CFE

CFE: Apagón masivo fue por incendio de pastizales en Tamaulipas

De acuerdo con la CFE, el incendio causó la salida de operación de dos líneas de transmisión en 400 kilovoltios (kV), ubicadas entre Ciudad Victoria, Tamaulipas, y Linares, Nuevo León.
miércoles, 30 de diciembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).— La Comisión Federal de Electricidad (CFE) informó que el apagón que afectó a 12 estados del país y a más de 10 millones de usuarios el pasado lunes, fue provocado por un incendio en 30 hectáreas de pastizales en el municipio de Padilla, Tamaulipas, derivado de “los efectos del Frente Frío número 23”.

No solo eso, la compañía achacó culpas “al número excesivo de permisos otorgados de generación de energía renovable intermitente”.

De acuerdo con la CFE el incendio causó la salida de operación de dos líneas de transmisión en 400 kilovoltios (kV), ubicadas entre Ciudad Victoria, Tamaulipas, y Linares, Nuevo León, específicamente donde se encuentran las subestaciones Lajas y Güémez, lo que originó el desbalance en el Sistema Eléctrico Nacional (SEN).

En rueda de prensa virtual, Noé Peña Silva, director corporativo de Transmisión de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), explicó que, debido a este incidente, se activaron los sistemas de Protección del Sistema Eléctrico que interrumpió el suministro eléctrico en la Zona de Nuevo León.

Sin embargo, la demanda mínima media de invierno del Sistema y la máxima integración histórica de generación renovable variable de 28.13% debilitaron el sistema.

En ese sentido, Carlos Meléndez, director general del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) dijo que, al momento de la falla, operaron con precisión los sistemas de protección de la CFE para salvaguardar la red y evitar que más usuarios se quedaran sin energía eléctrica.

No obstante, al variar la frecuencia en rangos peligrosos por la oscilación del sistema y con un alto porcentaje de energías intermitentes en la red, se perdió la confiabilidad del Sistema Interconectado Nacional.

Por su parte, Mario Morales Vielmas, presidente de la Comisión Directiva de Planeación Estratégica de la CFE, explicó que debido al número excesivo de permisos otorgados de generación renovable intermitente, una falla que pudo ser aislada por la red aérea de transmisión, generó una condición de inestabilidad, a causa de la alta penetración del 28.13% de generación renovable intermitente, en demanda mínima por el invierno.

“No hay ningún país o sistema eléctrico en el mundo que tenga penetración del 28.13% sin tener una gran capacidad de generación flexible que permita mantener condiciones estables de un sistema eléctrico”, reprochó.

Guillermo Arizmendi, director corporativo de Planeación Estratégica de la CFE (área recién creada por el Consejo de Administración de la empresa), precisó que se estudiarán las fallas simultáneas en el Sistema Eléctrico de Potencia, así como la generación intermitente, que ante una demanda mínima obligan a tomar acciones para fortalecer al SEN, ya que las energías fotovoltaicas y eólicas presentes al momento de la falla no regularon la potencia y obligaron a la CFE a dar respaldo.

La magnitud

En cifras, el problema fue de la siguiente magnitud, de acuerdo con Guillermo Nevárez, director corporativo de Distribución de la CFE:

Durante el desbalance la afectación para la CFE fue de mil 218 a mil 84 megawatts pertenecientes a centrales que se aislaron del Sistema Interconectado Nacional en el área noroeste, por lo que salieron de operación las centrales Empalmes, Agua Prieta, Hermosillo y otros ciclos combinados de productores externos de energía.

En tanto que los productores externos de energía tuvieron una afectación de cuatro mil 84 megawatts, además de mil 714 megawatts de generación fotovoltaica y 877 megawatts de centrales eólicas.

De esta forma, 11 centrales de Ciclo Combinado de CFE salieron de operación, así como dos geotermoeléctricas, cuatro pequeñas hidroeléctricas y una termoeléctrica.

Entraron a respaldar a tiempo, por su generación rápida, eficiente y limpia, las centrales hidroeléctricas La Yesca, Caracol, Angostura, Malpaso, Chicoasén, Aguamilpa, Novillo, Huites y Mazatepec, con dos mil 158 megawatts, algunas de forma inmediata y otras de manera progresiva.

El director general de la CFE, Manuel Bartlett, acusó a la reforma energética de quitarle a la CFE un sistema de planeación para trasladarlo a la Secretaría de Energía y al Cenace, pero por el tamaño de la empresa, ésta no puede permanecer sin un sistema de planeación como lo tuvo durante muchos años.

“La CFE no es el único participante en el Sistema Eléctrico, pero sí es quien mediante su capacidad de generación y su reserva rodante da respaldo a las energías renovables intermitentes, y CFE fue quien resolvió el problema.”, señaló.

Comentarios