Coronavirus

López-Gatell descarta que se ponga en cuarentena a paisanos que lleguen de EU y a extranjeros

En general las personas viajeras se sienten bien de salud, por lo que se trataría de una minoría quienes pudieran estar infectadas, dijo el subsecretario de Salud.
miércoles, 16 de diciembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, rechazó que se vaya a pedir una cuarentena de 14 días a los paisanos o visitantes que ingresen a territorio mexicano desde Estados Unidos u otro lugar del mundo, durante esta temporada navideña.

Esto porque, añadió, la evidencia científica no es orientadora de que cuando se tiene una carga de enfermedad epidémica importante en un país, realmente pudiera ser un mecanismo atenuador el que se pidiera pruebas de covid-19 o cuarentenas a personas que vienen de otro país, indicó en la conferencia de prensa vespertina.

“Insisto, las fronteras son accidentes geográficos, pero también político administrativos de la humanidad, pero la intensidad de la epidemia hoy es comparable en casi todos los países. Realmente no hace alguna diferencia que vengan algunas decenas o incluso centenas de miles de personas de cualquier nacionalidad, mexicanas o mexicanos o de cualquier nacionalidad y que pudieran ser portadoras del virus SARS-CoV-2 o enfermas de covid-19, lo cual sería una minoría de las personas viajeras”, añadió.

"Aunque viajen 600 mil, la proporción de personas que estarían posiblemente enfermas de covid o contagiantes de covid es una parte muy reducida, entre otras razones porque generalmente las personas viajeras están en buenas condiciones, se sienten bien", indicó. 

En cuanto a si se vacunarán a los mexicanos que viven en Estados Unidos sin documentos, López-Gatell aseguró que tienen derecho a la atención médica en México, pero no se puede garantizar que esto suceda en territorio norteamericano.

“Lo que sí existe es un programa: Ventanillas de la Salud, de las secretarías de Salud y de la de Relaciones Exteriores establecido desde el año 2002 y funciona en los 50 consulados de México en Estados Unidos. Esencialmente, las Ventanillas de la Salud son unidades de asesoría en materia de salud pública y por lo tanto es un punto de llegada para nuestros connacionales”, añadió.

Ahora se está analizando si a través de las Ventanillas de la Salud se pudiera canalizar la gestión de organizaciones sociales y otras entidades que contrata el programa para la previsión de servicios de salud al vecino país y quizá se podría incorporar la vacuna contra covid-19.

Respecto a esta misma cobertura de salud en México, es muy desigual en muchos lugares, incluyendo las comunidades indígenas, por lo que esto ha sido un reto durante la pandemia de Covid-19 y lo que se hará para que llegue la vacuna de covid-19 será a través de brigadas móviles.

Sobre qué pasará con los migrantes, el funcionario comentó que el Gobierno de México está haciendo gestiones mediante múltiples instituciones, en colaboración con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y desde luego fuera del sector salud tienen múltiples instancias.

Señaló que este miércoles por la mañana, varias dependencias gubernamentales participaron, a través del doctor Ricardo Cortés Alcalá, en un foro de reflexión sobre las personas migrantes y las que viven en una condición de refugio.

Lo organizó el subsecretario de Migración y Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, y el subsecretario de Educación Superior, Luciano Concheiro Borquez, entre otros, dijo y señaló:

“La reflexión fue muy concreta porque involucró no solamente los aspectos pragmáticos de la protección de las personas migrantes, sino una reflexión más a largo plazo sobre lo que implica ser una persona migrante en nuestro territorio y cómo se puede o se debe garantizar los derechos humanos, incluido el de protección de la salud y varios otros”.

México, agregó, es un país consciente de los derechos de las personas independientemente de su ciudadanía, su condición laboral, étnica o cualquier elemento que en el pasado se utilizara para cancelar derechos, aunque a nivel local existen ciertas conductas de su población que exacerban los ánimos con los servicios de salud y por ende se rechaza a las personas migrantes.

“Pero si trabajamos de manera coordinada las sociedades, los gobiernos locales o municipales, la sociedad civil, el gobierno de México podemos impulsar esta capacidad de bienestar también para las personas migrantes”, resaltó.

Un llamado más

En otro tema, López-Gatell hizo un llamado urgente a la ciudadanía a cumplir con las medidas sanitarias para evitar contagios de SARS-CoV-2 y saturar los hospitales que atienden a los pacientes, debido a que los médicos, enfermeras y personal de salud están exhaustos por esos meses de pandemia de covid-19.

“Están exhaustas, exhaustos, están cumpliendo con su misión, pero necesitamos todas y todos en la sociedad, ayudarles, reduciendo los riesgos, reduciendo los contagios. Insistimos, el mensaje es el mismo, seguir las medidas de prevención que hasta el momento están disponibles”.

Recalcó el hecho de no organizar fiestas ni asistir a una si alguien lanza una invitación y llamarlo a la prudencia, principalmente en esta temporada navideña y de fin de año por la costumbre de organizar fiestas, posadas o reuniones familiares.

Pruebas y vacunas

Al ser cuestionado sobre si se usan las pruebas PCR en los centros de trabajo como requisito para los empleados, el director de Epidemiología, José Luis Alomía Zegarra, rechazó que eso “no debería de llevarse a cabo por parte de empleadores y empresas”.

Inclusive, añadió, en ninguno de los lineamientos trabajados por la Secretaría de Salud con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), hay la solicitud de un resultado de una prueba de laboratorio para permitirle a un empleado entrar o laborar en su centro de trabajo.

“Además, porque esta sería inútil, porque yo me podría ir a tomar una prueba en este momento, no tengo signos ni síntomas y sale negativo, la presento a mi empleador, ingreso a trabajar con una falsa sensación de no tengo nada y eso puede llevar a relajar las medidas que sí se deben implementar alrededor del ambiente laboral y si, los empleadores y empresarios deberían estar al pendiente que se cumplan”, consideró.

Sobre por qué algunas compañías farmacéuticas eligieron a la población mexicana para aplicar la fase 3 de sus estudios clínicos, López-Gatell respondió que son propuestas que hacen al país por las características particulares de la población; puede ser social, de comportamiento, genética, etcétera, pero, aclaró, no es el caso de las vacunas covid-19.

“Otra razón muy poderosa es la capacidad instalada del país. México tiene una comunidad de investigación científica muy sólida, son personas académicas muy bien preparadas, de alto nivel intelectual y ético y son conocidas en comunidades científicas en el mundo y esto lleva a que las farmacéuticas conozcan a nuestros investigadores mexicanos”, admitió.

Aparecieron unas entidades que se llaman Organizaciones de Investigación Clínica (CRO por sus siglas en inglés)  y son empresas que realizan investigación clínica que facilitan el trabajo de las academias de investigación para conducir los ensayos clínicos y facilita la logística que a veces no está disponible en todas las instituciones.

Comentarios