INE

INE ajusta su presupuesto 2021 para enfrentar recorte aplicado por diputados a su gasto

El Instituto Nacional Electoral emprenderá una estrategia jurídica para demandar la entrega de recursos por mil 500 millones de pesos para financiar la consulta popular de agosto de 2021.
lunes, 7 de diciembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Instituto Nacional Electoral (INE) emprenderá una estrategia jurídica para demandar la entrega de recursos por mil 500 millones de pesos para financiar la consulta popular de agosto de 2021, sobre las responsabilidades de personajes políticos del pasado, porque no cuenta con fondos para su realización.

Hoy, en sesión del Consejo General, el INE ajustó su gasto para absorber, vía ahorros, el recorte de 870 millones de pesos que la Cámara de Diputados le redujo a su presupuesto para 2021.

Tras la reingeniería a su gasto declaró que podrá operar con normalidad el próximo año para realizar el proceso electoral federal de junio.

Pero, argumentó el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, el organismo no cuenta con recursos para la consulta popular promovida por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Insistió en que la organización de la consulta popular requiere mil 500 millones de pesos, pero la Cámara de Diputados "fue omisa al no destinar un solo peso para este rubro” y, por el contrario, se recortaron 870 millones de pesos al INE.

"Para la Cámara de Diputados no existe en el mapa presupuestal del próximo año la consulta ciudadana que tendrá que realizarse el 1 de agosto, por lo tanto, ese instituto, quiero señalarlo, en próximos días interpondrá los recursos jurídicos correspondientes para poder garantizar el derecho de las y los mexicanos de participar en ese importantísimo ejercicio de consulta popular, que es el primero que se realiza en nuestra historia el INE”, apuntó Córdova.

Los recortes

El consejero presidente de la Comisión de Presupuesto, Ciro Murayama, explicó que parte de las economías se hicieron a la instalación de casillas, materiales, documentación electoral, tareas de capacitación e insumos anti covid-19.

Esto porque, debido a que durante meses estuvieron cerrados los módulos de credencialización, actualizaron sus micas o se registraron en el padrón menos ciudadanos de los esperados.

Así, el Listado Nominal de Electores que se tenía proyectado en 94 millones 980 mil personas, quedó en 93 millones 886 mil, o sea 1 millón 94 mil ciudadanos menos.

Eso hizo que todas las demás cifras fueran a la baja: las proyecciones de casillas a instalar se redujeron de 164 mil 550 a 163 mil 224 (mil 326 menos), lo que causará que haya 7 mil 836 funcionarios de casilla menos.

Eso implicará menos material y papelería electoral.

También habrá menos contratación de capacitadores, con ahorro de 120 millones de pesos, 59 millones 811 mil pesos de reducción en gastos de campo y otros 20 millones de pesos menos en materiales y capacitación, entre otros rubros.

Murayama indicó que se aplicó una reducción de 87 millones de pesos en gastos anti covid-19 y decidieron disminuir de 300 a 200 los cubre bocas por casilla, además de que se eliminó la dotación de 3.8 litros de cloro por casilla.

Otros ahorros serán porque parte del año algunas áreas del INE harán trabajos no presenciales.

Más de
INE

Comentarios