Nacional

CFE pagará 6 mil 836 mdd más por renegociación de contratos "leoninos": ASF

En una revisión demoledora sobre el primer año de gestión de Bartlett al frente de la CFE, la ASF determinó que la empresa energética “no fue rentable” en 2019.
viernes, 30 de octubre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A raíz de la renegociación de cinco contratos “leoninos” de gasoductos, anunciada el año pasado con bombos y platillos por el presidente Andrés Manuel López Obrador y el director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE),  Manuel Bartlett Díaz el año pasado, la empresa productiva del Estado terminará pagando 6 mil 836 millones de dólares adicionales al monto estipulado antes del nuevo acuerdo con el sector privado, señaló hoy la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Al revisar el proceso de renegociación con los contratistas --IEnova, TransCanada, Carso Energía y Fermaca--, la ASF determinó que la CFE obtuvo un precio más bajo para los próximos 25 años, con un ahorro de 4 mil 432 millones de dólares, pero a cambio amplió 10 años el servicio a los transportistas, por lo que entre el año 25 y el 35 la CFE pagará 11 mil 178 millones de dólares adicionales al monto planteado en un inicio.

En una revisión demoledora sobre el primer año de gestión de Bartlett al frente de la CFE, la ASF determinó que la empresa energética “no fue rentable” en 2019, en parte debido a que “la conducción central y la dirección estratégica presentaron limitaciones que incidieron en el deterioro de su situación operativa y financiera”; señaló, por ejemplo, que “no fue posible asegurar que el Consejo de Administración procesó todos los problemas relevantes de la empresa”.

Entre los elementos que el organismo fiscalizador destacó figura el resultado de generación de riqueza residual negativo por 144 mil 267 millones de pesos –mejores en 8.9% que en 2018--, y planteó que “los resultados financieros de la CFE no son óptimos para considerarse una empresa con solidez financiera”.

“La CFE no fue rentable y continuó con un valor económico agregado negativo en su operación; no cumplió sus metas de generación de energía y observó un deterioro en la operación de las Empresas Productivas Subsidiarias, que provocó que la participación de la CFE en el Mercado Eléctrico Mayorista disminuyera, al pasar de 48.6% en 2018 a 47.1% en 2019”.

La ASF también observó que la CFE vendió su electricidad a precios inferiores a los de su generación –lo que provocó pérdidas de 61 mil 477 millones de pesos--, y las empresas privadas de generación de energía eléctrica tuvieron costos de producción mucho más bajos. 

De acuerdo con el organismo, entre 2017 y 2019 las pérdidas de energía se incrementaron 5.6% anual en promedio, y el año pasado representaron un hueco de 866 mil 75 millones de pesos para la empresa, mientras manejaba una cartera vencida por cobro de energía de 55 mil 587 millones de pesos, superior en 16.8% a la de 2018.

La CFE, sostuvo, invirtió cerca de 38 mil millones de pesos en 314 proyectos, pero “no acreditó disponer de la evaluación financiera y económica de los proyectos, que incluyera el Valor Presente Neto y la Tasa Interna de Retorno esperados y actualizados de cada uno de los proyectos, ni dio seguimiento puntual a los proyectos de inversión de la empresa”.

Pero, además, la ASF determinó que la CFE arrastra “costos ineficientes” por 58 mil 442 millones de pesos, cifra equivalente a la mitad de los subsidios que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) otorga a hogares y agricultores.

“La mitad de dichos subsidios se destinan a cubrir las ineficiencias de la empresa productiva del Estado”, remató.