AMLO

AMLO se desmarca del caso Felipa: "en Pemex no se dieron cuenta o hubo omisión", dice

López Obrador insistió hoy en que su gobierno no tiene corrupción ni influyentismo y en que, así se trate de familiares, no registrará prácticas “que afecten la transformación de México”.
lunes, 7 de diciembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los contratos asignados a una empresa de Felipa Obrador Olán, prima del presidente Andrés Manuel López Obrador, fueron por descuido o por omisión; la instrucción presidencial: que se actúe conforme a la ley.

De acuerdo con el mandatario, el año pasado, el director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, le informó que la empresa de su prima Felipa participaba en una licitación, que había un posible conflicto de intereses y la instrucción fue que no se otorgaran contratos.

Sin embargo, dijo el presidente hoy en su conferencia de prensa, la empresa de su prima participó en licitaciones en consorcio con otras empresas donde no figuraba su nombre como participante en la licitación:

“El año pasado el director de Pemex me dijo que había un posible conflicto de intereses, y di la instrucción de que no se otorgaran los contratos. Pero luego, como mi prima tiene una empresa, venía contratando con Pemex de tiempo atrás…  se reúne, se asocia con otras empresas, ya no aparece ella como la responsable, participa en otras licitaciones y se les entregan contratos a varias empresas, entre esas, la de mi prima.

“Entonces en Pemex no se dieron cuenta, o hubo omisión, y se entregó el contrato, o los contratos estos”, explicó.

El caso fue documentado por el portal digital Latinus, que dirige Carlos Loret de Mola el pasado jueves; el viernes, el presidente López Obrador instruyó una investigación y aclaración a Pemex que, el sábado, informó cancelaba los contratos de la empresa Litoral Laboratorios Industriales, por haber omitido informar “datos sensible” del posible conflicto de intereses.

López Obrador insistió hoy en que su gobierno no tiene corrupción ni influyentismo y en que, así se trate de familiares, no registrará prácticas “que afecten la transformación de México”.

Además, consideró que en Pemex debieron cuidar los procesos licitatorios para evitar la situación y añadió:

“Afortunadamente tengo la tranquilidad de que cuando me lo plantean (el contrato que buscaba su primera el año pasado) respondo que no. Y eso me da tranquilidad de conciencia, porque no soy corrupto, ese es el problema que tienen mis adversarios, que le pueden buscar y buscar y buscar y no, no me ha interesado el dinero”.

Aunque aprovechó brevemente para diferenciarse con sus “adversarios” sobre lo que dijo es “gusto por el dinero”, que él no tiene, las expresiones fueron más reservadas que en otras oportunidades, habló del empresariado que es honorable y concluyó:

“Yo estoy en contra de la corrupción no estoy en contra de los empresarios, de los verdaderos, porque hay quienes son traficantes de influencia, no son empresarios. Pero bueno… esa es la información”.

En el segundo semestre del año, el mandatario ha enfrentado dos casos relacionados con su familia: el primero fue la exhibición de videos en los que su hermano, Pío López Obrador, aparece recibiendo efectivo de David León Romero para actividades proselitistas y, luego, los contratos de su prima Felipa Obrador con Pemex y otras dependencias y entidades de la administración pública central. Ambos casos han sido expuestos por Latinus.

Comentarios