Covid 19

Visita a la Basílica puede ser un "evento de altísimo riesgo de contagio": López-Gatell

Hugo López-Gatell consideró que la celebración del 12 de diciembre en la Basílica de Guadalupe podría convertirse en una "experiencia explosiva de propagación a todo el país"
jueves, 29 de octubre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, advirtió que personas aglomeradas en un espacio público abierto o cerrado aumenta la capacidad de contagiarse del virus SARS-Cov2, causante del covid-19, y pidió tomar conciencia de ello.

Lo anterior, luego de que esta mañana cientos de creyentes de San Judas Tadeo acudieron a la Iglesia de San Hipólito y San Casiano, sin las debidas precauciones.

En la conferencia vespertina de este miércoles, el funcionario federal ejemplificó que el estado de Chihuahua tiene una alta transmisión del virus, mientras que en Campeche es muy baja. Si dos familias provenientes de ambas entidades viajan para asistir a la iglesia de San Hipólito y San Casiano, dijo, la capacidad contagiante de los chihuahuenses se transmitirá a los campechanos, quienes al regresar a su entidad de origen se llevarán consigo esta experiencia epidémica de contagiar.

“Entonces, recomendamos ampliamente a todos tomar conciencia de esto”, apuntó.

Sobre la celebración eclesiástica del 12 de diciembre en la Basílica de Guadalupe, señaló que la Secretaría de Gobernación ha estado en comunicación con la Conferencia del Episcopado Mexicano, que ha mostrado muy buena disposición, desde el inicio de la epidemia, de acoplar sus rituales y celebraciones a los distintos lineamientos de seguridad sanitaria, incluido el semáforo epidemiológico.

“En el caso particular de la celebración del 12 de diciembre, ahí concurren tradicionalmente 3 millones de personas, y se estima que hasta 6 o 7 millones de personas se desplazan de todos los rincones del país. Es un evento de altísimo riesgo de contagio y puede convertirse en una experiencia explosiva de propagación a todo el país, que lamentablemente podría revertir el éxito que se tiene en 20 entidades federativas que ya se encuentran en una fase de descenso”.

Hasta el momento se sabe, por los medios de comunicación, que las autoridades de la Iglesia católica voluntariamente han decidido modificar ese ritual, no abrir la ceremonia tradicional, tener una apertura ordenada y controlada del atrio, y realizar vía virtual la celebración correspondiente.

“Durante este periodo especial, dicho sea de paso, no olvidemos que estamos en un Estado laico, muy importante, nunca lo olvidemos; por lo tanto, los medios de radiodifusión son reservados a las actividades de ninguna denominación religiosa, sin embargo, para facilitar la colaboración de las entidades religiosas se ha apelado a lo que está reglamentado y es la posibilidad de permisos especiales, y se han solicitado miles de permisos especiales para celebrar por los medios de comunicación electrónicos los rituales religiosos”, comentó.

Además, destacó que toda la población de México es partícipe de las medidas de seguridad sanitaria, de prevención, para reducir la probabilidad de ser contagiados o de contagiar, si es que somos nosotros los que tenemos el coronavirus.

“Hemos dicho casi de manera cotidiana que el uso de cubrebocas es relevante para impedir la salida de virus, a través de gotas, gotículas o aerosoles; no es una medida de protección útil o suficientemente confiable o eficiente para protegernos, esto lo destacamos una y otra vez, a pesar de que hay personas que se inquietan cada vez que lo decimos, lo recomendamos ampliamente.

“En la medida que todos lo utilicemos la mayor parte del tiempo posible, correctamente tapando nariz y boca, y conjuntamente con las demás medidas de precaución --la sana distancia, lavado de manos, quedarnos en casa si tenemos síntomas--, vamos a lograr reducir la intensidad de la epidemia”, resaltó López-Gatell.

Igual sucederá con El Buen Fin, que se realizará del 9 al 20 de noviembre, pues si la gente se aglomera en las plazas comerciales habrá contagios, advirtió.

“De acuerdo con el semáforo naranja, que es lo que en este momento tiene la Ciudad de México, no corresponde tener estos eventos masivos, tendría que hacerse de una manera regulada, como ocurre alrededor de este recinto, Palacio Nacional, con las distintas actividades comerciales que ocurren”, finalizó.

Más de