Andrés Manuel López Obrador

Gobierno de AMLO cancela contrato de suministro de gas a Braskem-Idesa

El presidente López Obrador informó este miércoles que el contrato con la asociación Braskem-Idesa, clave en el escándalo Odebrecht, fue cancelado.
miércoles, 2 de diciembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El contrato con la asociación Braskem-Idesa, clave en el escándalo Odebrecht en México, ha sido cancelado, confirmó hoy el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Calificado en distintas oportunidades de “leonino” por el mandatario, dicho contrato establecía una proveeduría de gas en el complejo Etileno XXI, localizado en Veracruz, en condiciones ventajosas para esa sociedad.

El asunto implica a dos empresas: Braskem, una filial de la brasileña Odebrecht, e Idesa, empresa mexicana donde los accionistas principales son familiares políticos del exsecretario de Comunicaciones y Transportes Javier Jimenez Espriú quienes ayer fueron notificadas por Pemex de la cancelación contractual.

Este miércoles, en su conferencia de prensa matutina, López Obrador expuso que por la mañana le informaron del procedimiento, con el argumento de que no se estaba corrigiendo el “contrato leonino” suscrito en el sexenio de Felipe Calderón, que consideró “contrario a la hacienda pública”.

“Es un contrato con Odebrecht, esta empresa que es famosa por las extorsiones y por la corrupción”, dijo.

En efecto, Odebrecht es la otrora gigantesca trasnacional energética de origen brasileño implicada en escándalos de corrupción en todo el continente, donde secretarios de estados y presidentes han enfrentado procesos penales por la corrupción acordada en sus países, principalmente Brasil, con ejecutivos para obtener contratos y concesiones.

En México, es el centro de las investigaciones que se siguen por corrupción en Pemex el sexenio pasado, en casos donde figura como acusado, testigo colaborador y denunciante, el exdirector de esta última, Emilio Lozoya Austin.

El presidente López Obrador dijo esta mañana que Braskem-Idesa no quisieron llegar a un acuerdo sobre el costo del gas que Pemex les entrega al 25% del costo en el mercado, de manera que el país les subsidia (y pretendían les siguiera subsidiando) el 75% del costo del gas.

Además, expuso, cobrando multas, es decir, haciendo reclamos sobre demoras y otras causas en la entrega del gas “y todo lo que hacían antes”.

No obstante, el presidente clarifico los términos: no se cancela el contrato sino que este llegó a su fecha límite y ya no se va a renovar, de manera que Pemex y el gobierno no está incumpliendo con su responsabilidad, además de que, recordó, hay denuncia de corrupción en contra de esa asociación.

En sus declaraciones al respecto, López Obrador aseveró: “ya no podemos continuar con ese tipo de contratos porque nos convertimos en cómplices de corrupción”.

Comentarios