Covid 19

Sánchez Cordero y Conago pactan coordinación ante repunte de covid-19

Este gobierno no tiene previsto la adopción de medidas de penalización administrativa por no respetar las medidas de prevención, ni mucho menos toques de queda, dijo la titular de Segob.
jueves, 29 de octubre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Mientras los mandatarios de la Alianza Federalista exigen al presidente Andrés Manuel López Obrador más recursos y reunirse con él, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, pactó con los miembros de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), incluidos panistas, coordinarse ante el inminente repunte de casos de covid-19 por la temporada invernal y ante lo cual no habrá “toque de queda”.
    
La reunión de Sánchez Cordero fue difundida inclusive por el gobernador panista de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, quien aseguró que tuvieron un “diálogo franco” con la funcionaria federal.

“Los integrantes de Conago sostuvimos un diálogo franco con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, e integrantes del gabinete federal; la salud y la economía siguen en el centro de nuestra coordinación”, escribió el panista en su cuenta de Twitter.

Y es que la secretaria de Gobernación hizo un llamado a los integrantes de ese organismo a actuar de manera conjunta y cuidar la salud de la población, sobre todo ante el aumento de contagios.

“Hoy tenemos un nuevo reto: el riesgo de un repunte de contagio, de saturación de hospitales y de incremento en muertes por covid. Es un riesgo que estamos o que podemos padecer en las siguientes semanas y que tenemos que enfrentar”, les dijo la funcionaria a los gobernadores.

Ante ellos también reiteró que el gobierno federal no adoptará medidas coercitivas contra la población y buscará la persuación para evitar los riesgos.

“Este gobierno no tiene previsto ni hemos contemplado la adopción de medidas de penalización administrativa por no respetar las medidas de prevención y autocuidados, ni mucho menos toques de queda o restricción a los derechos humanos y garantías individuales”, subrayó.

Ante la rebeldía de los gobernadores de la Alianza Federalista, Sánchez Cordero hizo un llamado a la unidad y a que la diversidad de ideas sea sinónimo de voluntad política, de diálogo y no de enfrentamiento.

“Hago un llamado a permanecer unidos y a no dejar que la incertidumbre nos lleve por senderos o puedan derivar aún más en complicaciones. La Secretaría de Gobernación está para escuchar y trabajar con cada una de las entidades federativas y para fortalecer a la democracia como la única forma de gobierno que puede asegurarnos un futuro mejor. Todos los temas serán discutidos y todas las voces serán escuchadas”, recalcó.

Expuso que la democracia se construye entre todas y todos, y ante la coyuntura derivada por la pandemia, hoy más que nunca “debemos permanecer unidos para encontrar soluciones conjuntas”, por lo que la dependencia que encabeza –dijo-- es un espacio abierto para todas y todos para trabajar y construir un federalismo corresponsable, justo y equitativo, con una distribución de competencias claras y precisas.

“La democracia no es algo que se dé de forma estática, es un proceso vivo que se construye día a día entre todos los actores que compone la sociedad. México es un país diverso en todos los sentidos y construir el nuevo federalismo implica que esa diversidad se haga presente en nuestras discusiones, pero no debe ser sinónimo de enfrentamiento sino voluntad política de dialogar”.

En la reunión, el gobernador priista de San Luis Potosí y presidente de la Conago, Juan Manuel Carreras, anunció que la próxima semana habrá un encuentro virtual de trabajo entre los integrantes de la Conferencia y el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera, para dar seguimiento a los temas pendientes, como los trabajos con funcionarios para la revisión del pacto fiscal que se desarrollarán durante 2021.

En la sesión virtual de este jueves participaron el secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela; las secretarias de Economía, Graciela Márquez Colín, y del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde Luján, así como el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo Lopez-Gatell Ramírez.

También el director general del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), Juan Antonio Ferrer; el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS),  Zoé Robledo Aburto; el director general del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Luis Antonio Ramírez Pineda; la presidenta del Instituto de la Mujeres, Andine Gasman Zylbermann, y la titular del Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol), Luz Beatriz Rosales.

Estuvieron la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum; los gobernadores de Veracruz, Cuitláhuac García; Zacatecas, Alejandro Tello; Tabasco, Adán Augusto López; Querétaro, Francisco Domínguez; Quintana Roo, Carlos Manuel Joaquín; Oaxaca, Alejandro Murat; Morelos, Cuauhtémoc Blanco; Nayarit, Antonio Echevarría; Hidalgo, Omar Fayad; Estado de México, Alfredo del Mazo; Guerrero, Héctor Antonio Astudillo; Chiapas, Rutilio Escandón, y Baja California Sur, Carlos Mendoza.

En representación de los gobiernos de los estados asistieron el secretario de Gobierno de Tlaxcala, José Aarón Pérez Carro; la jefa de oficina de Sonora, Natalia Rivera Grijalva; el secretario técnico de la Comisión de la Frontera Norte de Baja California, Héctor Irineo Mares Cossío; el secretario de Salud de Campeche, José Luis González Pinzón; el secretario de Salud de Durango, Sergio González Romero, y el secretario de Salud de Yucatán, Mauricio Sauri Vivas.

 

Más de