Nacional

Opositores a termoeléctrica en Huexca no son mayoría; estará lista en un mes: AMLO

El presidente López Obrador justificó el desalojo del campamento contra el Proyecto Integral Morelos, que incluye una termoeléctrica, y señaló que los opositores no son mayoría.
jueves, 26 de noviembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- “Decidimos concluir la obra”, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador al justificar la continuación de los trabajos en el Proyecto Integral Morelos (PIM), donde el pasado lunes la Guardia Nacional desalojó a ejidatarios que se oponen a la obra de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

El tema fue planteado al mandatario durante su conferencia de prensa en Palacio Nacional y, sin abundar en la operación de desalojo, se concentró en los motivos que lo llevaron a tomar la decisión de echar a andar la obra.

“Decidimos concluir la obra porque se trata de una inversión de cerca de 25 mil millones de pesos y no podíamos dejar que se convirtiera en chatarra esa planta, porque estamos hablando de que es dinero público”, dijo.

El PIM ha sido uno de los asuntos más conflictivos para el presidente López Obrador respecto al movimiento social, pues en el primer trimestre de su gobierno, cuando anunció su intención de echar a andar el sistema de generación de electricidad y que lo sometería a consulta, fue asesinado Samir Flores, dirigente en Amilcingo y opositor al megaproyecto.

La posición del presidente quedó expuesta una vez más cuando, días después de recibir a los descendientes de Emiliano Zapata para anunciar que el año estaría dedicado al caudillo, uno de sus nietos, Jorge Zapata, consideró una traición la decisión sobre el PIM, pues es uno de los opositores que ha encabezado el plantón desalojado el lunes.

Más recientemente, el presidente viene anunciando, y reiteró hoy, que ya se resolvieron todos los amparos. Sin embargo, hay tres procesos constitucionales en curso, incluido uno que impugna la legalidad de la consulta.

El campamento llevaba al menos cuatro años desde que fue instalado en San Pedro Apatlaco y fue desalojado porque impedía la conclusión de un tramo de acueducto para el enfriamiento de turbinas en la termoeléctrica construida en Huexca, localidad nahua de Yecapixtla que, el mandatario expuso hoy, estará lista en un mes.

En su exposición al respecto, López Obrador dijo que se ha realizado una campaña de información con las comunidades para explicar las razones por las que el megaproyecto energético no les afecta, que no se usará agua de consumo humano ni de riego, como dicen los opositores a la obra y motivo por el que mantenían el campamento desalojado, sino que se tratarán las aguas negras de Cuautla.

Finalmente, agradeció a los habitantes de Cuautla por su apoyo, pues dijo los opositores han llamado a la población a manifestarse sin conseguirlo.

"La gente se está portando muy bien y yo quiero agradecerles a todos los habitantes de Cuautla y de esa región de Morelos, porque quienes se oponen, que no es la mayoría, en el caso de los ejidos han estado llamando a la población y la gente no ha acudido a esos llamados", dijo el presidente.

El PIM fue un megaproyecto anunciado en el sexenio de Felipe Calderón. Consiste originalmente en la construcción de dos termoeléctricas en Huexca, un gaoducto que atraviesa comunidades de Tlaxcala, Puebla y Morelos; y un acueducto que surca el Valle de Cuautla, que pretendía estar concluido y en operación a finales de 2012.

La resistencia de las comunidades, particularmente en Huexca y los pueblos del volcán, evitaron su avance, pero en el sexenio de Enrique Peña Nieto, a la par de un proceso represivo con golpizas, dirigentes presos y clientelismo en las comunidades, logró edificarse excepto por el acueducto que no se terminó debido al campamento de San Pedro Apatlaco instalado en 2016 que, finalmente, la Guardia Nacional desalojó el pasado día lunes 23.

Comentarios