Covid 19

El gobierno analiza si es "realista" adquirir la vacuna de Pfizer: López-Gatell

El reto para llevar a la población en tiempo, forma y con las condiciones adecuadas esa vacuna –que recientemente anunció que tiene un 90 por ciento de efectividad– es contar con el sistema de ultracongelación adecuado, precisó el subsecretario.
jueves, 12 de noviembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- México considera la conveniencia de adquirir la vacuna de Pfizer y BioNTech contra el coronavirus debido a que el país no cuenta con una red de ultracongelación para su uso, como no lo tiene “ningún otro país del mundo”, dijo el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell.

Durante la conferencia de prensa para actualizar el estado de la pandemia de covid-19, el funcionario recordó que el Gobierno de México firmó con Pfizer una carta de intención respecto a la adquisición de vacunas contra covid 19 que le da la posibilidad de un acceso oportuno, pero aclaró que no se han firmado contratos.

Y es que el reto para llevar a la población en tiempo, forma y con las condiciones adecuadas esa vacuna –que recientemente anunció que cuenta con un 90 por ciento de efectividad– es contar con el sistema de ultracongelación adecuado.

López-Gatell fue cuestionado en la conferencia si México cuenta con una cadena de frío de entre menos 70 y menos 80 grados para poder transportar y almacenar esas vacunas en todas las entidades federativas.

“La respuesta es no, México no tiene una red de ultracongelación, como no lo tiene ningún país del mundo”, respondió.

“Estados Unidos, que es el país que es donde existe esta compañía Pfizer, en la que se desarrolló la vacuna o Alemania donde hay también una compañía asociada en producir esta vacuna, tampoco tienen una red de ultracongelación”, detalló.

Al respecto explicó que la vacuna de Pfizer contra el covid-19 tiene una tecnología muy diferente a la que tiene cualquier otra vacuna del mundo.

“Solamente durante los últimos cinco días antes de ser usada se puede descongelar, es decir, a partir de que se descongela sólo restan cinco días máximo para que se utilice”, indicó.

“Si habláramos de una sola dosis o un puñado de dosis quizá esto no sería un reto, porque en cinco días hay tiempo suficiente para distribuirlas y usarlas. Pero cuando hablamos de millones de dosis y estamos pensando además que es indispensable que haya equidad en la distribución, entonces tenemos que considerar el país en su conjunto, el territorio nacional en su conjunto, donde debería de haber la capacidad de llevar esta vacuna”, aseveró.

Al respecto mencionó que la Organización Mundial de la Salud ya ha expresado que todos los países, si es que quieren utilizar esta vacuna, deberían considerar que no pueden adquirirla a menos que haya una red no de refrigeración, sino de ultracongelación.

“Pfizer, por su parte, está considerando algunos elementos tecnológicos, que son unas cajas de ultracongelación que pudieran permitir acercar la vacuna a distintas poblaciones, distintos poblados.

“Pero aun así cuando hablamos de ultracongeladores, no estamos hablando de un refri del tamaño de lo que uno tiene en la casa, y tampoco de la intensidad de refrigeración de lo que uno tiene en la casa”, explicó.

Un refrigerador de casa,dijo, generalmente está entre 2 y 8 grados centígrados, que es la temperatura fría suficiente para conservar la mayoría de las más vacunas.

“Incluso nuestro congelador doméstico generalmente está a una temperatura entre menos cuatro y hasta menos 15 grados centígrados, pero aquí estamos hablando de menos 70.

“Estamos hablando de dispositivos de tamaño industrial que requieren una tecnología muy demandante en energía eléctrica, en personal y en el manejo de la misma”, expuso López-Gatell.

Lo que está haciendo México, concluyó, es considerar los beneficios potenciales de tener esta vacuna en particular, comparada con otras posibles vacunas, respecto a la inversión “y no solamente en términos de dinero, sino en términos de tiempo y en términos de personal que se necesitaría hacer para tener la capacidad de utilizar esta vacuna en un tiempo razonable”.

Una de las consideraciones importantísimas para firmar o no los contratos depende de que se realista la posibilidad de garantizar este sistema de ultracongelación que nos permita llevar en tiempo, forma y con las condiciones adecuadas este producto, reiteró.

Tráiler refrigerante

López-Gatell confirmó que sí se dispuso de un tráiler refrigerante afuera de un hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Ciudad Juárez, Chihuahua, pero como medida preventiva ante el alto índice de contagios de SARS-CoV2 y enfermos de Covid-19 reportados en la entidad.

“El gobierno del estado de Chihuahua tomó una previsión en colaboración con las instituciones federales, en este caso estamos hablando del IMSS, que contempla la posibilidad de que pudieran excederse los espacios y el tiempo de resolución y entonces tuvieran que esperarse al procesamientos de cadáveres y por eso se tienen este tipo de unidades refrigeradas que es precisamente para el movimiento de estos cuerpos”, indicó en la conferencia de prensa vespertina sobre covid-19 en el país.

Consideró que es muy triste, como también lo es la muerte de personas, que haya una epidemia en el país y una pandemia que afecte a la humanidad, pero por eso deben tomarse decisiones técnicas necesarias para resolver las situaciones que se presenten y se tienen que instrumentar y se tienen que comunicar cuando exista una preocupación social con absoluta transparencia y lo que podemos decir a las personas.

“Lo que podemos decir a las personas residentes en Chihuahua y en particular, en Ciudad Juárez, donde existe la mayor intensidad epidémica, es: no hay que interpretar esto como que representa un riesgo mayor de fallecer si es que se padece covid-19. Tampoco quiere decir que haya un mayor riesgo de contagiarse del que habría en otras circunstancias parecidas de actividad epidémica”, comentó.

Comentó que Chihuahua fue uno de los estados que inició un cambio en su trayectoria, lo cual fue mostrado en la curva epidémica, al igual que Coahuila, Durango, Zacatecas, Nuevo León, Aguascalientes y Querétaro.

Esto, añadió, no quiere decir que la situación particular de Chihuahua revele un cambio en la agresividad, pues es un término genérico que utiliza, técnicamente se llama virulencia del virus SARS-CoV2.

“Es decir, el comportamiento médico del SARS-Cov2 del covid-19 en Chihuahua es el mismo que en todo México, pero efectivamente cuando empieza a haber un exceso de contagios hay un exceso de personas infectadas, enfermas, que requieren hospitalización y tristemente hay un incremento de personas que pierden la vida”, destacó.

A esto sumó que el procesar los retos finales de alguien que ha fallecido por cualquier causa es un proceso relativamente lento, esto puede pasar varias horas antes de que se pueda disponer de acuerdo a los reglamentos de la ley general de salud y las condiciones de bioseguridad de los restos fúnebres de una persona que pierde la vida.

“Covid-19, de acuerdo con bioseguridad y el manejo de cadáveres, requiere que las personas sean incineradas y en el país existe un número determinado de crematorios que no tiene la extensión para resolver un exceso de mortalidad por la razón que sea”, añadió.

Más de

Comentarios