Nacional

Por aclarar, 25 mil mdp de la Cuenta Pública 2019: ASF

Las auditorías destacada son a trenes interurbano México-Toluca y de Guadalajara; aeropuerto Benito Juárez de la Ciudad de México, así como cinco revisiones a Pemex Exploración y Producción y una a Pemex Fertilizantes.
viernes, 30 de octubre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Auditoría Superior de la Federación (ASF) presentó a la Cámara de Diputados la revisión de la Cuenta Pública de 2019, con observaciones en el ejercicio del presupuesto para gasto federalizado por 25 mil 748 millones de pesos, de los cuales se han recuperado 738 millones.
 
En conferencia virtual con la Comisión de Vigilancia de la Cámara de Diputados, el titular de la ASF, David Colmenares Páramo, detalló que del monto total observado en el primer año de gobierno lopezobradorista, 14 mil 47 millones de pesos (55%) no tienen documentación comprobatoria.

En tanto, 8% corresponden a pagos improcedentes o en exceso; 6.5% a recursos o rendimientos financieros no ejercidos, devengados ni comprometidos y sin ser entregados a la Tesorería de la Federación (Tesofe); 4.9% se depositó vía transferencias a cuentas bancarias, y 26% correspondió a otros conceptos no especificados.

Salvo los 738 millones de pesos recuperados, el resto es susceptible de aclararse por las entidades fiscalizadas, apuntó.
 


El auditor entregó al Comité de Vigilancia los informes individuales de 370 auditorías de 14 fondos y programas: 337 al gasto federalizado programable y 33 a la distribución de las participaciones federales. 

También presentó los resultados de tres auditorías al Fondo de Gastos Catastróficos y al Programa de Vigilancia Epidemiológica del Fondo para la Atención de Emergencias. 

Precisó que, “referente a la primera, el Instituto de Salud para el Bienestar tiene pendiente de transferir a unidades médicas y prestadores de servicios médicos 325 millones de pesos correspondientes a 12 mil 726 intervenciones”. 

En esta entrega parcial no se incluyeron las auditorías a los programas prioritarios del gobierno federal, como Jóvenes Construyendo el Futuro, Sembrando Vida o Becas Benito Juárez.

Tampoco se entregaron las fiscalizaciones a las megaobras como el aeropuerto de Santa Lucía, la refinería de Dos Bocas y el Tren Maya.

El auditor detalló que se tienen en ejecución auditorías tanto a la extinta Policía Federal como a la Guardia Nacional, respecto de las transferencias de alimentos e insumos que esta última recibió de las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina.

Colmenares Páramo sostuvo que el paquete pendiente de auditorías se entregará en febrero de 2021, y recordó que las revisiones sufrieron un retraso por la pandemia.

Entre el paquete de auditorías que sí se entregaron a los diputados destacan las de los trenes interurbano México-Toluca y de Guadalajara, del aeropuerto Benito Juárez de la Ciudad de México, así como cinco revisiones a Pemex Exploración y Producción y una a Pemex Fertilizantes, por la rehabilitación de las plantas de Nitrogenados en Veracruz.

En el sector salud se presentaron los resultados de dos auditorías realizadas al Instituto Mexicano del Seguro Social y una más a la Secretaría de Marina. 

En otro tramo de su exposición al Comité de Vigilancia, el auditor informó que el gasto federalizado durante 2019 representó 33% del gasto neto total, que alcanzó 5.8 billones de pesos. 

Esto significa que “poco más de la tercera parte del presupuesto de la Federación fue operado por las entidades federativas y los municipios”. 

Colmenares Páramo desglosó que el año pasado 96.6% de ese gasto (1.05 billones de pesos) fue clasificado como social, y que de cada peso que el gobierno federal destinó al sector social, casi 30 centavos correspondieron al gasto federalizado. 

En materia de deuda pública del gobierno federal, el titular de la ASF destacó que en 2019 la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) “cumplió con la normativa y procedimientos establecidos y los criterios generales de política económica”.

Sin embargo, informó que la deuda pública del gobierno federal se incrementó nominalmente de 2018 a 2019 en 6.2%, alcanzando 8.8 billones de pesos, lo que representó 36.4% del PIB.

Precisó que, del total de la deuda, la interna representó 78.7% y la externa 21.3%. 

Colmenares Páramo reportó que el año pasado el pago de intereses, comisiones y gastos por la deuda pública ascendió a 0.5 billones de pesos, esto es, 8.6% del presupuesto de egresos de la federación autorizado en el mismo periodo.