Trabajadora de Notimex evidencia violación a la huelga, la hostigan y le retienen celular personal

viernes, 9 de octubre de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La divulgación de un video en el que trabajadores en activo de Notimex denunciaron que están siendo obligados a trabajar en violación a la huelga estallada hace 8 meses y en malas condiciones sanitarias, desató un nuevo capítulo de hostigamiento y acoso contra un reportero y una editora de la agencia. El video que se hizo público el martes muestra el hacinamiento dentro de las instalaciones "alternas" que renta Notimex en África 15, colonia La Concepción en la alcaldía Coyoacán, la falta de medidas sanitarias de sana distancia en el inmueble y la inconformidad de un grupo de trabajadores en activo que no pertenecen a ninguno de los sindicatos en disputa. La trabajadora más afectada fue Ingrid Sánchez Pulido, a quien el director editorial de Notimex, Agustín Lozano, inculpó de la videograbación difundida en la cuenta de Twitter @TrabajaNTX la noche del jueves. Nota relacionada: Los días contados: testimonio de un corresponsal de Notimex De acuerdo con la reportera y editora de la sección de noticias internacionales, llegó por la mañana a la bodega ubicada en África 15 en el horario exigido por la directora de Notimex, Sanjuana Martínez, es decir, a las 7 de la mañana. Posteriormente, comenzaron a citar a cada uno de los trabajadores con el director editorial de Notimex, Agustín Lozano, los cuales eran obligados a entregar sus celulares antes de entrar a la sala de juntas donde se llevaron a cabo las reuniones. Cada uno de los trabajadores recuperaba su celular tras interrogatorios individuales de entre 15 y 25 minutos. Reportaje especial: Notimex, la vocería de los caprichos Alrededor de las 10 de mañana, le tocó el turno a Ingrid Sánchez Pulido, a quien también le recogieron su teléfono celular personal, puesto que la agencia no le ha proporcionado ningún tipo de dispositivo para sus labores profesionales. Lozano, uno de los principales colaboradores de Sanjuana, primero intentó intimidar a la editora de Notimex con la advertencia de que ellos la tenían identificada como autora del video, por lo que podrían imputarle un delito, sin que le pudiera especificar cuál. Sánchez negó ser la autora de la videograbación de manera tajante, por lo que Lozano comenzó a preguntarle sobre su postura personal en torno a la huelga y la obligación que Sanjuana Martínez les impuso a los trabajadores de la agencia para tuitear notas con antigüedad de hasta 6 meses para resaltar las actividades del "nuevo Notimex". Además, los trabajadores de la agencia deben restaurar desde una base de datos tipo Excel, las ligas del archivo histórico de Notimex, mismo que aparentemente se perdió por negligencia de la actual administración. La redactora y editora de la sección internacional expuso ante su superior que no estaba de acuerdo con la violación a la huelga y la falta de medidas sanitarias. Ante su opinión, Agustín Lozano la acusó entonces de violar la privacidad y el reglamento interno de la agencia, por lo que le ordenó salir de las instalaciones sin entregarle su teléfono celular. La trabajadora de Notimex se negó a abandonar las instalaciones y advirtió que retenerle el celular equivalía a un robo y exigió que se lo entregaran de inmediato. Pese a todos sus reclamos fue desalojada sin que le entregaran su dispositivo personal, por lo que tomó la decisión de llamar al 911 y denunciar el robo de su celular. Una patrulla llegó hasta el lugar y tras dialogar con Ingrid Sánchez, también entablaron conversación con personal de Notimex para después retirarse del lugar con la recomendación a la afectada que denunciara ante un Ministerio Público. Hasta el lugar llegó el también reportero de Notimex, Samuel Cortés, quién labora en el turno vespertino, solo para solidarizarse con su compañera de trabajo, lo que bastó para que también fuera amenazado con su despido y con la retención de sus salarios. Más tarde, otro directivo de Notimex ofreció a la afectada que pudiera recoger su teléfono celular, pero con la advertencia de que le levantarían un acta administrativa. Pese a no estar de acuerdo, Sánchez finalmente ingresó a las instalaciones de la agencia, y en efecto, le devolvieron su teléfono celular que le retuvieron por más de dos horas. Además, le pidieron a Ingrid Sánchez firmar un acta administrativa por una falta grave que amerita una suspensión de su trabajo por seis días sin goce de sueldo. Tras negarse a firmar, la editora de Notimex fue conducida hacia el exterior por parte de los funcionarios de Notimex a cargo de la sede alterna, Luis Monroy y Agustín Lozano, sujetos que ordenaron el desalojo de los trabajadores presentes y la cancelación de actividades en los turnos vespertino y nocturno. Para llevar a cabo este desalojo, las autoridades de Notimex recurrieron a los vehículos de Jesús Rodríguez, líder del Sindicato de Independiente de Notimex (Sinotimex) y a un vehículo blanco con placas de Morelos para desalojar a todos los trabajadores que se encontraban en África 15. En total, ambos vehículos desalojaron a más de 30 trabajadores que fueron contratados entre noviembre de 2019 y febrero de 2020 para laborar en la agencia. Otra de las personas que salió del lugar fue el Director Jurídico de la agencia, Jaime Fernández. A través de su cuenta de twitter, la directora de Notimex, Sanjuana Martínez, anunció que la agencia de noticias interpuso una denuncia contra la trabajadora en activo por una supuesta violación a la privacidad de sus compañeros de trabajo y otra por el presunto robo de documentos. A las 4 de la tarde, en África 15 se presentaron trabajadores del Sindicato Único de Notimex (Sutnotimex) para respaldar a su compañera despedida y exigir un alto a la criminalización de los trabajadores que piden respeto a sus derechos humanos y a la ley laboral.
Réplica de Notimex

Comentarios