Tras contagio, Trump se vuelve promotor del desafío a covid-19

lunes, 5 de octubre de 2020
WASHINGTON (apro).– La rauda recuperación al contagio de covid-19 del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, transformó al mandatario en promotor del desafío a la propagación del virus que en su país han contraído casi 7.5 millones de personas y perecido unas 210 mil. “No le tengan miedo a covid-19, no dejen que domine sus vidas; bajo el gobierno de Trump hemos desarrollado algunas medicinas y conocimientos realmente grandiosos. Me siento mejor que hace 20 años”, escribió Trump en Twitter unas horas antes de ser dado de alta. Poco más de 72 horas pasó internado el presidente estadunidense en el hospital militar Walter Reed, luego de haber dado positivo al contagio de coronavirus y en medio de contradicciones sobre las pruebas médicas a las que fue sometido. El equipo de doctores militares que lo atendieron eludió endosar la palabra del presidente que ahora propaga no dejar que sea el miedo a la pandemia el que defina las vidas de los estadunidenses, cuya mayoría cumple con las recomendaciones y medidas sanitarias para con el virus. Desde el mismo momento que Trump fue internado en el hospital la tarde del viernes pasado, una nube de dudas se postró sobre el nosocomio militar y la Casa Blanca por las contradicciones en las que incurrieron al emitir informes sobre el cuadro clínico del mandatario. https://www.proceso.com.mx/651658/coronavirus-casos-covid-19-mexico-5-octubre Los médicos nunca esclarecieron los detalles sobre las radiografías de los pulmones que le tomaron a Trump, ni tampoco especificaron las dos situaciones en las que presuntamente le administraron oxigeno al presidente ni sobre los grados de fiebre que pudo haber padecido. A Trump los especialistas lo trataron con lo mejor de lo mejor en medicina experimentales, Remdezivir para contener la infección y Dexamethasone, una droga que contiene esteroides para contraatacar las reacciones negativas que provoca el virus en el sistema inmunitario. A sus 74 años y luego del rápido y efectivo tratamiento al que fue sometido, el presidente de Estados Unidos declaró que se siente mejor que lo que se sentía hace 20 años, por lo que dedujo que su caso es ejemplo de sobrevivencia a la enfermedad mortal y pide a la gente que no lo tema. La nueva posición de Trump ante la crisis de salud mundial provocó inmediatamente oposición entre los epidemiólogos y médicos en Estados Unidos, quienes le insisten a las personas que usen el cubrebocas, mantengan la sana distancia y se mantengan en confinamiento. De acuerdo al seguimiento puntual que de la propagación del coronavirus a nivel mundial lleva a cabo la Universidad de Johns Hopkins, Estados Unidos es el segundo país con más número de contagios de covid-19, solamente superado por la India. https://twitter.com/realDonaldTrump/status/1313267615083761665?s=20 La prestigiosa universidad que se transformó en la brújula mundial para medir la magnitud de pandemia reporta que en Estados Unidos el promedio semanal de contagios de covid-19 es de casi 45 mil personas, nación en la que además 23 estados que la integran van a la alza en casos Trump ha sido la excepción a la regla de lo que ocurre con el cuadro clínico de personas contagiadas de covid-19 y que pertenecen al grupo de la tercera edad, quienes en su mayoría el estar contagiados pasan semanas enteras internados en hospitales y varios pierden la vida. Incluso antes de anunciar que sería dado de alta, por la mañana de este lunes Trump lanzó un torrente de mensajes en su cuenta personal en la plataforma de Twitter dedicados a promover lemas de su campaña de reelección frente a la candidatura del demócrata Joe Biden. Incluso estando internado, el presidente y la Casa Blanca se encargaron de hacer saber a la ciudadanía estadunidense que todo en el gobierno federal seguía igual, que no había crisis de mando y que estaban concentrados en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre. Los analistas políticos en Washington que siguen viendo con sospecha lo ocurrido con Trump, sostienen que una de las cosas que pudo incentivar al mandatario pudo haber sido su caída en la popularidad entre la ciudadanía de su país. De acuerdo con la última encuesta y realizada después del debate presidencial del pasado martes 29 de septiembre, Biden cuenta con el 53% del apoyo de los electores estadunidense registrados en el padrón electoral, mientras que el presidente Trump tiene el 39%. A poco menos de un mes de los comicios del 3 de noviembre ahora está en perspectiva saber si habrá estadunidenses que le hagan caso a Trump de no tenerle miedo a covid-19 y antes de los comicios presidenciales se integren a la lista de personas contagiadas del virus. https://www.proceso.com.mx/651609/trump-anuncia-que-sera-dado-de-alta-del-hospital-militar-esta-tarde

Comentarios