Nacional

Investigación a Cienfuegos, estará "a la altura del prestigio de México": Ebrard

Al explicar las gestiones realizadas que concluyeron ayer con la deportación de quien fue secretario de la Defensa Nacional, el canciller expuso que la instrucción presidencial con la que actuó, fue la de defender la “dignidad y el prestigio” de México ante las autoridades estadunidenses.
jueves, 19 de noviembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Las investigaciones que la Fiscalía General de la República (FGR) realice sobre el general Salvador Cienfuegos, serán con los más altos estándares de efectividad y honestidad, confió el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón.

Al explicar las gestiones realizadas que concluyeron ayer con la deportación de quien fue secretario de la Defensa Nacional, el canciller expuso que la instrucción presidencial con la que actuó, fue la de defender la “dignidad y el prestigio” de México ante las autoridades estadunidenses.

En la conferencia de prensa presidencial de este miércoles, Ebrard Casaubón explicó el argumento central sobre dichas gestiones:

“Si hay investigación, indagatoria, de colusión con la delincuencia organizada, que se haga del conocimiento de la autoridad mexicana, que México sabrá aplicar la ley”.

El acuerdo alcanzado entre los gobiernos de los dos países, se materializó el martes con el retiro de cargos por parte de la fiscalía estadunidense y se concretó ayer, con la admisión de ese desistimiento por parte de la jueza Carol Amon, permitiendo así la deportación del general en retiro.

Cienfuegos llegó ayer a México, vía el Aeropuerto de Toluca. Ahí fue entregado por los US Marshall a los agentes de la FGR, se le practicó un examen médico y se le notificó que hay abierta una investigación en su contra. A la media noche, el general Cienfuegos, quedó en libertad, informó el canciller.

Desde el pasado martes, cuando se dio a conocer el retiro de cargos y las primeras explicaciones sobre el caso, Ebrard ha insistido que existe confianza en las autoridades de los dos países. Además, reiteró su reconocimiento al fiscal estadunidense, William Barr, por admitir el acuerdo y deportar al general.

Sobre Cienfuegos pesaban cargos de narcotráfico y lavado de dinero, a partir de una serie de pruebas aportadas por la fiscalía estadunidense, compartidas con México, donde se abrió una carpeta de investigación pero que a la fecha no ha concluido en orden de aprehensión ni citatorio.

Las gestiones diplomáticas iniciaron poco después de que a finales de octubre el canciller emitiera una nota diplomática expresando el extrañamiento mexicano por el manejo unilateral estadunidense de la información sobre el caso y la detención en su arribo al aeropuerto de Los Ángeles, ejecutada el 16 de octubre.

El acuerdo conseguido con las autoridades estadunidenses es inédito, como también lo fue que un exsecretario de Defensa mexicano cayera detenido en territorio extranjero.

Al respecto, el titular de Relaciones Exteriores consideró que la decisión tomada en Estados Unidos se basa en que las autoridades de ese país tienen la certeza de que México realizará la investigación correspondiente y agregó que, sobre la premisa de que aquí se realizará una investigación “con los más altos estándares de efectividad y honestidad”, es que “se ratifican las bases que deben guiar la cooperación entre los dos países”.