Nacional

Barr y Ebrard abordan caso Cienfuegos y futuro de la cooperación en seguridad

El general Cienfuegos fue detenido por autoridades federales estadunidenses el pasado 15 de octubre al arribar con su familia al aeropuerto de Los Ángeles, California.
lunes, 9 de noviembre de 2020

WHASINGTON (apro).- William Barr, el secretario de Justicia de Estados Unidos, llamó por teléfono el pasado viernes 6 de noviembre al canciller mexicano Marcelo Ebrard, para hablar del caso del general Salvador Cienfuegos y del futuro de la relación bilateral en materia de seguridad.

“La conversación fue el viernes pasado, los secretarios hablaron del caso de la detención y caso judicial del general Cienfuegos”, dijo a Proceso un alto funcionario de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), que condicionó la breve entrevista a que no se le mencionara por nombre.

“Desde principios de la semana pasada el equipo de asesores del procurador Barr se comunicó con la SRE para informar el interés de que se llevara a cabo la conversación telefónica”, anotó el funcionario.

William Barr. Foto: AP / Susan Walsh

El general Cienfuegos, exsecretario de la Defensa Nacional (Sedena) en el sexenio del priista Enrique Peña Nieto, fue detenido por autoridades federales estadunidenses el pasado 15 de octubre al arribar con su familia al aeropuerto de Los Ángeles, California.

Al extitular de la Sedena, bajo la “Operación Padrino” que realiza la DEA, el gobierno de Estados Unidos lo acusa de cuatro cargos: tres por conspiración para manufacturar, exportar y distribuir drogas, y otro por lavado del dinero procedente de la venta de estupefacientes.

Como parte del encausamiento judicial en manos de la Corte Federal del Distrito Este en Brooklyn, Nueva York, el Departamento de Justicia acusa a Cienfuegos de contubernio con una fracción nayarita del Cártel de los Beltrán Leyva para el negocio del trasiego de drogas ilícitas.

“El canciller Ebrard informó a Barr sobre la inconformidad del gobierno de México por no haber sido alertado del caso del general Cienfuegos, y de que por orden del presidente Andrés Manuel López Obrador se hace una revisión a la cooperación de seguridad”, añadió la fuente mexicana.

Como lo declaró el mismo canciller mexicano en entrevista con Proceso, el gobierno de AMLO canaliza el futuro de la relación y cooperación con las agencias federales de Estados Unidos involucradas en la lucha internacional contra el narcotráfico, especialmente con la DEA.

Ebrard adelantó a Proceso en la entrevista, que el gobierno de México tras concluida la elección presidencial de Estados Unidos notificaría a Washington su decisión respecto a la colaboración con las agencias federales estadunidenses.

Entre varias de las opciones se pondera acabar con las operaciones antinarcóticos conjuntas con la DEA, limitar el radio de operación de los 54 agentes que tiene repartidos en México y revisar su estatus diplomático para ello, entre otros aspectos.

“En la llamada, el canciller no habló con el procurador Barr de manera específica del caso de la DEA porque de eso ya está enterado y fue notificado en su momento, la decisión sobre esto se informará en las próximas semanas”, concluyó el funcionario mexicano.