Coronavirus

La CDMX vuelve a recibir apoyo de 500 médicos cubanos para atender covid-19

El gobierno de la CDMX informó que 500 médicos cubanos volverán a apoyar en la atención de pacientes con covid-19.
miércoles, 16 de diciembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Después de la controvertida contratación de médicos cubanos en la primera ola de covid-19 en la Ciudad de México en abril pasado, el gobierno capitalino y las instituciones de salud públicas del país reciben de nueva cuenta a 500 galenos de la isla caribeña para apoyar durante tres meses la atención a pacientes con el virus.

La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, confirmó que la mayoría de los galenos de Cuba “ya está inclusive trabajando”y apoyarán principalmente en la atención de enfermos de Covid-19 en hospitales de la Secretaría de Salud local (Sedesa), el IMSS, el ISSSTE, la Sedena y la Semar.

“Ya la mayoría de ellos ya está inclusive trabajando”, dijo en videoconferencia. 

La morenista añadió que la colaboración del gobierno de Cuba no es la única. Recordó que la CDMX tiene protocolos de investigación con el Instituto de Ciencias Médicas y Nutrición y el Instituto Max Planck de Alemania. Otro protocolo es el relacionado con la vacuna de la empresa de China CanSino, de la cual, agregó, ya hay cerca de tres mil personas voluntarias que han recibido el biológico como parte de la fase tres del proyecto.

En la videoconferencia, Sheinbaum ofreció que su gobierno informaría sobre el monto del contrato de los médicos cubanos, mediante la Sedesa, pero ésta no ha hecho pública la cifra, con el argumento de que “las cláusulas las negocia el Insabi”, según dijo a la reportera la dependencia.

En su edición impresa 2277 del pasado 21 de junio, Proceso publicó que “el acuerdo que el Gobierno de la Ciudad de México firmó con el Ministerio de Salud de Cuba el 23 de abril, para traer a un grupo de especialistas que ayude en la emergencia sanitaria, ha resultado controvertido… Documentos a los cuales Proceso pudo acceder dan cuenta de las condiciones que la administración capitalina aceptó para poder contar con los especialistas de la isla, como el pago de casi 136 millones de pesos que tendrían que ser depositados en euros, así como la garantía de que el personal cubano contaría con todo lo necesario para su seguridad física y laboral”.

En ese “Acuerdo de Cooperación Bienal” firmado entre la administración de Sheinbaum y el Ministerio de Salud Pública de Cuba, el gobierno capitalino se comprometió a pagar en una sola exhibición por dicho “apoyo” de 585 médicos la cantidad de 135 millones 875 mil 81 pesos; sin embargo, Cuba pidió que el depósito fuera “en euros”. Ese pago no cubrió gastos de hospedaje ni alimentación, sino que éstos corrieron por cuenta de hoteleros de la ciudad y el gobierno local.

Además del pago al gobierno caribeño, la controversia se alimentó también de múltiples quejas de médicos de diferentes hospitales de la red de la Sedesa que aseguraban que los colegas cubanos no entraban a las áreas Covid a atender a los pacientes graves, es decir, que no estaban en la llamada “primera línea” de la batalla. Incluso, hubo comentarios de que “solo se la pasaban en la cafetería” o en las áreas donde había riesgo menor de contagio, entre otros.

Incluso, se recordó que la ONU aseguró el 6 de noviembre de 2019, que el gobierno de Cuba es sospechoso de ejercer nuevas maneras de “esclavitud y trabajo forzoso” sobre su personal médico, mediante el envío de misiones a diferentes países del mundo, debido a las restricciones laborales, económicas y de seguridad a las que sujeta a los médicos.

A principios de junio pasado, organizaciones de 20 países solicitaron otorgar el Premio Nobel de la Paz para la” Brigada Internacional Henry Reeve de Cuba”. 

Comentarios