Nacional

Pemex gasta más de 422 mdd en plantas de fertilizantes... pero no funcionan

Durante 2019, Pemex siguió cavando un hoyo en sus finanzas para echar a andar la producción de fertilizantes en Veracruz, en vano
viernes, 30 de octubre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En 2019, seis años después de que el gobierno de Enrique Peña Nieto comprara la empresa Agronitrogenados a Altos Hornos de México (AHMSA), de Alonso Ancira Elizondo, y de lanzar un ruinoso proceso de renovación de la planta “chatarra”, Pemex siguió cavando un hoyo en sus finanzas para echar a andar la producción de fertilizantes en Veracruz, en vano.

Y es que, pese a los 422 millones 500 mil dólares que Pemex ha gastado a la fecha para la renovación de las plantas, éstas siguen sin funcionar, pues, en una revisión realizada en julio pasado, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) observó que “continúan sin cumplirse los objetivos y las metas de ponerlas en operación, debido principalmente a la falta de gas natural, bióxido de carbono y amoniaco, consideradas como materias primas indispensables para la producción de fertilizantes”.

De ese monto, más de 80% fue acaparado por la empresa Avanzia Instalaciones, una filial del grupo español ACS, que pertenece a Florentino Pérez, también presidente del Real Madrid, quien hizo negocios en México durante la presidencia de Peña Nieto.

Según un informe de la ASF, el año pasado Pemex gastó 467 millones 292 mil pesos en Pro-Agroindustria --nombre que la petrolera dio a las plantas de Agronitrogenados-- para comprar amoniaco a Pemex Fertilizantes, pero registró ingresos por apenas un millón 960 mil pesos, derivado de la venta de chatarra.

Para operar, las plantas de urea de Agronitrogenados necesitan de grandes cantidades de bióxido de carbono. El Complejo Petroquímico de Cosoleacaque (Copeco), que también pertenece a Pemex, sólo le surte mil 160 toneladas de ese gas al día, apenas suficiente para operar una planta de urea; aparte, si bien en 2019 Copeco puso en marcha una planta de amoniaco adicional, tuvo “fallas” que le impidieron suministrar amoniaco y bióxido de carbono a Agronitrogenados.

La compra-venta de Agronitrogenados forma parte de las investigaciones que la Fiscalía General de la República (FGR) tiene contra Emilio Lozoya Austin –en cuya gestión se llevó a cabo la operación--, que desembocó en la detención de Ancira en España, pues el magnate habría pagado sobornos millonarios al exfuncionario para concretar la venta.

En julio de 2019, la ASF interpuso una denuncia de hechos ante la FGR para aportar los datos en su poder sobre Agronitrogenados; en ella, el organismo fiscalizador señaló como posibles “imputados” a Pedro Joaquín Coldwell, exsecretario de Energía, así como a Enrique Ochoa Reza, exdirector de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), y Miguel Messmacher Linartas, exsubsecretario de Ingresos y brazo derecho de Luis Videgaray Caso.

Comentarios