Guerrero

Caciques del PRI y PRD se disputan candidatura al gobierno de Guerrero

La definición de la candidatura a gobernador para las elecciones de 2021 mantiene confrontados a los caciques que pactaron una alianza entre el PRI y PRD.
domingo, 13 de diciembre de 2020

CHILPANCINGO, Gro. (proceso.com.mx).- La definición de la candidatura a gobernador mantiene confrontados a los caciques que pactaron una alianza entre el PRI y PRD, quienes se repartieron los espacios para el Congreso local impulsando a políticos con negro historial y señalamientos de presuntos nexos con el narco para contender en el proceso electoral de 2021.

Mientras en Morena, 18 aspirantes a la candidatura a gobernador se registraron el pasado viernes 4, situación que advierte una serie de conflictos internos ante la falta de acuerdos en el partido que actualmente mantiene la mayoría en el Congreso local y considerado como uno de los principales bastiones del presidente Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo con documentos y fuentes oficiales consultadas por Proceso, el gobernador, Héctor Astudillo Flores, y el exmandatario Rubén Figueroa Alcocer están impulsando nuevamente la candidatura del actual senador priista Manuel Añorve Baños, excandidato a la gubernatura en 2011 cuando perdió frente a Ángel Aguirre Rivero.

Añorve Baños fue diputado federal de 2012 a 2015, y dos veces alcalde de Acapulco donde fue señalado por presuntos actos de corrupción durante su administración al frente del ayuntamiento porteño de 2009 a 2012.

Por su parte, el también exgobernador y actual coordinador de los diputados federales del PRI, René Juárez Cisneros, junto al exmandatario y dirigente de facto del PRD, Ángel Aguirre Rivero, están apoyando a Mario Moreno Arcos, exsecretario de Desarrollo Social estatal y exalcalde de Chilpancingo, quien en 2014 fue acusado directamente por el dirigente empresarial, Pioquinto Damián Huato de brindar presunta protección al grupo delictivo de Los Rojos y ser el autor intelectual de un atentado armado en contra del comerciante que provocó el asesinato de su nuera.

Ello, debido a que Moreno Arcos es primo de José Carlos Moreno Flores "La Calentura", detenido por el Ejército en septiembre de 2011 en la Ciudad de México y acusado por la Secretaría de la Defensa Nacional de ser operador del capo extraditado Joaquín “El Chapo” Guzmán y responsable de las operaciones de trasiego de cocaína de Centroamérica a Estados Unidos.

En 2014, el anterior gobierno federal difundió una lista de alcaldes guerrerenses vinculados con el narco donde se indica que La Calentura y Moreno Arcos son originarios del poblado de Izotepec, ubicado en la parte serrana del municipio de General Heliodoro Castillo (Tlacotepec).

Además, Mario Moreno es primo de Humberto Moreno Catalán, quien se ha presentado públicamente como vocero del grupo paramilitar denominado Los Tlacos y que actualmente mantienen una guerra en la zona minera de la región Norte con el grupo antagónico de Guerreros Unidos.

Los distritos

A principios de este mes, los dirigentes formales del PRI y PRD, Estaban Albarrán y Alberto Catalán, respectivamente, anunciaron públicamente que ambos partidos van en coalición en los 28 distritos electorales locales y la negociación se enfocó en repartir 14 espacios para cada partido con el propósito de tener mayoría en el Congreso local.

En el listado del PRI para diputados locales, destaca el nombre del actual jefe de la oficina del del gobierno estatal, Alejandro Bravo Abarca, quien está contemplado para el distrito 11 que abarca los municipios de José Azueta; Petatlán y Tecpan de Galeana, indica un documento oficial consultado por la agencia de Proceso.

El distrito 16 de la Costa Chica le fue asignado al actual secretario de Obras Públicas del gobierno estatal, Rafael Navarrete Quezada, quien desde marzo de 2019, enfrenta señalamientos por la construcción de un puente vehicular de medio kilómetro de longitud que tuvo un costo de 135 millones en Chilpancingo y que presenta observaciones por “hundimientos”.

También, la exsecretaria de la Mujer Gabriela Bernal Reséndiz se adjudicó el distrito ocho de Acapulco, lugar donde en julio de 2016, fue detenida su hermana Ximena Bernal junto a un operador del grupo de Los Beltrán Leyva identificado como Carlos Alberto El Ruso, señalan informes oficiales de ese entonces.

Mientras que el exdelegado de la Sedatu en Guerrero Héctor Vicario Castrejón fue beneficiado con la candidatura del distrito 23 de Huitzuco, pese a que en agosto de 2017, la Secretaría de la Función Pública (SFP), lo acusó de “negligencia administrativa” y fue inhabilitado para ocupar cargos públicos.

En el caso de la repartición de espacios en el PRD, destaca el caso de los hermanos Crescencio y Carlos Reyes Torres, acusados en 2014 por Servando Gómez Martínez de presuntos nexos con el narco.

Los hermanos Reyes Torres llevan más de una década controlando el municipio de La Unión de Isidoro Montes de Oca, ubicado en la región de Costa Grande, a través del ayuntamiento y la diputación local del distrito 12 que nuevamente ocupará Carlos, mientras Crescencio buscará la reelección de la alcaldía, señala el listado consultado.

Carlos Reyes ha sido alcalde de La Unión, dos veces diputado local y dirigente estatal del PRD, mientras su hermano ya fue diputado local y actualmente es el presidente municipal de este lugar de la Costa Grande de la entidad.

De esta forma, los líderes del PRI y PRD se han repartido las candidaturas al Congreso local y aún no definen el abanderado para la gubernatura, quien enfrentará al candidato de Morena que saldrá de un proceso interno donde se advierte una división ante la falta de acuerdos.

Comentarios