Covid 19

López-Gatell pide tomar con cautela el anuncio de Pfizer y su vacuna

El subsecretario advirtió que se trata de un análisis preliminar del que se sabe sólo por un comunicado de prensa. "Todos quisiéramos buenas noticias pero hay que ser mesurados", alertó.
lunes, 9 de noviembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo-López Gatell, pidió tomar con cautela la noticia difundida por los ejecutivos de la farmacéutica Pfizer que anunciaron como resultado preliminar un 90% de eficacia de su vacuna contra el covid-19.

“Nos parece una noticia alentadora, sin embargo, hay que tomarla con cautela, todos quisiéramos saber buenas noticias, que quede claro, no es pesimismo, todos quisiéramos buenas noticias pero hay que ser mesurados”, consideró en la conferencia de prensa vespertina sobre las cifras de SARS-CoV2 en México.

En ese sentido, mencionó tres puntos para ser mesurados en esta vacuna cuya fase 3 se realiza principalmente en Estados Unidos, no en México.

En primera, dijo, “no basta con el análisis preliminar, se tiene que completar todo el estudio. Segunda, porque la información que tenemos es solo de una comunicación de prensa y necesitamos ver información plasmada en una publicación científica, revisada por pares, que haya pasado por los estándares de calidad de la información científica”, dijo y añadió:

Tercera, porque no quiere decir que porque salga una buena noticia eso debe acelerar el proceso de análisis que en su momento tendrá que seguir México para estar seguros de que la vacuna es de calidad, segura y eficaz.

“Lo digo con énfasis porque igual la Organización Mundial de la Salud (OMS) acaba de alertar la semana pasada que no nos debemos dejar alentar, sólo por el deseo muy legítimo de tener una vacuna, a presiones políticas o de otra índole de acelerar un proceso que debe tener un estricto rigor técnico”, señaló.

Y agregó: “Eso no quiere decir que, como gobierno de México, no tengamos la voluntad de dar los pasos expeditos para lograr tener una vacuna, pero en ningún caso se debe poner en riesgo el rigor metodológico que garantice que la vacuna sea de calidad, segura y eficaz. Que buena noticia, preliminar, aceptémosla con las reservas y veamos que sigue pasando con esa y con las vacunas que podrían estar disponibles”.

Sindemias

En otro asunto, López-Gatell anunció la creación del Centro Nacional de Inteligencia en Salud, destinado a erradicar las sindemias, como se llama a los problemas de salud sinérgicos que afectan a la población en contextos sociales y económicos.

“Es una iniciativa que se formuló desde julio de 2018, en el grupo de trabajo de transición encabezado por el secretario de Salud, Jorge Alcocer, donde visualizaron que el Sistema Nacional de Información en Salud tiene dos grandes ramas: las estadísticas de servicios de salud y un sistema nacional de vigilancia epidemiológica y estos dos por más de cinco décadas no estaban integrados”, comentó.

Además, el sistema de información tiene limitaciones en su enfoque porque es pasivo y aporta muy poco análisis de los datos. Entonces, comentó, lo que se busca es integrar el sistema de información, su vinculación con el resto de los existentes en el país, coordinados por el INEGI y la explotación de información abierta y profunda para generar información para predecir qué puede ocurrir en materia de salud en el corto y largo plazos.

Este Centro Nacional de Inteligencia en Salud y el Centro Nacional de Emergencias en Salud, proyecto que dirige el director general de Epidemiología, José Luis Alomía Zegarra, formarán parte de los elementos de preparación y respuesta ante grandes eventos epidémicos como Covid-19 y los retos complejos de salud del país.

“Lo que aspiramos es que antes de que termine 2020 tengamos ya autorizada la reforma del reglamento interior de la Secretaría de Salud. Estamos en el proceso de crear un nuevo reglamento, ya teníamos una versión original que fue analizada por la secretaria de la Función Pública y la Secretaría de Hacienda como corresponde, pero tuvimos que re-trabajarlo en la medida que se tomó la decisión de desaparecer una de las dos subsecretarías de la Secretaría de Salud”, apuntó.

Detalló que la única subsecretaría que queda es la de Prevención y Promoción de la Salud que pasará a ser subsecretaría de Salud Pública y tendrá a su cargo diversas unidades, algunas de reciente creación, como este centro, y no va a costar más dinero, sino menos porque parte del proceso de reestructura, aunque aparecen más unidades, son producto de la fusión de unidades existentes.

“Eso va a significar ahorros y el presupuesto ya está planteado para el Presupuesto de Egresos de la Federación 2021 y será el presupuesto de operación que ya se tenía contemplado”, añadió.

Todos estos cambios responden a buscar que empiecen los cambios en el sistema, dijo, pero consideró que se debe tomar en cuenta que en cuatro años que restan de gobierno no se podrá revertir el deterioro de las condiciones de salud de la población en general, pues el perfil epidemiológico mexicano está caracterizado por el predominio de las enfermedades crónicas no transmisibles que causan una enorme mortalidad, la mitad de ellas causadas por el consumo de productos industrializados, procesados y ultra procesados.

A esto, apuntó, se refiere la sindemia, término que tiene que ver con la confluencia del conjunto de enfermedades no transmisibles como la obesidad, el sobrepeso, la hipertensión, el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol, la enfermedad crónica del hígado, la insuficiencia renal, etcétera, con estas epidemias emergentes infecciosas como es el covid-19, como lo fue ébola, entre otras y el deterioro nutricional de las poblaciones.

“Esto está ligado además con patrones económicos, modelos económicos que determinan que comamos lo que podemos comer, a pesar de la diversidad alimentaria, pero desafortunadamente la dieta de los mexicanos la ha ido reduciendo en la medida que se ha sustituido con un predominio claro del mercado de los productos de baja calidad alimenticia”, apuntó.

Se necesita transformar el sistema agroalimentario impulsando cambios estructurales a través del Grupo Intersecretarial de Salud, Alimentación, Medio Ambiente y Competitividad (GISAMAC) porque de lo contrario no podrá transformarse sustantivamente lo que se consume como alimentos.

“Aspiramos a dejar sentada esta transformación como una base para cambiar el estado de salud de las personas mexicanas”, añadió y se pondrá énfasis, afirmó, en el combate a la obesidad infantil y juvenil.

 Recordó además la obsolescencia de la estructura de los servicios de salud, abandonados desde los años noventa.

Más de

Comentarios