Nacional

Crece la violencia de género durante la pandemia; lanzan campaña contra agresiones verbales

La Red Nacional de Refugios anunció el inicio de una campaña en colaboración con la compañía de enseñanza de idiomas en línea Babbel para evidenciar la violencia contra la mujer a través del lenguaje.
miércoles, 18 de noviembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A ocho meses de decretada la emergencia sanitaria por la pandemia de covid-19, la Red Nacional de Refugios (RNR) informó que el 60% de las mujeres que pidieron el apoyo de la organización sufrieron violencia psicológica, lo que incluye ofensas y amenazas verbales.

En el contexto del Día Internacional de la Eliminación de las Violencias contra las Mujeres, la RNR, compuesta por 69 espacios de protección, alertó en la urgencia de visibilizar “todos los tipos de violencia de género que se perpetran contra las mujeres” y que cada día cobra la vida de once mujeres.

De acuerdo a la red, de marzo a octubre de 2020 se han incrementado 55% el número de mujeres, niñas y niños atendidos por violencias de género, en comparación con los registros del año pasado, “lo que refleja que México vive dos pandemias: el covid-19 y las violencias machistas”.

La RNR detalló que en los ocho meses de confinamiento “brindó atención y acompañamiento a 34 mil 716 personas”, de las cuales 12 mil fueron atendidas a través de redes sociales y líneas telefónicas, “comunicándose dos mujeres cada hora para pedir apoyo”.

Apuntó que del total, 10% de las mujeres que pidieron auxilio “aseguraron vivir todos los tipos de violencias, incluida la emocional”, en tanto que en los últimos dos meses, 3.78% de las mujeres atendidas “reportaron intento de feminicidio, la expresión extrema de violencias contra mujeres,  niñas y adolescentes”.

La RNR resaltó que cientos de feminicidios estuvieron precedidos de frases como “Eres mía, de nadie más. Si no estás conmigo, no estás con nadie”, y “No voy a permitir que estés con otra persona”, de ahí la importancia de visibilizar la violencia en el lenguaje.

“Es de suma importancia trabajar día a día en la deconstrucción del lenguaje sexista, lo que significa tanto desnaturalizar las violencia por razones de género, así como renunciar a continuar ejerciendo el poder sobre las mujeres, niñas, niños y adolescentes”, alertó Wendy Figueroa, directora de la RNR.

Con la alerta del incremento de la violencia de género durante el confinamiento y en el contexto del Día Internacional de la Eliminación de las Violencias contra las Mujeres, la RNR  anunció el inicio de una campaña en colaboración con la compañía de enseñanza de idiomas en línea, Babbel, para evidenciar la violencia contra la mujer a través del lenguaje.

La organización de protección de las mujeres y de prevención a la violencia de género y Babbel llamaron a las mujeres “a hacer uso de su voz y visibilizar, en sus redes sociales las frases machistas de las que han sido víctimas, porque el lenguaje es el primer territorio de las violencias machistas”.

A través del hashtag #LaViolenciaEmpiezaEnLasPalabras RNR se suma a la campaña que inició Babbel en el mundo denominada  #WordsThatHurt, que busca generar “conciencia lingüística reuniendo el testimonio de miles de mujeres”.

Como parte de la campaña en México, Babbel donará becas a las mujeres beneficiarias de los espacios de atención y protección que tiene la RNR “para contribuir con cursos de idiomas como parte de los programas de empoderamiento e inserción laboral de mujeres víctimas de violencias de género”

Rita Santoyo Venegas, lingüista experta de Didáctica de Babbel, destacó que “la palabra tiene un gran poder, y lamentablemente hay muchas expresiones cotidianas que confirman el sesgo subconsciente de que los hombres son intelectual, física y moralmente superiores a las mujeres, imponiéndoles a ellas reglas y erosionando su libertad y autoconfianza”.

Tras exponer una serie de frases, como las mencionadas, que reflejan violencia de género, Wendy Figueroa consideró que “el lenguaje puede ser un medio ideológico y político idóneo y capaz de reflejar otra realidad y contribuir a la destrucción del poder patriarcal que deje, por ejemplo, de cosificar, revictimizar y responsabilizar a las mujeres y niñas por las violencias de las que son víctimas, incluidas las feminicidas”.