Nacional

Comisión de Hacienda en el Senado aprueba la Ley de Ingresos de 2021; pasa al pleno

Del total de recursos que el gobierno prevé obtener en 2021, 3 billones 533 mil 31.1 millones de pesos corresponden a impuestos y 381 mil 835.8 millones a cuotas y aportaciones de Seguridad Social.
miércoles, 28 de octubre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Comisión de Hacienda y Crédito Público del Senado de la República aprobó la Ley de Ingresos para el ejercicio fiscal 2021, que prevé obtener 6 billones 262 mil 736.2 millones de pesos, y pasó al pleno para su discusión y aprobación.

Sin cambiar una coma, con nueve votos a favor de Morena y seis en contra del PAN, PRI, Movimiento Ciudadano (MC) y PRD, la comisión que preside el morenista Alejandro Armenta aprobó los dictámenes de la Ley de Ingresos, Ley Federal de Derechos, Ley del Impuesto Sobre la Renta y Ley del Impuesto al Valor Agregado, así como el Código Fiscal de la Federación

De acuerdo con el senador panista Gustavo Madero, ese paquete económico no es progresista ni de izquierda. “Yo veo un paquete económico de medidas regresivas, autoritarias y neoliberales, guácala”. 

“Es el reconocimiento de la quiebra y fracaso de las finanzas públicas y un intento desesperado por mejorar la recaudación. Como lo dijo el secretario de Hacienda, se acabaron los guardaditos, ahora hay que exprimir la naranja hasta lo último, a los cautivos”.

En cuanto al polémico tema de darle más facultades al Servicio de Administración Tributaria (SAT) para tomar fotos y video en visitas domiciliarias, Alejandro Armenta, presidente de la comisión, manifestó que, si bien respaldan en absoluto al presidente de la República, están trabajando en el grupo parlamentario de Morena en una serie de reservas al dictamen porque no pueden permitir “el terrorismo fiscal”.

“Le hemos dado instrumentos técnicos, jurídicos, políticos al SAT y a la Procuraduría para que actúen y tengan elementos al límite del derecho público y privado, para que actúen contra la evasión fiscal”, dijo Armenta.

Prosiguió: “No podemos darle más herramientas jurídicas al SAT y a la Procuraduría porque estaríamos en el límite y, me atrevo a decirlo, del terrorismo fiscal que nosotros no queremos y que Morena no acepta, así es que vamos a cuidar, vamos a revisar, vamos a conciliar y vamos a tener que poner en la mesa de la Junta de Coordinación Política temas y argumentos de por qué tenemos que hacer reservas en donde seguramente nos acompañaremos, pero en estos temas que laceran la constitucionalidad y el derecho privado no puede este Senado dejar ese testimonio”.

En tanto, el senador Samuel García, de MC, señaló que se trata de un paquete centralista y autoritario, pero celebró que se abra el debate sobre el pacto fiscal, tras el conflicto entre el gobierno “central” y los gobernadores de la Alianza Federalista.

“Ha sido tan centralizador el paquete, tan autoritario el presupuesto, que ya logró que 10 gobernadores alcen la voz de que van a salir del convenio, lo cual aplaudo, es un convenio muy viejo, muy rancio, de hace 40 años, que está exprimiendo a estados y municipios”, criticó. 

Y más: “El presidente manifestó que se requieren reformas para renegociar el convenio, le tomo la palabra y le pido a la Comisión de Hacienda --ya hay varias (propuestas) presentadas por un servidor-- para debatir qué se puede lograr en este sistema de coordinación fiscal que ya lleva 40 años. Tenemos derecho a debatir si corresponde al México de hoy. Ya son 10 gobernadores, 10 voces, y muchos actores políticos que creemos que ese convenio se tiene que cambiar”.

La legisladora priista Verónica Martínez coincidió con García en el sentido de que se tiene que revisar el pacto fiscal porque los estados no reciben lo justo por sus participaciones.

“Los estados de la República que estamos generando riqueza de este país debemos recibir lo justo. Nosotros respaldamos a la alianza de gobernadores en este reclamo necesario de revisar todas las cuestiones fiscales que tengan que ver para que cada uno de los estados puedan recibir lo que nos corresponde”, apuntó.

Del total de recursos que el gobierno prevé obtener en 2021, 3 billones 533 mil 31.1 millones de pesos corresponden a impuestos, 381 mil 835.8 millones a cuotas y aportaciones de Seguridad Social, 58 millones a contribuciones de mejoras y 42 mil 267.7 millones de pesos a derechos.

Además, estima ingresos por 9 mil 364.8 millones de pesos correspondiente a productos; 119 mil 458.2 millones por “aprovechamientos”;1 billón 76 mil 892 millones de ingresos por ventas de bienes, prestación de servicios y otros; 343 mil 39 millones por transferencias, asignaciones, subsidios, subvenciones, pensiones y jubilaciones, y 756 mil 789.6 millones de pesos correspondientes a ingresos derivados de financiamientos.  

El dictamen también prevé una recaudación federal participable por 3 billones 351 mil 759.7 millones de pesos.  

Comentarios