Puebla

Murió Yaz, la niña de siete años que sufrió abusos y violencia intrafamiliar

Mientras era atendida en el hospital La Margarita del IMSS, la menor pidió a las enfermeras y doctores que mejor no la curaran porque no quería regresar a su casa.
martes, 29 de diciembre de 2020

PUEBLA, Pue. (apro).- Yaz, la niña de siete años que ingresó al hospital La Margarita del IMSS, víctima de abusos y violencia intrafamiliar, falleció la tarde de ayer, luego de cuatro meses de permanecer en terapia intensiva, confirmó la Fiscalía General de Puebla. 

El caso de Yaz causó indignación en la entidad, no sólo por el grado de violencia que registraba su cuerpo --con un pulmón colapsado y quemaduras de cigarro en distintas partes--, sino porque se trató de la tercera ocasión que era atendida por ese tipo de violencia, sin que las autoridades de Puebla actuaran contra los responsables.  

Personal del propio hospital reveló el caso a los medios de comunicación, luego de que la niña, mientras era atendida, pidió a las enfermeras y doctores que mejor no la curaran porque no quería regresar a su casa.  

Rafael N. y Alejandra Viridiana N, padre y la madre de la menor, fueron detenidos desde el 26 de agosto, mientras que Mónica, la madrastra, fue encarcelada el 5 de octubre. Los tres fueron acusados del maltrato hacia la niña, quien además sufrió de abuso sexual, presuntamente por parte de un tío que sigue prófugo.  

En sus redes sociales la activista Frida Guerrera lamentó la muerte de la pequeña y reprochó la ineficiencia de las autoridades poblanas, que no actuaron a tiempo para impedir que Yaz siguiera siendo abusada y maltratada, y tampoco evitaron la muerte de su hermanita Mitzi, de tres años. 

“Hoy luego de padecer constante violencia murió #Yaz gracias a la ineficacia de las autoridades #Poblanas, el 28 de junio #Mitzi hermanita de #Yaz “murió” sin que las autoridades #Poblanas investigaran nada”, escribió en su cuenta de Facebook.  

El IMSS también emitió un comunicado donde expresó su sentir por el fallecimiento de la niña y aseguró que hicieron todos los esfuerzos médicos y humanos para salvar su vida, e incluso personal de las áreas involucradas crearon un “vínculo muy estrecho con la menor, por lo que el hecho es de enorme sentir para la familia IMSS”.  

De igual manera, la Secretaría General de Gobierno (Segob) del estado lamentó la muerte de Yaz en sus redes sociales, y aseguró que el caso no quedará impune. 

Frida Guerrera también ha defendido a Alejandra Viridiana, madre de la menor, al considerar que pudo haber sido víctima de violencia por parte de su pareja, Rafael N., quien se separó de ella desde junio de 2019 y se llevó a Yaz a vivir con él y su nueva pareja, Mónica, sin dejar que la primera volviera a convivir con la niña, hasta que ya estaba muy grave.  

En una carta, Alejandra pidió al gobernador Miguel Barbosa Huerta que la dejaran salir de prisión para darle ánimos a su hija y luchara por su vida, sin embargo, personal médico del IMSS informó que la menor no quiso verla. Los familiares de la madre aseguraron que Yaz era víctima del síndrome de alienación parental, pues el padre le aseguraba que todo lo que ocurría era por culpa de Alejandra.  

La hermanita menor, Mitzi, estaba con Alejandra, pero a principios de junio el padre se la quitó tras ganar un juicio por la custodia. Días después, el 28 de junio, falleció presuntamente por broncoaspiración.  

Frida Guerrera ha advertido que, además del encarcelamiento de los culpables del maltrato a la menor, tendría que responsabilizarse a las autoridades de la Fiscalía de Puebla, que no hicieron su trabajo en las dos ocasiones anteriores que la niña fue internada en hospitales con señales de maltratos y abusos.  

Hasta ahora la Fiscalía no ha informado de la apertura de un proceso interno para determinar si hubo negligencia por parte de funcionarios en este caso.  

Más de

Comentarios