Nacional

López-Gatell pide tomar con cautela las noticias sobre la mutación del coronavirus

El subsecretario fue cuestionado sobre la información del presunto origen de la segunda ola de contagios en España y aclaró que hasta el momento no hay una alerta de la OMS sobre las propiedades que pudiera tener alguna cepa.
miércoles, 4 de noviembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – “Hay que tomar con cautela” la información sobre las mutaciones del virus SARS-CoV2, como la reportada por España y que al parecer provocó la segunda ola de contagios en Europa, consideró el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.

Al ser cuestionado en la conferencia de prensa vespertina donde se dan las cifras de covid-19 en México, en el sentido de que esa mutación se registró entre trabajadores agrícolas del noreste de España y se diseminó entre la población local y después mediante el turismo, el funcionario pidió tener cuidado de estigmatizar el desarrollo de la pandemia.

“Una cosa que decimos siempre cuando se trata de asociar grupos humanos con riesgo y más aún, personas migrantes con riesgo: precaución. La historia de la salud pública está plagada de una visión defensiva que lleva a estigma y discriminación de grupos sociales en desventaja socioeconómica o migrantes, entonces emergen reacciones fóbicas. Hay que tener mucho cuidado en sobre interpretar que una cepa de virus en un grupo humano es una fuente de riesgo de ese grupo humano”, pidió.

Asimismo, consideró importante no atribuirle nuevas propiedades de virulencia, de transmisibilidad, de resistencia o de evasión del sistema inmune a esta mutación porque eso es algo más complejo de establecer.

“No pongo en duda lo planteado respecto al virus de España pero no tenemos en este momento conocimiento de que el virus tiene propiedades ventajosas”, añadió.

Explicó que el SARS-CoV2, como el SARS-CoV1 y la influenza y una enorme cantidad de virus, tienen alta propensión a la mutación porque son muy inestables en su ADN y son más antiguos o precarios que otros, de modo que la modificación de su secuencia genética es espontánea y se consideran errores en la reproducción en una especie invadida.

“La importancia que estas copias imperfectas puede tener es la capacidad de resistir más en condiciones adversas o volverse más agresivas, virulenta, y tener mayor capacidad de generar enfermedad grave o volver a causar enfermedad en un sujeto ya infectado. Lo cierto es que la enorme mayoría no tienen una consecuencia biológica y de forma azarosa aparecen estas cepas que predominan frente a otras, o más transmisibles”, comentó.

Por eso, reiteró que identificarlas es relativamente fácil, pero atribuirle nuevas propiedades es algo más complejo de establecer a partir de la investigación epidemiológica.

En ese sentido, recalcó que hay que tomar con cautela esta información e incluso, comentó, la Organización Mundial de la Salud (OMS) hace vigilancia y cuando hay credibilidad emite alertas y hasta el momento no existe alguna sobre esta mutación.

“Si esta alerta se emitiera lo comunicaríamos de manera inmediata”, aseguró.

¿Cómo van las vacunas contra covid-19?

López-Gatell aseguró que existen, en el mundo, 143 proyectos de investigación de precandidatos a vacuna contra covid-19, donde se están identificando posibles moléculas o sustancias candidatos para combatir el virus SARS-CoV2.

La gran mayoría están en etapas muy iniciales y hay 10 o 12 que están en una etapa clínica, afirmó. Estas, añadió, están sujetas a normas o reglamentos nacionales, pero también a estándares mundiales surgidos durante el siglo XX, principalmente después de la Segunda Guerra Mundial cuando se descubrieron atroces experimentos con humanos hechos por el régimen nazi.

De estas 10 o 12, México tiene compromisos de pre compra con cuatro entidades: el sistema Covax con el que se adhirió el gobierno con 51 millones de dosis de vacunas. Y otras tres negociaciones directas con AstraZeneca, Pfizer y Cancino, la compañía china de la que se ha hablado recientemente.

“En todos los casos es un asunto no negociable que si las vacunas no demuestran seguridad, calidad o eficacia no pueden ser compradas ni por supuesto, utilizadas en nuestro país”, aseveró.

Aparte, comentó que en México existe el reglamento de la Ley General de Salud para la Investigación en Sujetos Humanos, el cual contempla la investigación clínica y preclínica.

“En las vacunas que comentamos varios productos pasaron la investigación preclínica, con animales, donde se ha mostrado la posibilidad que sea seguro, que proteja contra el virus. Empieza la fase clínica donde se identifican cuatro fases”, reiteró el subsecretario.

López-Gatell explicó que además existen los criterios de selección, que prevén tres elementos: inclusión, exclusión y eliminación respecto al estudio.

Comentarios