Nacional

Unicef: recorte a Escuelas de Tiempo Completo afectará a más de 1.5 millones de menores

Al analizar el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2021, el organismo alertó que el hecho de no asignar recursos a este programa y a otros orientados a corregir las brechas de acceso y uso tecnológico de la población estudiantil afectará a los niños mexicanos.
lunes, 9 de noviembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El recorte de 100% de los recursos al Programa de Escuelas de Tiempo Completo tendrá un impacto negativo en más de 1.5 millones de menores vulnerables que dejarán de recibir alimentación escolar, advirtió el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés).

Al analizar el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2021, el organismo alertó que el hecho de no asignar recursos a este programa y a otros orientados a corregir las brechas de acceso y uso tecnológico de la población estudiantil afectará a los niños mexicanos.

Detalló que el gasto público para el próximo año se estima en 6 mil 295 miles de millones de pesos, con una reducción real de -0.3% respecto de 2020, lo que implica la necesidad de priorizar en la atención de los sectores más vulnerables de la población para evitar agrandar las brechas en pobreza y bienestar, además de fomentar el consumo y la actividad económica.

Para la atención de las niñas, niños y adolescentes en 2021 se etiquetó un gasto de 791 mil 632 millones de pesos, que representa el 17% del gasto programable neto y un incremento mínimo de 0.2% en términos reales respecto de 2020. De este total, se prevé asignar al sector educativo 781 mil millones de pesos, lo que equivale a un incremento mínimo de 0.4%, con 28 mil 915 millones de pesos más.

Sin embargo, el organismo de la ONU señaló que las asignaciones presupuestarias entre grupos etarios no son equitativas, ya que a la primera infancia (cero a cinco años), que representa el 10.3% del total de la población y el 33% del total de los menores de 18 años, se le asignaron recursos por 90 mil 844 millones de pesos, que corresponden a 2% del total del gasto programable neto.

En tanto, a la niñez de entre seis y 11 años, que representa el 12% de la población y 39% del total de los menores de 18 años, le corresponden 533 mil 845 millones de pesos (12% del total del gasto programable neto), y a la adolescencia, que representa el 9% del total de la población y 28% de los menores de 18 años, 166 mil 942 millones de pesos, es decir, 4% del gasto programable neto.

La Unicef apuntó que la cantidad destinada a la primera infancia, así como a la inversión en educación inicial y la provisión de servicios como tamizaje metabólico, auditivo y del desarrollo infantil, que permiten la identificación y gestión de discapacidades, es demasiado pequeña y contrasta con la importancia de los primeros años de vida en el desarrollo físico y mental de todo individuo.

En cuanto a la salud, el presupuesto prevé 664.6 mil millones de pesos, 30 mil millones adicionales respecto del año pasado, sin embargo, el incremento real es de 1.3%, y el recorte de 19% en el Programa de Salud Materna y Reproductiva significa un retroceso en los derechos de las mujeres y afecta los avances de los últimos años en violencia de género, planificación familiar, así como en mortalidad y morbilidad materna y neonatal, apuntó.

En cuanto a nutrición, detalló que la disminución del Fondo de Aportaciones Múltiples de Asistencia Social podría afectar la provisión de desayunos escolares, atención a los primeros mil días de vida y servicios de asistencia social alimentaria a personas en situación de emergencia, lo que afectará a cerca de 6 millones de menores que eran beneficiados diariamente.

Por otra parte, consideró como aciertos los incrementos en los programas de becas Benito Juárez para Educación Básica y Educación Media Superior, el Programa Pensión para el Bienestar de Personas con Discapacidad Permanente y el Programa de Apoyo para el Bienestar de las Niñas, Niños, Hijos de Madres Trabajadoras.

Sin embargo, advirtió que el presupuesto destinado a la “Protección y Restitución de los Derechos de las Niñas, los Niños y Adolescentes” es insuficiente, dado que se destinarán 87 millones de pesos para financiar las Procuradurías y fortalecer los Centros de Asistencia Social, cuando para atender la demanda y proveer servicios de calidad aceptable se requieren aproximadamente 2 mil 487 millones de pesos.

La Unicef reconoció la creación del Programa de Apoyo para Refugios Especializados para mujeres víctimas de violencia de género, pero indicó que no se debe descuidar la inversión y recursos destinados a los Centros de Justicia para las Mujeres, ya que no se prevé medios adicionales para la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres y aún no existe cobertura nacional de estos centros.

“Las decisiones de política pública que se tomen hoy definirán cómo se logrará superar los efectos negativos del covid-19, la persistencia de las brechas de pobreza y desigualdad ya existentes, el tiempo de recuperación tras la contingencia y el tipo de sociedad que tendremos en el futuro”.

Y exhortó a los encargados de aprobar el Presupuesto de Egresos de la Federación a considerar sus recomendaciones y asignar recursos necesarios y suficientes para garantizar el cumplimiento de los derechos de la infancia y adolescencia, y evitar recortes que afecten su desarrollo pleno.

“Los recursos destinados a la infancia y adolescencia no son un gasto, sino la mejor inversión que podemos hacer como país. Invertir en las niñas, los niños y adolescentes constituye la base para asegurar el bienestar de las familias, la cohesión social, la productividad y el desempeño económico futuros de una sociedad”, concluyó.

Comentarios