Nacional

La cifra de víctimas por feminicidio aumentó 137% en cinco años

La ONG Impunidad Cero destacó que, en homicidio doloso, la impunidad alcanzó niveles de 89.6% en 2019, "el nivel más alto de impunidad para ese delito desde que se tiene registro"
martes, 10 de noviembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En los últimos cinco años el número de víctimas por femicidio aumentó 137%, mucho más que los registros por homicidio doloso, que fue de 93%, según Impunidad Cero.

En su informe “Impunidad en homicidio doloso y feminicidio: Reporte 2020”, la organización destacó que, de acuerdo con datos oficiales, en homicidio doloso la impunidad alcanzó niveles de 89.6% en 2019, “el nivel más alto de impunidad para ese delito desde que se tiene registro”.

El año pasado, precisó, se registraron 34 mil 608 homicidios dolosos, de los cuales 3 mil 834 fueron mujeres las víctimas, pero sólo mil 12 casos se clasificaron como feminicidios.

Tomando en cuenta información oficial, Impunidad Cero determinó que Veracruz “encabeza los niveles de feminicidio en el país, seguido del Estado de México, la Ciudad de México, Nuevo León y Jalisco”. Esas entidades concentran casi la mitad de los feminicidios de México, apuntó.

La impunidad en feminicidios alcanzó registros de 51.4%, aunque el nivel se refiere a “sólo 16 estados que respondieron al número de sentencias condenatorias”, por lo que “se observa un subregistro en ese delito”.

De acuerdo con el informe, en el delito de feminicidio, en 2019, la entidad con mayor impunidad fue Baja California Sur con 100%, seguida de Guerrero con 93.8% y Jalisco con 86.7%

Las entidades con mayor impunidad en homicidio doloso, añadió, son: Morelos, con 99.6%; Oaxaca, 99.4%; Guerrero, 98.8%; Chiapas, 98.4%, y Tabasco, con 97.2%.

Asimismo, la organización destacó que los estados con mayores registros de feminicidio son Sinaloa, con 88.6%; Veracruz, con 73%, y Yucatán, con 60%, en tanto que los que menos clasifican muertes de mujeres como feminicidios son Guanajuato, con 5.3%; Michoacán, con 7%, y Guerrero, con 8.5%, por lo que “puede haber un subregistro para ese delito” en esas entidades.

Durante la presentación del informe, el académico Guillermo Zepeda consideró que el origen de múltiples manifestaciones para exigir justicia en casos de asesinatos de mujeres está en la impunidad, situación que “en las mujeres se maximiza porque se ve esa doble victimización del subregistro”.

Tras señalar que nueve de cada 10 homicidios quedan impunes en México, Zepeda destacó que ese nivel coloca a México “por encima de la media internacional, que es de 30% a 35% en impunidad”.

Apuntó que durante el primer año de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, la tasa de impunidad en homicidios dolosos se colocó en 89.6%, manteniendo la tendencia de los dos últimos años del gobierno de Enrique Peña Nieto, de 89% en 2018 y de 89.5% en 2017.

A su vez, Paola Jiménez –investigadora de Impunidad Cero-- apuntó que México “se ha consolidado como el sexto país más violento del mundo”, al registrar 29.1 homicidios por cada 100 mil habitantes, superando la tasa promedio de 15.9 de América.

Señaló que mientras en México se asesina en promedio a 10 mujeres al día, sólo tres se investigan como feminicidio, en tanto que “la tasa de defunciones de mujeres mexicanas con presunción de homicidio se estima en 4.3 por cada cien mil, más del triple del índice de 1.3 a nivel mundial”.

Para la investigadora, la violencia feminicida en México “es una situación muy grave que ha venido creciendo en los últimos años”, al igual que la impunidad que existe en el delito de feminicidio.

La directora ejecutiva de Impunidad Cero, Irene Tello Arista, concluyó: “es fundamental seguir haciendo análisis precisos que nos muestren los fenómenos a los que nos enfrentamos, así como identificar qué se está haciendo bien en diferentes estados, con el fin de reducir los niveles de impunidad que hay en el país”.

La organización también hizo una revisión del abordaje de las autoridades en el tema de desaparición de personas, que suman 177 mil 486, de las cuales 59.2% fueron localizadas, siete de cada 100 sin vida.

“Existen grandes contrastes a nivel estatal en cuanto a las personas localizadas: en Campeche, Guanajuato y Yucatán se ha encontrado a 93.8%, 93.6% y 92.9% de las personas desaparecidas, mientras que en Nayarit, Coahuila y Baja California Sur solamente se ha localizado a 8.2%, 12.6% y 15.8%, respectivamente”, destacó la organización.

De la revisión del Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas, la organización identificó a cinco entidades como las que concentran más de la mitad de las personas desaparecidas: Tamaulipas (10 mil 813), Jalisco (10 mil 249), Estado de México (7 mil 690), Veracruz (5 mil 023) y Sinaloa (4 mil 864).