de 8 mil personas.

Según autoridades estadunidenses, Salinas no operaba sólo la filial en México, su socio era Alex Betancourt Ledesma. Ambos formaban parte del círculo cercano de socios y colaboradores de Raniere, pero ninguno fue vinculado a proceso por los delitos de su mentor.

Tras la detención del líder, y luego de que el diario The New York Times publicó un reportaje sobre la esclavitud sexual en NXIVM, Salinas y Betancourt renunciaron a cualquier vínculo con el acusado, aunque testigos aseguraron que los dos aparecían como participantes de ritos de iniciación en lo que era presentado como un programa de ‘coaching’ para ejecutivos.

Durante el proceso judicial contra Raniere, salieron a la luz los nombres de Salinas Occelli y su hermana Cecilia, así como de Rosa Laura Junco, hija del empresario Alejandro Junco de la Vega --dueño del diario Reforma--; Ana Cristina, hija del expresidente Vicente Fox; Federico de la Madrid, hijo del difunto expresidente Miguel de la Madrid; Alejandra González Anaya, hermana del exsecretario de Hacienda, Alejandro Sánchez Anaya; y Marcela Gómez del Campo, hermana de Mariana Gómez del Campo y prima de Margarita Zavala Gómez del Campo, aunque no fueron imputados judicialmente.

La Fiscalía de Nueva York tiene pruebas de que Emiliano Salinas estaba enterado de las prácticas de Raniere e incluso trató de obtener ilícitamente documentos financieros para desacreditar a enemigos de su culto en Estados Unidos. Su cuenta de correo electrónico fue confiscada mediante una orden judicial como parte de la investigación contra Raniere.

Cuando Emiliano estuvo en NXIVM no hizo caso de las acusaciones contra su líder. Incluso después de ser detenido lo defendió. Y fue hasta que las acusaciones se intensificaron cuando se deslindó de ese personaje y después renunció a sus cargos.

En una carta dirigida a la opinión pública, Emiliano rechazó y condenó categóricamente las conductas dentro del grupo denominado DOS, del que se deslindó.

“Durante el periodo de mi asociación con la empresa comercial NXIVM, jamás participé o estuve involucrado de forma alguna con DOS y, como se ha revelado en la propia cobertura del caso, sus integrantes siempre negaron la existencia de prácticas que hoy se conocen sobre el grupo”, señaló entonces.

Otro escándalo que involucra a Emiliano Salinas Occelli fue desvelado por el exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) Emilio Lozoya Austin, quien en su denuncia de hechos ante la Fiscalía General de la República (FGR) acusó al expresidente Carlos Salinas de Gortari de presionarlo para pagar los proyectos de su hijo en la empresa TRESE, como los 15 millones de dólares por cancelar el contrato para una plataforma marítima que explotó debido a la falta de mantenimiento.