ONU: Cada 16 segundos nace un bebé muerto en el mundo

jueves, 8 de octubre de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Cada 16 segundos un bebé nace muerto en el mundo y la reducción de atención médica durante la pandemia de covid-19 podría ocasionar 200 mil casos más en 117 países, alertó la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Casi dos millones de bebés nacen muertos cada año, el 84% en países de ingresos bajos y medianos, y esta cifra podría aumentar en un 11.1% si la reducción de los servicios de salud por la pandemia llega al 50%, de acuerdo con el informe “Una tragedia desatendida: la carga mundial de mortinatos”. El estudio define a un mortinato como a un bebé que nace sin signos vitales durante la 28ª semana del embarazo o posteriormente y, de acuerdo con un modelo de investigadores de la universidad Johns Hopkins, 13 países podrían ver un aumento del 20% en las muertes dentro de un año. Nota relacionada: Urge garantizar cobertura universal de salud ante la pandemia: ONU "Perder un hijo al nacer o durante el embarazo es una tragedia devastadora para una familia, que a menudo se soporta en silencio, pero con demasiada frecuencia en todo el mundo", afirmó Henrietta Fore, directora ejecutiva de Unicef durante la presentación del documento. De acuerdo con el estudio, en 2019, 3 de cada 4 mortinatos ocurrieron en África subsahariana o en el sur de Asia, mientras que 39 países de altos ingresos tuvieron un número mayor de mortinatos que de muertes neonatales y en quince naciones esos casos superaron al de muertes infantiles. El documento incluye las primeras estimaciones conjuntas de mortinatos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Banco Mundial y la División de Población del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas. Nota de interés: Viene “Frena 2” con Claudio X González y Gustavo de Hoyos a la cabeza; “me dan ternura”: AMLO Los expertos detallaron que la mayoría de los mortinatos se deben a la mala calidad de la atención durante el embarazo y el parto, por lo que la falta de inversiones en servicios prenatales e intraparto y el fortalecimiento de la fuerza laboral de enfermería y partería son desafíos clave. Ya que más del 40% de los mortinatos ocurren durante el alumbramiento, lo cual podría evitarse si se contara con un trabajador sanitario capacitado durante el parto y en la atención obstétrica de emergencia adecuada. "La tragedia de la muerte fetal muestra cuán vital es reforzar y mantener los servicios de salud esenciales, y cuán crítico es aumentar la inversión en enfermeras y parteras”, señaló, Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS. Por otra parte, el estudio resaltó que el nivel de educación de una madre es uno de los mayores impulsores de la inequidad en los países de ingresos altos, que las tasas de mortinatos son más altas en las zonas rurales que en las urbanas y que el estatus socioeconómico también está relacionado con una mayor incidencia de mortinatos. Asimismo, destaca que las minorías étnicas de los países de altos ingresos suelen carecer de acceso a una atención sanitaria adecuada, como las poblaciones inuit en Canadá que presentan una tasa de muerte fetal casi tres veces mayor que el resto del país y las mujeres afroamericanas de Estados Unidos, que están expuestas a casi el doble de riesgo de mortinatalidad que las mujeres blancas.

Comentarios