Nacional

Pandemia y confinamiento agravan violencia sexual contra niñas y adolescentes

El Consorcio Latinoamericano contra el Aborto Inseguro (Clacai) denunció que México ocupa el primer lugar en embarazos infantiles en el mundo, situación que se agrava aún más en el Estado de México, Chiapas y Veracruz
miércoles, 4 de noviembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La pandemia y el confinamiento agravan la violencia sexual contra niñas y adolescentes, y podría ocasionar un aumento en el número de embarazos infantiles en México, advirtió el Consorcio Latinoamericano contra el Aborto Inseguro (Clacai).

Actualmente México ocupa el primer lugar en embarazos infantiles en el mundo, una situación que se agrava aún más en los estados de México, Chiapas y Veracruz, al contar con la mayor tasa de casos, apuntó.

Según el organismo, el número de nacimientos en niñas de entre 10 y 14 años se ha incrementado progresivamente en el país desde 2003, y sólo en 2017 se registraron 11 mil 749 casos.

Lamentó que una gran parte de los embarazos son resultado de actos de violencia sexual cometidos por integrantes de la misma familia, mientras que 46% de las niñas que tuvieron un hijo nacido vivo (4 mil 342) reportaron que el hombre tenía entre 18 y 68 años.

De acuerdo con el Clacai, Latinoamérica es la única región del mundo en la que los embarazos de menores de 15 años continúan en aumento, y el contexto de pandemia y confinamiento ha provocado que se visibilice más la violencia sexual que sufren miles de niñas y adolescentes.

Desde el inicio de la cuarentena y hasta fines de junio, detalló, Colombia registró un promedio de casi 22 casos de abuso sexual contra niñas por día; los embarazos en personas de 10 a 14 años aumentaron en 79.16 % entre abril y junio en El Salvador; y en Perú, hasta septiembre de este año se registró el cuádruple de embarazos de niñas menores de 10 años, en comparación con 2019.

A esto, prosiguió, se suma una reducción de 50% en los servicios de salud reproductiva en la mayor parte de los países debido a la priorización de la atención del covid-19, de acuerdo con IPAS; sin embargo, el abuso que provoca el embarazo de niñas y adolescentes no es circunstancial y seguirá ocurriendo si no se toman medidas urgentes.

Ante esta situación, el Clacai dio a conocer los lineamientos para el diseño de un protocolo de atención de niñas y adolescentes menores de 15 años con embarazo no intencional, realizado con el respaldo de la Federación Latinoamericana de Sociedades de Obstetricia y Ginecología (Flasog), el cual, dijo, es clave y de consulta urgente para los Estados y todas las personas y profesionales de la salud, educación y justicia que atienden a niñas en la región.

La secretaria ejecutiva de Clacai, Susana Chávez, explicó que el documento tiene como propósito llenar un vacío, ya que muy pocos Estados de la región disponen de políticas específicas para este grupo de edad y frente a situaciones tan adversas.

Chávez abundó que el documento habla sobre el fenómeno y la necesidad de erradicar las desigualdades que afectan y vulneran los derechos de niñas y adolescentes, y busca contribuir en el desarrollo de guías y protocolos de atención que establezcan garantías mínimas de protección de derechos humanos para atender a menores con embarazo no intencional.

El texto abarca diversos aspectos, como la articulación con el sistema educativo para la permanencia o reinserción escolar de las menores, así como con distintas instancias para el seguimiento integral y la continuidad de la atención psicosocial en situaciones de violencia; la presentación de denuncias penales en caso de delito de abuso, así como el acceso a la atención sexual y reproductiva e interrupción legal del embarazo.

“Nos enfocamos en las niñas y adolescentes menores de 15 años porque se encuentran en una etapa crítica y determinante del desarrollo de la mujer, que está más cerca de la niñez que de la etapa adulta. Una etapa en la que aún debemos asegurarles cuidados y protección, y en la que podemos prevenir los embarazos a temprana edad que podrían derivar incluso en muertes maternas”, detalló Guillermo Ortiz, asesor clínico senior de IPAS.

Los lineamientos forman parte de la campaña regional #ProtegerlasYa, que tiene el objetivo de ejercer presión para la implementación de políticas a favor de la atención de las niñas en la región. Para difundir la campaña, los organismos realizaron un video que muestra un caso ficticio que está inspirado en millones de casos reales de Latinoamérica.

El video relata la historia de Luz, una niña de 13 años que es abusada por la pareja de su madre, y al quedar embarazada no es atendida debidamente en la escuela ni en el centro de salud. Luz pierde el caso de denuncia de abuso, abandona su educación y vive con su hija en condiciones precarias, apoyando a su madre en el trabajo diario.
https://youtu.be/w0P511pc8iU

Nina Zamberlin, oficial principal de programas de la Federación Internacional de Planificación Familiar (IPPF), resaltó que, si bien en países como Argentina, Colombia y Uruguay existen políticas públicas para la atención del embarazo en niñas menores de 15 años, aún hay muchos vacíos en la protección integral de este grupo etario tan vulnerable y complejo.

“Esperamos que este documento sirva para inspirar y orientar a quienes tienen un compromiso para aliviar y resolver este gravísimo problema que afecta muy gravemente la vida de las niñas y adolescentes de la región latinoamericana. Y también esperamos que contribuya a sensibilizar a quienes todavía no se acercaron al problema, para que se sumen a los esfuerzos que deben encararse con urgencia”, concluyó Chávez.

Link de la página de la campaña: www.protegerlasya.com

Comentarios