AMLO

Por homicidios y con conteo hasta noviembre, el 2020 ha sido el año más violento

Los dos años del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, son los más violentos desde que se registra la incidencia delictiva en el país, una tendencia iniciada desde el sexenio de Felipe Calderón.
viernes, 18 de diciembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La estadística se actualizó en noviembre a 32 mil 759 asesinatos, una cifra superior a lo que se contabilizaba para el mismo mes del año pasado, cuando el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, reportaban 32 mil 604 personas víctimas de homicidio doloso y se consideró el año más violento.

Así, los dos años del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, son los más violentos desde que se registra la incidencia delictiva en el país, una tendencia iniciada desde el sexenio de Felipe Calderón que, sin embargo, plantea en el discurso oficial un “punto de inflexión” en la reducción del aumento de casos, es decir, sigue aumentando el registro de homicidios, pero menos respecto a los años previos.

El informe mensual del gabinete de seguridad, expuesto hoy por el encargado de despacho de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSP), Ricardo Mejía Berdeja, reporta 31 mil 871 homicidios dolosos y 888 feminicidios, cifra esta última que es menor a la del año pasado, cuando la dependencia reportó 916 casos.

La comparación es posible, atendiendo al informe que en la materia se presentó por el entonces secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, el 23 de diciembre de 2019.

Mes a mes, la conferencia de prensa presidencial incluye la presentación del informe sobre incidencia delictiva, en el que se observa especialmente a lo largo de 2020, una reducción auténtica en casi todos los indicadores delictivos, destacadamente en los delitos patrimoniales, es decir el robo, e inclusive en los de alto impacto, como el secuestro y la extorsión.

Sin embargo, el indicador de homicidios, clave de la violencia en México, no se frenó ni con los meses de confinamiento y distancia social que paralizaron la mayoría de las actividades del país, destacando que junio –el mes en el que inició la llamada “nueva normalidad”—fue el más violento.

En la conferencia de prensa presidencial, el informe de seguridad que mes a mes expone los indicadores delictivos, reflejó sin embargo que de octubre a noviembre hubo una baja significativa en el registro de homicidios, convirtiendo el penúltimo mes de este año en el menos violento en lo que va de la administración lopezobradorista. De manera que, al cierre del segundo año de gobierno, el saldo fue destacado por Mejía Berdeja en su presentación.

En tanto, una vez más, el feminicidio --una de las problemáticas que ha detonado movilizaciones sociales, hasta poner en aprietos al presidente, solo frenadas por los días de confinamiento-- siguió creciendo, pues si en octubre se registraron 79, para noviembre fueron 85 casos.

Los estados con mayor incidencia delictiva son los mismos de los últimos meses, son seis y sólo esos concentran más de la mitad (el 52% de los homicidios de todo el país), destacando el caso de Guanajuato, que por si solo concentra alrededor de un 13% de los homicidios de todo el país con un registro de 4 mil 190 casos.

Estados con mayor y menor incidencia

Los casos de Guanajuato superan los indicadores de las otras entidades consideradas entre las más violentas, en cerca de mil 500 casos, pues en lo que va del año, Baja California tuvo 2 mil 643 homicidios; Estado de México registró 2592; Chihuahua tuvo 2 mil 516; Jalisco acumuló 2 mil 421 y Michoacán reflejó 2 mil 229.

En contraste, hay cuatro estados de la República que registraron menos de 100 homicidios dolosos: Aguascalientes (80); Campeche (64); Baja California Sur (57) y Yucatán (43), colocándose así como las menos violentas del país.

La medición por entidades federativas tiene también reducciones importantes, inclusive en casos donde se observaba una mayor incidencia en año recientes, pues son 20 los estados que reflejan menos de mil homicidios dolosos, destacando los casos de Chiapas (433), Hidalgo (316), Coahuila (216), Durango (169) y Nayarit (160), que en años recientes repuntaban por las actividades violentas de grupos delictivos.

El funcionario informó que son 15 los municipios que concentran más de la cuarta parte de los casos de todo el país, representan el 27.5% de los homicidios, en los dos años de gobierno de López Obrador:

Sólo Tijuana, con 3 mil 845 homicidios, concentra cerca del 5% del total de homicidios de todo el país en dos años; la sigue Ciudad Juárez (2 mil 698); León (mil 65); Acapulco (985); Culiacán (889); Guadalajra (745); Cancún (729); Cajeme (710); Celaya (678); Irapuato (678); Chihuahua (648); Salamanca (622); Morelia (602); Iztapalapa (594) y Tlaquepaque (591).

Desde hace un año, la posición oficial es que hay una reducción en el ritmo de crecimiento en el número de homicidios en México, aunque no se ha logrado reducir definitivamente la incidencia, esto es que sigue creciendo.

Comentarios